Portada / Acción y Cooperación política / Autismo y religiosidad

Autismo y religiosidad

desempleo

 

Tom Rees.26/09/2011.Un nuevo documento sobre los posibles vínculos entre el autismo y la falta de creencia en Dios ha llamado la atención de la blogosfera. El Prof. Catalina Caldwell-Harris, psicólogo de la Universidad de Boston, propia escribió su propia interpretación

No voy a entrar en el propio estudio. Básicamente, se revisaron algunos foros de discusión online  en línea, y también se realizó una pequeña encuesta, yla conclusión  concluyó que las personas con más síntomas de autismo son menos propensos a creer en dios. Se trata, como Caldwell-Harris reconoce, de una  evidencia muy preliminar. Probablemente sería un error  sacar conclusiones apresuradas. Y sin embargo, el resultado parece intuitivamente correcto. ¿Por qué? Bueno, Caldwell-Harris explica que las personas autistas son menos sociales, tiene menos posibilidades de “leer la mente” (es decir, entender lo que está pasando dentro de las cabezas de otras personas), y están menos preocupados por insertarse socialmente  Cualquiera de estos  factores podría contribuir a reducir las creencias religiosas de los autistas en comparación con los llamados ‘neurotípicos” Personalmente, creo que el argumento de la lectura de la mente la más convincente. Después de todo, sabemos por la investigación con neuroimagen que cuando la gente rezan para que ellos mismos en privado , usan las mismas partes del cerebro que cuando se trata de interactuar con personas reales. Si los autistas no están interesados ​​en hacer amigos de verdad de esta manera, ¿por qué estarían interesados ​​en tener un amigo imaginario? ¡Si es difícil para ellos ver a  la gente de carne   y hueso , mucho más difícil  será para ellos aceptar la idea de una mente sin cuerpo, invisible! Pero, ¿qué nos dice esto acerca de los ateos en general? Bueno, no mucho, creo. No es fácil conseguir un buen control sobre cómo el autismo es común – que mucho depende de cómo se define-.. Incluso en los EE.UU., que tiene el número más alto identificado, es todavía menos del 1%. Sin embargo, en los países del norte de Europa,  las tasas de ateísmo  son actualmente cercanas al 50%. Dado que dos tercios de los autistas en la muestra de Caldwell-Harris eran creyentes, entonces es  claro que el autismo es un factor de menor importancia. Esto sigue siendo una pieza fascinante de la investigación psicológica Caldwell-Harris quiere hacer más investigación sobre el  porqué los autistas están menos interesado en la religión.La investigación podría arrojar una perspectiva interesante sobre por qué la religión es tan popular.

Leer el artículo original de la investigaicón aquí: paper0782

Publicado en: http://epiphenom.fieldofscience.com/

Traducción de P36.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *