Portada / Democracia / Recordando a Ken Saro-Wiwa

Recordando a Ken Saro-Wiwa

 

Es de justicia recordar que el 10 de noviembre se cumplen 23 años de la ejecución de Ken Saro-Wiwa y de sus compañeros Ogonis por el gobierno nigeriano para intentar acallar su protesta contra la industria petrolífera.

En efecto, el 10 de noviembre de 1995, pese a las peticiones de clemencia de la Organización de la Unidad Africana (OUA), la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, la ONU y otros organismos, así como de varios líderes internacionales entre los que se contaba Nelson Mandela, Ken Saro-Wiwa, premio medioambiental Goldman y candidato al premio Nobel de la Paz, fue ahorcado junto con Barinem Kiobel, antiguo ministro del Estado de Rivers, que era considerado preso de conciencia por Amnistía Internacional, y otros siete ejecutados: John Kpuinen, Baribo Bera, Saturday Dobee, Felix Nwate, Nordu Eawo, Paul Levura y Daniel Gbokoo.

 

Desde que en 1958 la petrolera holandesa Shell entró en Nigeria y se instaló en el territorio tradicional de los ogonis, la degradación ambiental les hizo perder toda posibilidad de continuar con sus actividades productivas, sin beneficiarse a cambio de ninguna manera de la riqueza generada por la industria petrolera.

 

El Movimiento para la Sobrevivencia del Pueblo Ogoni (MOSOP), comienzó una campaña de denuncia que cobró rápidamente un eco indeseado en el gobierno militar. Saro-Wiwa, nacido en 1941, en el estado de Rivers, era escritor, profesor universitario, funcionario de la administración y empresario y lideró el movimiento sobre todo a partir de 1989.

 

El Movimiento redactó una Carta de Derechos en que reclamaba autonomía política dentro de la federación nigeriana y una redistribucion justa de los recursos de su territorio que revierta en el desarrollo propio que fue adoptado por aclamación general de las personas de Ogoni el 26 de agosto de 1990, en Bori, Estado de Rivers (ver anexo a este artículo el manifiesto ogoni).

 

El Movimiento cobró fuerza en sus exigencias de que la industria petrolera iniciara de inmediato la descontaminación del territorio celebrando su primera gran manifestación en enero de 1993.

 

La situación se fue haciendo tensa, la Shell se ve incluso obligada a cesar su actividad en territorio Ogoni, y Saro Wiwa fue detenido en dos ocasiones en abril de 1993. En junio de ese mismo año se le retira el pasaporte para evitar que acuda a Viena a un encuentro internacional de movimientos de defensa de los derechos humanos. El 21 de junio de ese año es de nuevo detenido junto con otros dos miembros destacados del MOSOP, momento en que Amnistía Internacional lo declara preso de conciencia y comienza una campaña para exigir su liberación.

 

Las petroleras funcionan como verdaderos poderes fácticos. En especial la europea Royal Dutch Shell y la local Nigerian National Petroleum Corporation, estaban devastando el Delta del Níger.

 

Entre el verano de 1993 y la primavera de 1994, una dura represión del ejército del dictador Abacha acaba con la vida de miles de ogonis, cientos de ellos fueron encarcelados y los bienes de otros miles fueron expropiados. Saro-Wiwa fue de nuevo detenido en 1994 junto con otros ocho compañeros del MOSOP y juzgado en un juicio militar sin garantías en febrero de 1995.

 

Parte del mundo vivió estremecida durante los largos meses que transcurrieron desde la detención, en el hasta su ejecución el 10 de noviembre de 1995.

 

La Shell, a raíz de estos y otros sucesos, admitió que, en su momento, había instado al gobierno a una intervención de las fuerzas armadas para sofocar las protestas ogonis. Existen registros de varias solicitudes oficiales de Shell a la Mobile Police Force, las siniestras fuerzas antidisturbios del régimen, para reprimir manifestaciones en contra de su actividad en la zona. La Shell además, proporcionó armamento entre 1993 y 1995 al gobierno del dictador Abacha. La empresa justificó la venta de armas aduciendo la necesidad de defender sus instalaciones petroleras.

 

 

ANEXO: Declaración Ogoni

Nosotros, el Pueblo Ogoni (Babbe, Gokana, Ken Khana, Kan de Nyo y Tai) , compuesto aproximadamente por 500.000 personas, somos una nacionalidad étnica separada y distinta dentro de la República Federal de Nigeria y deseamos atraer la atención del Gobierno y los pueblos de Nigeria a los hechos siguientes :

  1. Que el Pueblo Ogoni no fue conquistado, antes de la llegada del colonialismo británico, ni fueron colonizadas por ningún otro grupo actualmente existente en Nigeria.

 

  1. La colonización británica nos forzó a formar parte de la División administrativa de Opobo de 1908 a 1947.

 

  1. Que nosotros protestamos contra esta unión forzada hasta la creación de la Autoridad Nativa Ogoni en 1947 y su integración en la Provincia de los Ríos.

 

  1. Que nosotros fuimos incluidos a la fuerza en la Región Oriental de Nigeria en 1951 donde sufrimos un absoluto abandono.

 

  1. Que nosotros protestamos contra este abandono votando contra el partido en el poder en la Región en 1957, y contra la unión forzada en 1958.

 

  1. Que esta protesta fue también manifestada contra la inclusión de nuestra nacionalidad en el Estado de Rivers en 1967, Estado formado por varias nacionalidades étnicas con diferentes culturas, idiomas y aspiraciones.

 

  1. Ese petróleo fue golpeado y se produjo en cantidades comerciales en nuestra tierra en 1958 al Ciervo de K. (oilfield de Bomu).

 

  1. Ese petróleo ha minado hasta el momento en nuestra tierra desde 1958 del oilfields siguiente: (i) Bomu (ii) el Oeste de Bodo (iii) Tai (iv) Korokoro (v) Yorla (vi) la Cala de Lubara y (vii) Afam por Cáscara Petróleo Desarrollo Compañía (Nigeria) Limitado.

 

  1. Que en más de 30 años de extraer petróleo, la nacionalidad Ogoni ha proporcionado un rédito total estimado en más de 40 mil millones de Nairas a la nación Nigeriana (N40 mil millones) o 30 mil millones dólares.

 

  1. Que a cambio de la contribución anterior, el pueblo Ogoni no ha recibido NADA.

 

  1. Que hoy, el pueblo Ogoni no tiene:

 

(i) Ninguna representación en ninguna de las instituciones del Gobierno Federal de Nigeria.

 

(ii) Ninguna conducción de agua corriente.

 

(iii) Ninguna infraestructura de electricidad.

 

(iv) Ninguna oportunidad de trabajo para sus ciudadanos en en sector público del Estado Federal, ni en compañías del sector privado.

 

(v) Ningún proyecto social o económico del Gobierno Federal.

 

  1. Que los idiomas Ogoni (Gokana y Khana) están a punto de desaparecer y forzándose la introducción de otros idiomas Nigerianos en nosotros.

 

  1. Que las políticas étnicas de los sucesivos Gobiernos Federales y del Estado están forzando y empujando gradualmente a la población Ogoni a la esclavitud y a su posible extinción.

 

  1. Que la Compañía de Petróleo Shell no emplea a las personas Ogoni ni en el nivel más insignificante en absoluto, desafiando las reyes del gobierno Federal.

 

  1. Que la búsqueda de petróleo graves daños a la tierra y la escasez de alimentos en Ogoni – una región de las más densamente pobladas de Africa (promedio: 1.500 por milla cuadrada; el promedio nacional: 300 habitantes por milla cuadrada.) .

 

  1. Las leyes sobre polución medioambiental y las técnicas de inspección de las autoridades Federales han llevado a la degradación completa del ambiente en Ogoni y han convertido nuestra patria en un desastre ecológico.

 

  1. Que a las personas Ogoni les falta medios educativos, de salud y otros medios sociales.

 

  1. Que es intolerable que una de las zonas más ricas de Nigeria deba revolcarse en la pobreza más abyecta y en la desnutrición.

 

  1. Las sucesivas administraciones Federales han pisoteado los derechos minoritarios defendidos en la Constitución de Nigeria en detrimento del pueblo Ogoni y han creado estructuras administrativas y realizado otros actos nocivos transfirieron la riqueza Ogoni exclusivamente a otras partes de la República.

 

  1. Que las personas de Ogoni desean gobernar sus propios asuntos.

 

Ahora, reafirmando nuestro deseo de seguir siendo una parte de la República Federal de Nigeria, nosotros hacemos las siguientes demandas a la República:

 

Que le sea concedida al Pueblo Ogoni la AUTONOMÍA POLÍTICA para participar en los asuntos de la República como una unidad distinta y separada, haciendo que esta Autonomía garantice lo siguiente:

 

(a) El control Político por personas de Ogoni de los asuntos Ogoni .

 

(b) El derecho al control y uso de una proporción justa de los recursos económicos OGONI para desarrollo Ogoni.

 

(c) El derecho a participar con una representación Adecuada en todas las instituciones nacionales nigerianas.

 

(d) El uso y desarrollo de los Idiomas Ogoni en el territorio de Ogoni.

 

(e) El desarrollo pleno de la Cultura Ogoni.

 

(f) El derecho a libertad religiosa.

 

(g) El derecho a la protección del medio ambiente de OGONI y contra la extensa degradación de su ecología.

 

Hacemos las demandas anteriores en el convencimiento de que las mismas no niegan sus derechos a ningún otro grupo étnico de la Federación Nigeriana y de que su reconocimiento sólo conduce a la paz, la justicia, la estabilidad y el progreso de la nación Nigeriana.

 

Nosotros hacemos las demandas anteriores estando de acuerdo con lo escrito por Obafemi Awolowo:

 

“En una verdadera Federación, cada grupo étnico por pequeño que sea, recibe el mismo tratamiento que cualquier otro grupo étnico, sin importar lo grande que éste sea.”

 

Nosotros exigimos estos derechos como miembros iguales de la Federación Nigeriana que contribuye y ha contribuido al crecimiento de la Federación y tiene el derecho a esperar la compensación de esa Federación.

 

Adoptado por aclamación general de las personas de Ogoni el 26 de agosto de 1990, en Bori, Estado de Rivers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *