Portada / Ecología / Campaña viral con vídeos para reivindicar el uso seguro de la bicicleta

Campaña viral con vídeos para reivindicar el uso seguro de la bicicleta

1996511-2755678

 

Pilar Álvarez.El País. 03/11/2010

José, médico, tiene una bici de montaña. Ana, abogada, maneja una con motor eléctrico. Christina, cantautora, se mueve en una de paseo. La de Bimba, modelo y cantante, es de trek. Todos van (y quieren ir mejor) en bici por Madrid. Son integrantes de la asociación Madrid en Bici, una especie de Pepito Grillo del Ayuntamiento, que nació para criticar el olvido del carril bici de la remodelación del eje Prado Recoletos y denunció los últimos recortes en movilidad. Ahora este grupo formado por arquitectos, ingenieros, abogados o artistas ha puesto en marcha una campaña de marketing viral. Quieren recordarle al alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, que Madrid puede ser tan ciclista como Barcelona, Zaragoza o Ámsterdam.

El mecanismo de denuncia es simple. Se necesita un móvil con cámara para grabar un mensaje de presentación (nombre, profesión y la frase: “quiero ir en bici por Madrid”) y enviar el mensaje a un correo electrónico (madridenbici@gmail.com) para sumarse al vídeo. “Es un sistema democrático y elemental para que pueda participar todo el mundo”, explica Belén Moneo, una de las impulsoras de la iniciativa. Se trata de dar la cara y mandar el mayor número de testimonios posible al Ayuntamiento de Madrid. “No solo estamos en un papel. Queremos que nos asocien a una realidad”, explica Moneo, que critica la “falta de voluntad política” para impulsar el uso de la bicicleta en Madrid, donde solo el 0,6% de los desplazamientos son en bici frente al 36% de Copenhague o el 10% de Berlín. “Somos la ciudad de Europa y de España más retrasada en este asunto”, añade.

El principal objetivo es conseguir más carriles que garanticen la seguridad de los ciclistas, pero también hacen hincapié en que el Ayuntamiento cumpla con lo que prometió, como impulsar un ambicioso plan director o el sistema de alquiler municipal paralizado tras los últimos recortes presupuestarios. En julio enviaron una carta al Consistorio para reivindicar la bicicleta “como inversión” y pidieron que no se sacrificara el sistema de alquiler ni la Fundación Movilidad, creada en 2006 en el seno del Ayuntamiento para canalizar medidas y debates. “Aún no nos han respondido”, critica Moneo.

Otra de las caras visibles de esta reivindicación es la cantautora Christina Rosenvinge, que pone el dedo en otra llaga: “la bici ayuda a reducir la contaminación y eso le viene muy bien a esta ciudad”. Hace apenas una semana, Madrid superó los niveles aceptables y el Ayuntamiento lanzó un aviso. El intenso tráfico, sumado al buen tiempo y la falta de ventilación, generó concentraciones muy altas de dióxido de nitrógeno (un gas que puede provocar problemas respiratorios).

La bici es buena para el aire y para la salud. El médico de familia José Zarco, que cada mañana va de Las Tablas al ambulatorio de la calle de Ibiza (Retiro) en bici, la recomienda de corrillo. “Es muy saludable, las articulaciones no sufren, es aeróbico y prolonga la vida”, comenta el doctor, ataviado con casco, chaleco reflectante y mallas. Zarco aboga por prohibir los coches del centro y dejarlo expedito para bicicletas y transporte público.

“El tráfico madrileño es muy hostil”, comparte la cantante Bimba Bosé, que llegó en bici a su último concierto. “No tengo coche”, confiesa la artista, que se ofrece a pintar ella misma los futuros carriles bici. Defiende que es una iniciativa “barata e inofensiva”, como ya calculó la asociación Madrid en Bici. En su última carta al alcalde, estimaron que habilitar la malla de carriles que el Consistorio dibujó para el centro de la ciudad dentro del sistema de alquiler municipal suponía una inversión de 2,5 millones de euros. Un millón para señales verticales y el resto, para pintura de señalización horizontal.

Bimba Bosé, que aparece en el vídeo de la campaña con más de una decena de personas, está orgullosa de apoyar la propuesta: “Cuanto más gente conocida y visible mejor”. Y otra famosa, la actriz Carmen Conesa, se ofrece a ser la siguiente en dar la cara a favor de la bici. Conesa es ciclista urbana desde hace más de 20 años. “La uso todo lo que puedo, pero en Barcelona era más fácil porque es más plana”, admite. La actriz, que disfruta en bici por la Casa de Campo con su hija, se muestra positiva: “Animo a Gallardón, creo que el alcalde se está poniendo las pilas y se está implicando. Entre todos lo podemos conseguir”.

Sus vídeos, en Eskup

ESKUP, la red social informativa de EL PAÍS, mantiene un canal para promover el uso de la bicicleta como alternativa sostenible en el transporte urbano. Se llama Elogio de la bicicleta y lleva abierto desde el inicio del verano. Puede inscribirse en Eskup y subir sus vídeos reivindicando el uso de la bicicleta en Madrid en http://eskup.elpais.com/*elogiodelabici después de subirlos a los canales de YouTube o Vimeo. Solo tiene que copiar la URL y pegarla en el mensaje. – En nuestra web también puede encontrar el blog I love bicis, en el que se reivindica el uso de la bicicleta en los espacios urbanos, se informa en tiempo real de manifestaciones y movilizaciones relacionadas con su uso y se informa de los problemas de los ciclistas que eligen circular por la gran ciudad.. http://blogs.elpais.com/love-bicis.

 

El mapa de calles tranquilas que el Ayuntamiento ve con buenos ojos

Todo empezó con una discusión. “Mejor esta ruta, mejor la otra…”. Iván Villarrubia, arquitecto y músico de 33 años, se tomó en serio buscar el mejor camino y diseñó para el blog En bici por Madrid un mapa de calles tranquilas que ha acabado en un despacho del Ayuntamiento. “Intenté demostrar que Madrid tiene las suficientes calles estrechas y cómodas para ir de punta a punta”, explica Villarrubia. El mapa “tiene apariencia seria y bien hecha”, según una portavoz municipal que confirma que lo están revisando para incorporarlo a su red de calles ciclables (aquellas que pueden ser usadas por las bicicletas). Otra asociación, Madrid en Bici, pide que el plano sirva para reducir la velocidad en las calles marcadas (piden un máximo de 20 kilómetros por hora) y para colocar señales de uso compartido.

Han recibido muchas felicitaciones desde que colgaron el mapa en el blog (que incluye otra versión con el suroeste de Madrid). Pero también críticas. Juan Merallo, veterano miembro de la asociación Pedalibre, aplaude la idea con matices: “Hay calles en el plano que no son tan tranquilas y transitar por determinadas vías estrechas puede suponer que el coche de atrás te azuce”. Villarubia, que ya ha incluido algunos cambios, asegura que él (y su mapa) siguen abiertos al debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *