Portada / Está Pasando / Desde una Casa de Maine,se congelan los embargos hipotecarios
Centenares de miles de ejecuciones de embargo hipotecarios estan paralizadas en USA tras el descubrimento de un enorme fraude legal . Reproducimos un artículo publicado en esta semana en el New York Times sobre como y donde comenzó este escandalo que amenaza con dar el tiro de gracia al ya de por moribundo mercado inmobiliario norteamericano y de camino inflar án más la crisis financierar que viene de las subprime

Desde una Casa de Maine,se congelan los embargos hipotecarios

casa

 

DAVID Streitfeld.14/10/2010.

New York Times

La casa que desató el furor nacional  de  ejecuciones defectuosas de embargos inmobiliarios  es de color azul-gris y en se encuetra en estado bastante degradado. En el l porche se amontona uebles y adornos a la espera de la próxima venta. En el camino de entrada hay una camioneta rota. Nadie que vive allí se va a ninguna parte de inmediato.

Nicolle Bradbury compró esta casa hace siete años por  75,000 dolares un gran paso desde el remolque  en el que había estado viviendo con su familia. Pero ella perdió su trabajo y el pago de 474 dólares mensuales de la hipoteca se hizo difícil y luego  imposible.

Debería haber sido una ejecución hipotecaria de rutina, con la señora Bradbury unida a los millones de  ciudadanos anónimos que  en silencio son  desposeídos  de sus casas desde que comenzó la  recesión. Pero ella fue lo suficientemente astuta para ponerse en contacto con una ONG , Pine Tree Legal Assistance, Donde por una vez en sus 38 años, obtuvo un respiro.

Su   ficha  fue sacada, casi por casualidad, por Thomas A. Cox, un abogado jubilado que  trabaja de voluntario  en Pine Tree. Él  conocía  algo sobre las ejecuciones hipotecarias porque cuando trabajó para un banco  se ejecutaron  embargos hipotecarios  durante  todo el tiempo. Veinte años más tarde, había cambiado de bando y, dice, estaba tratando de hacer las paces.

De repente, hay un frenesí por las ejecuciones hipotecarias. Cada fiscal general en el país está participando en una investigación sobre la documentación defectuosa y métodos cuestionables detrás de muchos de ellos. Una audiencia en el Senado está prevista, y las investigaciones federales se han iniciado. El mercado de la vivienda, que se ejecuta en las ventas de ejecución de una hipoteca, está en crisis. Las acciones bancarias cayeron el jueves debido  a que los analistas trataron de medir el impacto en las líneas de fondo de los prestamistas.

Todo esto es en gran parte porque el Sr. Cox se dio cuenta, casi inmediatamente  que    el expedinet de ejecución hipotecaria  de la  eseñora Bradbury no teniabuen aspecto . Los documentos de la entidad crediticia, GMAC Hipoteca, fueron  firmados por un empleado cuyo título fue “oficial de la firma limitado”, un  ´tiulo que según el conociemnto del abogadao no existe

El Sr. Cox finalmente ganó el caso  de deponer al empleado, que casualmente reconoció que él había preparado 400 ejecuciones al día por GMAC y que, contrariamente a sus declaraciones juradas, que no habían sido revisados por él mismo o cualquier otra persona.

GMAC, el país prestamista más grande, llamó a esta omisión  “un detalle técnico”; pero se vio obligado el mes pasado ha  detener las ejecuciones hipotecarias en los 23 estados, incluyendo a Maine, donde debe ser aprobado por un tribunal. Bank of America, JPMorgan Chase y otros prestamistas que utilizan  “ firmantes robados” – el nombre cogido  al  vuelo- han aprobado  también  la  congelación de embargos que tenian prevsitos.

La tragedia de la ejecución de una hipoteca es que algunos dueños de una casa puede nser capaz de permanecer donde están, si los prestamistas están más interesados en la negociación del desalojo. Sin un trabajo, la señora Bradbury no es uno de ellos. Su familia, incluyendo a su hija de 14 años de edad y su hijo de 16 años de edad, vive en las ayudas sociales  

“Mucha gente dice que sólo quiere un viaje gratis”, dijo la señora Bradbury. “Eso no es todo. He trabajado desde que tenía 14 años. Yo no soy perezosa. Sólo estoy tratando de mantenernos juntos. Si perdimos la casa, mi familia tendría que romperse. “

Han pasado dos años desde la última vez  que pagara  la hipoteca, algo que  sorprende incluso a sus abogados.

“Si GMAC  hubiera seguido los requisitos legales, habría perdido su casa hace mucho tiempo”, reconoció Geoffrey S. Lewis, otro abogado que lleva su caso.

GMAC, que comenzó como el brazo financiero de la General Motors, ha recibido 17 mil millones dólares de los contribuyentes en un esfuerzo para evitar que   quebrara  y ahora es propiedad mayoritaria del gobierno federal. Una portavoz de la entidad crediticia se negó a comentar  el caso de la señora Bradbury, ya que todavía estaba en litigio. John J. Aromando de la empresa de Pierce Atwood en Portland, Me., el abogado de GMAC y Fannie Mae,  no  respondieron a las llamadas.

Fannie Mae y GMAC,  y el servicio de préstamos de Fannie,  han gastado mas en el procoeos de desalojo  de  la señora Bradbury que  en el valor de la  casa. Sin embargo sus esfuerzos, no sólo están dirigidos a este  caso , saben que si pierden este caso,  también están,  potencialmente, sentando las bases para  el cuestionamiento  de la ejecución hipotecaria a nivel nacional.

“Los disparos  irán al centro de miles de casos de ejecución hipotecaria”, dijo Don Saunders, de la National Legal Aid y la Asociación de Defensa.

A pocos kilómetros de la frontera de New Hampshire, este zona de Maine no tiene industria en el camino La señora Bradbury creció alrededor de aquí, se casó y tuvo a sus hijos aquí, y se casó por segunda vez aquí. Sus padres todavía viven cerca.

En 2003, su hermano  político se ofreció a vender su casa en una propiedad adyacente a la suya. Fue a través de un lugar  de construcción en la fuente ruidosa. Rodeada por el arce, árbol de hoja perenne . ¿Quién  no quiere ser propietario de una casa, especialmente cuando GMAC Mortgage te dará un crédito por el precio total de la compra y luego otro préstamo para mejorar la propiedad?

“Yo estaba muy feliz”, recuerda ella. “Fue un nuevo comienzo.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *