Portada / Acción y Cooperación política / Cooperación política y P36. (A propósito del II taller sobre cooperación política.)

Cooperación política y P36. (A propósito del II taller sobre cooperación política.)

61136_1185372330157_1703736726_360541_5154853_a

(A María)

El pasado fin de semana hemos celebrado en Granada el II taller de cooperación política, justo el día en el que el BOE publicaba el texto de la Ley que aprueba la reforma laboral ( Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo).

La cooperación política como concepto se ha convertido en una de las cuatro principales funcionalidades de P36, junto con la elaboración de ideas, la publicación de la revista de pensamiento político y la defensa de causas.

P36 es un espacio prepolítico o metapolítico, como se prefiera. No es ni podrá ser un partido político, aunque haya una parte de la opinión pública que le cueste entenderlo porque identifica de forma simplista (o interesado o las dos cosas) política y partido. En P36 hay gente de partidos, por supuesto, como los hay teistas o ateos, futboleros o agnósticos, antitaurinos y defensores del valor cultural de las corridas de toros, pero P36 no se identifica con partido alguno y, excepto en las editoriales, los artículos que se publican responden exclusivamente a la libre opinión de la persona que lo firma (como éste responde exclusivamente a la mía).

¿Qué significa la cooperación política que promueve P36?. Desde mi punto de vista hay dos planos. Uno general: la globalización ha situado al planeta ante tales riesgos y contradicciones que es necesario cambiar por completo la forma de hacer política. La cooperación tiene que prevalecer sobre la competencia, lo sustantivo sobre la representación formal del enfrentamiento, lo realmente importante sobre lo mediáticamente llamativo (el espectáculo). Esto no es fácil ni se puede hacer solo desde una parte so pena de desaparición, pero debe ser una tendencia que se propague desde las opciones más progresistas. Y hay otro plano mas específico: propugnamos la cooperación dentro de lo que hemos venido en llamar “el tercer espacio”, es decir todo lo que se mueve al margen del liberalismo y la socialdemocracia, con exclusión por supuesto de los que no aceptan la democracia como medio o como fin (defensores de la violencia, justificadores de las dictaduras, etc.). Este espacio tiene territorio, valga la redundancia, y una delimitación ideológica. Nosotros y nosotras consideramos Andalucía como una comunidad básica de  cultura, intereses y sentimientos y por lo tanto la consideramos nuestro ámbito natural de participación política. P 36 tiene territorio porque tenemos las raíces en nuestra tierra y, desde ella, vemos y sentimos lo que pasa en España, en el Mediterráneo, en Europa, en el mundo (de hecho su nombre hace referencia a un territorio en conexión con el mundo: “Paralelo 36 Andalucía”). Y tiene una delimitación ideológica como si fuera un pentágono: democracia; andalucismo – federalismo; ecología política; izquierda social y feminismo (póngase en el orden que se prefiera).

Contribuíamos a la cooperación política sobre todo a través de los talleres. En este segundo taller han asistido personas que pertenecen a Compromiso por Málaga, Electores, Convocatoria por Loja, Izquierda Socialista Alternativa, PA – PSA, Los Verdes de Andalucía, Bloque primero izquierda (Granada), IU y activistas que no pertenecen a ningún partido. Hemos discutido cómo apoyar la Huelga General y cómo contribuir a que en las elecciones municipales pueda existir una red de candidaturas, agrupadas en un título o subtitulo común de forma que se combine la autonomía de cada colectivo u organización con la necesaria relevancia de una alternativa común al bipartidismo, innovadora y capaz de dar respuesta a los problemas de Andalucía (y del mundo) en el siglo XXI. P36 es un coadyuvante para conectar lo que surge en la sociedad andaluza, nunca un sustituto de estas iniciativas. No es fácil porque el desarrollismo ha inoculado el virus de la competencia, la desconfianza, el individualismo y el mercantilismo en la política. Pero la cooperación política tiene como principal requisito cambiar la forma de entender la política y las relaciones políticas, sobre la base de la confianza y la generosidad. Poco a poco; pero atención, esta función está en el núcleo de las nuevas necesidades que demanda la reestructuración general de la izquierda que se está produciendo en todo el mundo, incluido el Estado Español y Andalucía, como consecuencia de la insuficiente respuesta de la izquierda tradicional a la crisis. El miércoles próximo, 29 de septiembre de 2010, iremos a la Huelga General contra la reforma neoliberal del mercado del trabajo. Estamos en el comienzo. Lo analizaremos, entre otros temas, en el III Taller de Cooperación Política a celebrar el 27 de noviembre de este año en Sevilla.

6 Comentarios

  1. Comparto y apoyo vuestras mismas inquietudes. Ya va siendo hora de que con lo público, se dejen de comprar voluntades, para seguir gobernando, en vez de generar recursos económicos que dignifiquen nuestra Comunidad y a las personas que vivimos en ella. Sobran palmeros y son necesarias personas comprometidas para generar un verdadero desarrollo del pueblo, para el pueblo y con el pueblo, y opino, que se debería crear un mecanismo corrector, para que aún siendo elegidos, algunos responsable politicos, pudieran ser “corregidos” y no tener que esperar a los cuatro años de mandato. Asimismo, seguir incidiendo en que solo a través de la Educación y de la Cultura, estaremos preparando bases sólidas de futuro, y podremos evitar situaciones de crisis profunda como la actual, que además es a cargo del pueblo. Os sigo, y os animo a seguir.

  2. Estimado agüelo, como comprenderás, para un nacionalista como yo, no solo no me cuesta trabajo decir que Andalucía es una nación sino que siento una enorme satisfacción cuando lo afirmo. Es lógico: soy nacionalista. Pero en este artículo trato de describir, desde mi modesto punto de vista, las nuevas funcionalidades que el transcurso del tiempo están identificando a P36. La única revista andaluza de pensamiento político, que tal vez hoy llegue a los 1.000 artículos, es decir, ya un preciado patrimonio para Andalucía. Precisamente por eso, creo que es importante guardar las formas. P36 no es un espacio nacionalista aunque sí andalucista, de la misma manera que no es un espacio exclusivamente verde (sí de la ecología política, de la izquierda social o feminista. Todos los compañeros y compañeras del Consejo de Redacción se reconocen en el andalucismo con mas o menos intensidad y muchos son claramente nacionalistas (y no solo los vinculados al PA+PSA), pero hay otros que no son nacionalistas. Por eso he preferido utilizar la explicación y no el concepto. Además, este desarrollo (Andalucía es una comunidad de cultura, intereses y sentimientos) aunque no es una definición completa de la nación andaluza, tiene la virtualidad de poner el acento en la identidad social andaluza lo que, como nacionalistas andaluces, nos diferencia históricamente de otros nacionalismos que ponen el acento en la estructura estatal. Yo, como miembro del CR de P36, voy a intentar poner el acento en lo que nos une y no en lo que nos puede separar: la debilidad produce sectarismo y el sectarismo produce debilidad. En P36 queremos practicar justamente lo contrario a eso círculo vicioso, desde el convencimiento de que, en política, no hay verdades absolutas. saludos.

  3. ·…Nosotros y nosotras consideramos Andalucía como una comunidad básica de cultura, intereses y sentimientos y por lo tanto la consideramos nuestro ámbito natural de participación política…”

    ¿Tanto trabajito cuesta decir NACIÓN?

    El primer problema cuando se critica el mercantilismo-marketing político, es caer en él, por comodidad, y no hacer el mayor esfuerzo de explicarle las cosas a la gente, a la que se dice querer defender, tal como son y no como la venden y entienden

  4. Suscribo el artículo de Rafa. Completo. Desde la dedicatoria hasta el punto final.

  5. Hola, llevo unos meses apuntados a la newsletter, pero no encuentro cómo participar en las actividades en directo, como este taller… De hecho no creo que en ninguna newsletter me haya llegado información sobre estos encuentros…
    Un saludo,
    Samuel

  6. bendita lucidez y claridad al expresarla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *