Portada / Democracia / Andalucía o la inteligencia colectiva

Andalucía o la inteligencia colectiva

2Mario Ortega./ Quien no conozca el Sur que se levante. El pueblo andaluz os lo va a contar. Imaginaos que el mar, como un caballo blanco, se ha subido a la copa de los árboles.

Andalucía ha frenado a la derecha. Sí, eso es lo que ha hecho Andalucía frenarla y algo más. Exhalar un aliento de esperanza para todas esas gentes de España y Europa que daban a la izquierda por derrotada y resignada por muchos años futuros. Todo seguirá siendo muy difícil, pero ahora en el sur tenemos la palanca para reconstruir a la izquierda.

En Extremadura ya se lo están pensando, no será raro que en unas semanas caiga el gobierno del PP, el primero en caer en este ciclo de gobierno de la derecha española que aventuro algo menos largo gracias a Andalucía. Después vendrá Galicia en 2013. Y después las elecciones Europeas.

Algunos y algunas se empeñan en insistir en que, como siempre, ha funcionado el voto útil en Andalucía, un viejo argumento para ocultar las debilidades propias, el voto útil es esencialmente bipartidista. El voto útil para poner al PSOE donde se merecía hubiese otorgado esta vez todo el poder al PP, o a la inversa.

No, el electorado andaluz, mayoritariamente de valores progresistas, no ha votado útil. Ha votado valiéndose de una de las grandes virtudes de la política, el pragmatismo, opuesto al vicio del utilitarismo. Andalucía no ha querido que “cuanto peor mejor”, no le bastaba la palabra cambio, ha marcado con toda claridad la dirección del cambio y las líneas rojas sobre las que se van a construir las trincheras políticas.

El PP ha perdido en Andalucía desde las pasadas elecciones generales 418.000 votos. Parte del electorado que estaba consolidando con mentiras y ocultismos se ha desmovilizado. De los nueve puntos porcentuales que pierde el PSOE Andaluz, el 4,28% se van a IU, el 2% al PP y el 2,73% a UPyD. Todo indica que la abstención en este caso ha sido una abstención activa, al menos en un porcentaje significativo. Esto es lo que podía pensar un elector o electora de entre ese núcleo de abstención respecto de 2008: “voté al PP en noviembre, no quiero que gobierne Andalucía, luego no voy a votar.”

En esta ocasión no han sido los partidos (IU y PSOE) los que se han aprovechado del electorado para ganar o mantenerse en el poder. Ha sido el electorado de izquierdas el que ha recurrido a su única arma disponible, fundamentalmente Izquierda Unidad. En una inversión del sentido de la utilidad, Andalucía no ha marcado quien debe gobernar si no cuales son las políticas de gobierno que desea mayoritariamente.

El miedo a la derecha (que lo había) no se tradujo el 25M en resignación, se tradujo en acción. Se ha hecho lo único que se podía hacer para intentar parar el alud de políticas que promueven la injusticia social, no es voto útil, es el triunfo de la inteligencia colectiva.

* El párrafo inicial es una recreación de unos versos de Juan Carlos Mestre.

5 Comentarios

  1. Ni el bipartidismo, ni el voto útil, ni la ley electoral, ni los medios de comunicación se presentan a las elecciones. No son actores políticos (aquí me extendiería mucho más para definir lo que es cada cosa y cómo juega). Intentar ocultar el contexto andaluz, las barreras sociopolíticas, los límites propios, la indefinición estratégica, las tácticas a salto de mata, los delirios de grandeza, para impedir un análisis serio de los resultados electorales es una torpeza que no nos podemos permitir. ¿O es que solo diremos que no ha habido voto útil cuando se vote a la opción que a unx le gusta? Insisto ha ganado el pueblo andaluz, y además ha sentado las bases para la redefinición de la izquierda, que tendra que ser una izquierda nueva verde y aquí, andaluza. Y como dijo aquel catedrático, lo demás es “mucho colorín y poco latín.”

  2. Sí Pepe, en Cádiz también recurrió al voto a la izquierda por la vía del PA, y se notó con ese incremento de voto hasta alcanzar, creo de memoria, el 4,9%. Lo siento por Pilar y por el PA que ha hecho una campaña excelente centrando las propuestas en los verdaderos problemas de Andalucía y fruto de un trabajo previo que personalmente reconozco. Créeme que me hubiese gustado un parlamento más andalucista con Pilar dentro. Por supuesto, como imaginarás, que me hubiése gustado también un parlamento más ecologista, pero eso es otra historia.

  3. Mario el pueblo andaluz ha sido sabio, muy de acuerdo, pero ha votado con la nariz tapada , muchos al Psoe y otros a IU, para evitar lo peor. A eso yo le llamo voto útil, no sólo el voto de los partidos mayoritarios. Ha habido mucho voto útil a IU. Está bien que se vaya rompiendo el bipartidismo, a ver si no se convierte en tripartidismo y alguna vez la gente vota lo que le gusta porque se siente identificada, a parte de utilidades.

  4. Desde la noche del 26 de marzo no ha parado de correr una cierta lírica postelectoral, un ejemplo, una frase de esta entrada: El electorado de izquierda a recurrido a su única arma disponible, fundamentalmente Izquierda Unida ¿Era IU la única arma electoral disponible en la provincia de Cádiz? ¿Es que acaso son mas de izquierda los diputados de IU por la provincia de Cádiz que la candidata del PA? ¡Cuidado con las afirmaciones que van por un camino distinto de la realidad!

  5. Estoy de acuerdo con el artículo, pero creo que Andalucía ha votado mayoritariamente a la izquierda, y al partido socialista en concreto. y eso, con todas las puntualizaciones que queramos realizar, es una realidad que no debemos olvidar. Pensar que los votos del partido socialista son un no al partido popular me parece simplificar la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *