Portada / Democracia / Claudia Roth: “Los dramáticos hechos de Japón demuestran que la energía nuclear es ingobernable”

Claudia Roth: “Los dramáticos hechos de Japón demuestran que la energía nuclear es ingobernable”

Manifestacion_energia_nuclear

 

La amenaza de un desastre nuclear en la planta de Fukushima I tras el terremoto y el posterior tsunami en Japón ha movilizó el pasado sábado a 60.000 alemanes contra la política nuclear del Gobierno de Merkel. Si la canciller alemana aprobó en 2010 una prolongación de 12 años de la vida útil de las centrales nucleares, tras la situación en la que se encuentra el país nipón y las protestas en su país Angela Merkel anunciaba que “revisará” todas las centrales del país. Algo que para Claudia Roth, líder del Partido Verde alemán, es claramente insuficiente.

SPIEGEL ONLINE: Norbert Röttgen (CDU), ministro de Medio Ambiente, y el ministro de Exteriores Guido Westerwelle (FDP) dijeron el sábado que no es el momento de resucitar el debate nuclear.

Roth: El Lobby nuclear en el Gobierno sólo quiere cerrar los ojos y enviar condolencias. Está claro que no quiere sacar más consecuencias de lo sucedido. El sábado nos planteamos si, con lo que estaba pasando, convenía proseguir con nuestros planes de hacer una cadena humana entre la central nuclear y Stuttgart. Al final lo hicimos el mismo día, muy afectados por los sucesos.

SPIEGEL ONLINE: ¿Qué consecuencias tiene esto para las elecciones del 27 de marzo en Baden-Württemberg?

Roth: Consideramos que no se debe utilizar lo sucedido como arma política en las elecciones. Pero no está bien que Röttgen y Westerwelle expresan su preocupación y, al mismo tiempo, intenten evitar que los alemanes saquen sus conclusiones. Los dramáticos hechos de Japón demuestran que la energía nuclear es ingobernable, por mucho que se extremen las medidas de seguridad en un país como Japón. No es segura al 100% y, por tanto, encierra graves riesgos. Es una irresponsabilidad que el ministro de Medio Ambiente salga a anunciar que aquí no hay peligros y que todo es seguro. Es una política cínica e inmoral.

SPIEGEL ONLINE: ¿Cree usted que la catástrofe japonesa dará alas a los verdes?

Roth: Después de Chernóbil no ganamos inmediatamente todas las elecciones. Creo que la gente sabe diferenciar entre las consecuencias de una catástrofe natural y las exigencias a un Gobierno regional. Pero sí que habrá que pensarse si la política pronuclear del primer ministro Stefan Mappus es segura para el país. Mappus es uno de los responsables máximos de la prolongación de la vida útil de las nucleares, el año pasado. Pero el futuro de Baden Württemberg está en las tecnologías seguras y en las energías renovables. Politizará la recta final de la campaña electoral, que sigue muy igualada.

SPIEGEL ONLINE: Parece imposible que se vuelva a los planes de desconexión anteriores a 2010. ¿Están ustedes dispuestos a algún compromiso o Los Verdes sólo aceptarán la desconexión total de todas las centrales?

Roth: Yo no puedo estar de acuerdo en el retraso de la desconexión nuclear. Se debió sólo a los intereses millonarios del lobby eléctrico. Ahora, el Gobierno tendrá que aclarar cómo piensa garantizar la seguridad. El Gobierno no debe equivocarse respecto a la magnitud de la masa social contraria a la energía atómica. Abarca desde los sindicatos hasta las Iglesias, pasando por diversas iniciativas ciudadanas. El reactor de Neckarwestheim debería haberse apagado en enero, pero los Gobiernos de Stuttgart y Berlín quieren que siga funcionando otros ocho años. Con un reactor tan viejo, es algo enormemente peligroso e irresponsable.

SPIEGEL ONLINE: ¿Qué tiene esto que ver con las elecciones regionales?

Roth: tiene bastante que ver. Con la compra de la eléctrica EnBw, por la que Mappus pagó más de lo que valía, el Estado es propietario de las centrales. Así que el próximo Gobierno regional tendrá la base para apagar las centrales nucleares de EnBw.

SPIEGEL ONLINE: Usted estaba en un acto antinuclear cuando le llegó la noticia de la explosión en la central de Fukushima.Roth: Sí. La horrible noticia cayó como una losa sobre el acto. Quedó empañado por la tristeza y por el espanto. También se extendió la indignación ante una política que valora en tan poco la seguridad de las personas.

 

SPIEGEL ONLINE: Algunos testigos dicen que los participantes hicieron “la ola”. Después del tsunami, no parece de muy buen gusto.

Roth: Yo no lo vi. Donde yo estaba no se hizo. Yo vi a gente conmovida, algunos con cintas en la muñeca o en el brazo en señal de luto. Si se hizo “la ola”, me parece inaceptable y completamente fuera de lugar.

SPIEGEL ONLINE: ¿Se ha acordado del día de la catástrofe de Chernóbil?

Roth: Absolutamente. En 1986, yo era portavoz de Los Verdes. Me he acordado en seguida de las dificultades que había entonces para acceder a la información. Y también me acordé de cómo nos acusaban de sembrar el pánico. Se decía entonces que un reactor ruinoso del bloque socialista podía saltar por los aires, pero que los occidentales eran más seguros. Ahora estamos otra vez a las puertas de un desastre. Pero en Japón, el país de la alta tecnología.

Este artículo ha sido facilitado por el diario SPIEGEL como parte de un acuerdo especial con The Guardian. Para más contenidos del periódico líder en Alemania, visite SPIEGEL ONLINE International.

Publicado en El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *