Portada / Editoriales / ¿Hay gobierno en Andalucía?

¿Hay gobierno en Andalucía?

griñan

EditorialP36

05-02-2010.

Desde  el fraudulento   acceso de Griñan a la  presidencia del gobierno  autonómico, el más espeso de los silencios ha cubierto la esfera política andaluza. El presidente no habla sino de su liderazgo interno dentro del PSOE-A. Y  los consejeros ni de eso hablan, temerosos de caer en una futura remodelación. Mientras,   Andalucía, una de las comunidades lideres en la locura del ladrillo, continua encabezando indicadores tan poco positivos como el del desempleo. Más de un  millón de andaluces y andaluzas  están en paro.

Estamos  ocho puntos  (26%) por encima  de la media estatal (18%) en porcentaje de paro. Volvemos pues a niveles de desempleo  anteriores  pero habiendo destruido una parte importante de nuestro capital natural (medio ambiente) y  sin el  débil tejido productivo anterior. Aún asi siguen promoviendo la especulación inmobiliaria como única salida : casos  como el del ilegal polígono de  las Aletas  en Puerto Real,    el parque temático  en Cazorla, el proyecto urbanístico  del Palmar  en Vejer, la urbanización de lujo de los petrodólares Saudí  de Valadez en Estepona ,  y otros ,siguen alimentando la misma  quimera que nos ha conducido a la situación actual De todos estos proyectos el gobierno  de Griñan es cómplice , cuando no promotor..

El ejecutivo andaluz calla cuando se anuncia la ampliación de la edad de jubilación o los años  de cotización  necesarios para el cálculo de la pensión. El autogiro neoliberal de ZP no suscita el más mínimo comentario de nuestros socialdemócratas del sur. Mientras el gobierno central  marcha “como pollos sin cabeza” de un sitio a otro (ora liberal, ora socialista; ora ecologista , ora desarrollista; ora  pacifista, otra militarista; ora centralista, ora federalista) en un intento enloquecido  y suicida de encontrar una lugar  electoral cómodo. El gobierno andaluz padece  autismo político  y su presidente solo  aciert a balbucear  sus problemas internos  dentro del partido. El gobierno español da la sensación que ha enloquecido pero el gobierno andaluz  parece haber muerto.

Este agotamiento político  del PSOE andaluz  es lo que hace parecer como viable la alternativa del PP, no tanto por méritos  propios como por demerito del  gobierno. La alternativa   del PP para Andalucía  no es tal,  es sólo más  de lo peor de lo mismo.  No hay más que analizar  a su líder  Javier Arenas.  En  las últimas semanas  el discurso político de Arenas se ha centrado en dos temas: la promoción de “la cadena perpetua” y el apoyo a los cementerios nucleares. Dos grandes objetivos para Andalucía. Prisión y cementerio,   sin lugar a dudas un “ilusionante  proyecto de vida en común”. Este es el panorama, las ciudadanas y ciudadanos  andaluces tiene ante sí un difícil reto para  el futuro inmediato:   cambiar   sin  retroceder.

2 Comentarios

  1. Estoy totalmente deacuerdo con Javier.
    No puedo aportar algo mas que el no haya dicho.

  2. Andalucía, como te he visto despoblarte y como regueros de pólvora, trasegaban a los los andaluces, en los trenes borregueros hacia Barcelona, Madrid o Bilbao.
    Aquí nos dejaron los cementerios de elefantes como las azucareras, las fabricas de hilos, las tabaqueras, las minas y sus vías, las granjas de vacuno, las acequias de la concentración parcelaria…… Y se fabricaron la “transición” hacia un sistema de gobierno utilizándonos como herramientas, a una juventud ferviente y deseosa de libertad, unos rojos, otros anarquistas, otros jipis, otros demócratas cristianos y nos llevaron a un redil para encerrar nuestra ilusión.
    Nunca creyeron en la democracia, ni en la libertad, ni en el franquismo supieron darle alternativa al poder, dejaron que el propio franquismo hiciera la “transición” y ellos con su silencio, cobardía, miserias, negociaron su parte para ocupar el sillón e ir a rastras del gobierno de Madrid.
    Me llovían palos por todos los costados, desnudo y colgado en una barra de hierro, apoyada en los manifiestos de los partidos políticos, en un lado la la docilidad y la sumisión y en otro la libertad. Opté por la libertad y mis torturadores (que luego fueron, son y serán los defensores de la democracia) me dijeron elige, tu docilidad es silencio y tu “libertad”, tu rebeldía son corrientes eléctricas, palos, humillación y morirás. Claro ejemplo de transición hacia unas condiciones de convivencia dignas, los mismos pero con collares diferentes y este es el resultado.
    El Psoe, el PP, UCD, PC, IU,PA, CCOO,UGT, etc, todos estaban en el lado de la barra de la docilidad y su mente era ocupar el banco y el poder. No existía en su mente la autodeterminación de Andalucía, su independencia, su libertad, su progreso, su cambio político y social, NO. En las mentes no existía una nación andaluza, los vascos y los catalanes son país y nosotros nunca lo fuimos para ellos y el pago por ello lo demuestra la historia , 18 % de analfabetos, 20 % de paro,índices de pobreza extrema, sin tejido industrial ninguno,la agricultura desaparecida, a la cola de las transferencias, la deuda histórica, Canal Sur, cotos de caza por doquier, plazas de toros en vez de bibliotecas, iglesias en vez de gimnasios, proyectos para más cementerios de elefantes…..sumisión, cautividad y queréis cambiar utilizando el mismo sistema para no retroceder, imposible retroceder más.
    El único cambio posible es el que contemple a Andalucía y a todos los andaluces (incluidos los exiliados económicos) como seres humanos . Y para ello se ha de utilizar la sinceridad, la honestidad, la sabiduría, el equilibrio y la armonía.
    En P36 parece obvio, qué todos son culpables menos los andalucistas y hemos de ser sinceros, nuestro sentimiento andaluz nos no puede hacer mirarnos al ombligo, todo lo contrario, para acabar con este desastre hay que hacer la verdadera transición hacia una Andalucía Libre y la lección la tenemos antes nuestras narices, nos han enseñado lo que NO debemos hacer.
    Las herramientas necesarias para conseguirlo no se compran, no se venden, no se intercambian, no se negocian, no se pactan. Un sentimiento es como el aire, se tiene y se vive permanentemente a su lado, si es puro tu cuerpo será más sano , si es viciado tu cuerpo enfermará y el deber de los andaluces es cuidarlo, mimarlo, extenderlo y hacer que todos los andaluces recuperen su salud perdida entre los amasijos de este sistema que nos ha tratado con tanta injustica.Hemos de cambiarlo entre todos los andaluces y para todos los andaluces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *