Portada / Democracia / Un muerto tras la explosión en un centro nuclear francés

Un muerto tras la explosión en un centro nuclear francés

Fukushima Daiichi

 

Público.12/09/2011.Tras unas primeras horas de alerta máxima, en las que la Administración francesa advirtió oficialmente sobre “los riesgos de fuga” radiactiva, París intentó tranquilizar por todos los canales a media tarde de hoy: Todo estaría bajo control en el inmenso complejo nuclear de Marcoule, cerca de Nimes (sur), tras la explosión e incendio de un horno de fundición de residuos nucleares que dejó al menos un muerto y cuatro heridos .

El ministerio de Interior anunció a media tarde que “ninguna medida de confinamiento o de evacuación” de los asalariados había sido necesaria en todo el complejo nuclear de Marcoule (de 278 hectáreas), tras la explosión a media mañana en un horno de fundición de residuos y el consiguiente incendio, que fue controlado hacia las 13h’00.

Los cuatro heridos “no resultaron contaminados” y la persona que perdió la vida “falleció en la explosión” y no por contaminación radiológica, aseguró el ministerio de Interior. Así mismo, la Autoridad de Seguridad Nuclear (ASN) dijo que no había fugas radiactivas en el complejo nuclar, parte del cual es “Instalación Nuclear de Base” civil, y otra “Instalación Nuclear de Base Secreta”, militar.

La ASN ha afirmado además, poco antes de las 16.00 horas, que el accidente “ha terminado”. “Este accidente no conlleva ningún problema radiológico, ni plantea temas de acciones de protección de las poblaciones”, ha asegurado la Agencia, para añadir que ya han suspendido “la organización de la crisis“.

Las informaciones de normalidad total difundidas por París, que preceden a una inminente visita de la ministra de Ecología; Nathalie Kosciusko-Morizet, contrastan con las indicaciones de la representación del Gobierno en la región a mediodía, cuando reconoció un “riesgo de fuga” radiactiva.

La explosión se produjo antes de las 11h45 en el horno de SOCODEI-CENTRACO, una filial de EDF, y fue seguido de un incendio. En ese horno oficialmente se funden y se acondicionan residuos nucleares metálicos de baja y de muy baja actividad, procedentes de desmantelamientos de centrales o fábricas, de su funcionamiento normal, o de hospitales.

No obstante, en el pasado SOCODEI-CENTRACO ha sido sancionado por la Autoridad de Seguridad Nuclear (ASN) por no respeto de los límites radiológicos del material que, normalmente, debe aceptar en sus hornos. En 2008 y 2011, además, la ASN expedientó a la firma por carencias en sus sistemas de detección de incendios.

El complejo de Marcoule, localizado al norte de Nimes, se encarga de reactores nucleares experimentales, experimentos con residuos, producción de material nuclear para las ojivas y fabricación del combustible de centrales MOX, en cuya composición entra el plutonio, parte de él procedente de ojivas.

Creado en 1956 y clave para el programa nuclear de Francia, está emplazado en su mayor parte en la localidad de Bagnols-sur-Cèze, aunque el accidente de hoy se produjo en la zona emplazada en el municipio de Codolet. Tres de los cinco reactores nucleares experimentalees o militares con que cuenta están paralizados por viejos, y en espera de desmantelamiento, así como varias fábricas de plutonio y cadenas blindadas de material. Una cantidad ingente de basura nuclear es albergada en las zonas militares, donde escapa al control civil.

Las instalaciones de Marcoule

– Un reactor experimental G1 que produce plutonio y está en espera de su desmantelamiento desde 1968

– La Fábrica de Plutonio 1 (UP1), paralizada en 1997, de la que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pretende que haya un desmantelamiento ejemplar.

– Reactor G2, paralizado en 1980;

– El Reactor G3, paralizado en 1984;

– El Reactor Célestin I, en funcionamiento, productor de tritio.

– Una fábrica de MOX (combustible para reutilizar plutonio en centrales electronucleares);

– Una planta de reciclaje de basura nuclear, ya paralizada;

– Inmensos depósitos de basura radiactiva;

– Un reactor experimental de neutrones rápidos, Phénix;

– y el laboratorio Atalante de investigación a largo plazo sobre desechos de altísima actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *