Portada / Democracia / Dios en el gobierno

Dios en el gobierno

382886_298178223556466_100000928715558_935284_1140520494_n
Concha Caballero.El País.24/12/2011.Cuando era pequeña creía que el color celestial era el azul y que en el cielo se hablaba latín. Con lo que se burlaron de mí no podía pensar que, al final, va a ser verdad y que la marea azul de la que se habla no es sino una oleada que restablece a Dios en la cumbre de todo poder. Al parecer, Dios ha ganado también las elecciones generales y ha vuelto a ocupar el espacio público que le corresponde.

La noticia en otros webs

Cuando esto ocurre en los países árabes, nos recorre un escalofrío de desconfianza y recordamos que la laicidad y la democracia son conceptos prácticamente inseparables. Aquí, sin embargo, se coloca el crucifijo en las tomas de posesión como supremo testigo, una tradición franquista que ningún Gobierno socialista ha tenido el sentido común de derogar. En esta ocasión, la toma de posesión del nuevo Gobierno más bien parecía un acto religioso en los que la mayor parte de sus componentes, comenzando por el propio presidente, preferían jurar sobre la Biblia antes que sobre el texto constitucional.

Ya puestos, deberíamos conocer sobre qué páginas de la Biblia han efectuado su juramento. Puede ser que lo hicieran sobre los magníficos versos del Cantar de los Cantares, pero también pudieron hacerlo sobre páginas más crueles como cuando Yahvé mandó una lluvia de azufre sobre Sodoma y Gomorra, o el momento en que castigó a la mujer de Lot (o a cualquier otra mujer, porque son centenares de referencias parecidas) por desobedecer el mandato de su esposo. Sea como sea, la cuestión es que Dios ha llegado al Gobierno y lo primero que ha hecho es escribir algunas líneas con letra pequeña pero más que significativas. Desde ayer, no existe Secretaría de Estado para la Igualdad. También han desaparecido las secretarías de Cooperación Internacional, Inmigración y Cambio Climático, claro que esta última tenía un carácter completamente ateo al determinar que es la acción del hombre, y no la voluntad divina, la que puede poner fin al planeta. Para cambios climáticos -deben pensar- los que sufrieron Noé y sus hijos sin que se hubiera inventado el motor de explosión. La explicación oficial de estas supresiones es el ahorro de gasto público y la simplificación de la estructura administrativa, pero basta con echar una ojeada al catálogo de secretarías de Estado para comprender que detrás de estas desapariciones hay una opción política evidente.

La ascensión de Dios en el mundo político es directamente proporcional a la desaparición de las mujeres de la esfera pública. No sé si está científicamente comprobado pero dicen que si se jura tres veces ante la Biblia, desaparecen los organismos dedicados a la igualdad de las mujeres. Al menos aquí ha funcionado el ensalmo aunque queda todavía por despejar si va a ser sustituido por un organismo dedicado a la familia, mucho más acorde con la religión, dónde va a parar.

No me consuela en absoluto el hecho de que una mujer ocupe la vicepresidencia, y no porque dude de su valía sino por los términos en que se presenta el nombramiento: una mujer discreta y eficaz. En la Biblia, con algunas excepciones, no se cuestiona la inteligencia de las mujeres. Incluso gran parte de la literatura más misógina se funda en la exaltación del ingenio de las mujeres para enredar y practicar la maldad. Lo verdaderamente discriminatorio de estos textos es el papel subalterno que se nos impone y las alabanzas a la mujer obediente y discreta.

Pero, sobre todo, en la elección del nuevo Gobierno había una voluntad decidida de acabar con la paridad como principio político. Ya sé que las lágrimas de la crisis ocultan el resto de los problemas sociales. Pero cuando se reduce la presencia de mujeres en los máximos niveles, su efecto no tarda en llegar hasta la base misma del sistema social. En las empresas, en los medios de comunicación, en cualquier centro de trabajo y de actividad, se comenzará a no ver tan necesaria la presencia de mujeres. Los que antes disimulaban su monolitismo masculino, lo exhibirán y nuestra igualdad se hará algo más complicada y lenta. Pero, aún así, llegará. Quiera Dios o no quiera.

2 Comentarios

  1. ADMIRADA CONCHA: SIGO TUS COMENTARIOS CON GRAN INTEREZ, PERO CON ESTE ME E ANIMADO A HACER ESTE PEQUEÑO COMENTARIO, PORQUE DETESTO EN EL TU SENCIVILIDAD,TU INTELIGENCIA, TU CULTURA Y TU HIRONIA, SOLO ME QUEDA DESEARTE LO MEJOR NO SOLO PARA EL NUEVO AÑO, SINO PARA SIEMPRE Y QUE LA MADRE NATURALEZA TE CONSERVE ESAS VIRTUDES Y HOTRS MUCHAS MUCHAS QUE SE QUE POSEES. SALUD Y LIBERTAD. PERDONA LAS FARTAS DE OTOGRAFIA PERO ES QUE EL GOBIERNO DE OTRO DIABLO NO GARANTIZABA NI MUCHO MENOS LA ENSEÑANZA GRATUITA Y OBLIGATRIA. (NASI EN 1938)

  2. Pueblos en pie!!! Venceremos!!!

    Totalmente de acuerdo, mi admirada Concha. Aunque debemos considerar también las inmensas alegrías que en su travesía del desierto los clerical$ociata$ habrán de disfrutar, en el vía crucis de entragada “pasión” que los ellos mismos, obsequiosos, han legado a los marianistas.

    Ahora, fuera ya de la Moncloa, Zapatero -hermano de un obispo- podrá escuchar alguna de las cadenas clericalfa$ci$ta$ que auspició: Radio María, Intereconomía o la COPE. Sus dos hijas góticas se deleitarán con los rosarios del Papa y su mujer entonará en la ducha el Ave maría de Haendel a la hora del Angelus. Y todas las huestes del belén sociata alabarán a su señorito del Vaticano con la misma fruición demostrada en la última apoteosis nurembergiana del JMJ en Madrid.

    Esa corriente del “socialismo cristiano”, tan extraña como un pingüino en el sahara, despertará al fin pletórica de fe. Bono, la Pajín y demás acólitos del nacionalcatolicismo rojipardo, ya sin tapujos alcanzarán el éxtasis apretándose el cilicio y gemirán antes de los maitines fustigándose con flagelos de varias colas.

    Los hijos putativos de Pablo Iglesias -si este último hubiese sido franciscano- seguirán viendo a sus hijos indoctrinados por la rancia “moral” clericalfranquista, que ellos ampararon. Gozarán contemplando como su labor pastoral de ceder soberanía al estado extranjero vaticano, va ampliándose para mayor gloria de su Obra. No sólo eso, el mismísimo san José María se sentirá sociata en el mundo de ultratumba, aplaudiendo a rabiar al saber que las tierras de municipios pobres, los monumentos milenarios sufragados por el Estado, los colegios públicos van acercándose a los altares para ser deglutidos sin empacho.

    Todos los monaguillos y monjas alféreces de la redención del proletariado que acaban de entregarle las llaves de la capilla a sus camaradas peperos, al no tener ya las cargas que impone las artes del disimulo y la intriga politiqueros, emplearán su tiempo en desplegar en casa “nacimientos” con sus pastorcillos y “caganets”, con profusión de adornos navideños y banderitas castellanas con el jesusito asomando por sus balcones. El 29 de diciembre en Almería, el 2 de enero en Granada o en el agosto malagueño, entre otros gloriosos eventos, seguirán vivaqueando a la inquisición españolista de la JONS y en semanasanta impartirán su doctrina a los extranjeros despistados que, al llegar a Andalucía, volverán a quedarse estupefactos al ver a los penitentes nazarenos, preguntándose si el kukluxklán al fin se ha hecho nación en su tierra prometida.

    En fin, pepero$ociata$ lamezurraspas del imperio del B-XVI, seguid con vuestros bucles bipartidista y vuestros obscenos 69’s ideológicos. Hasta cuando podáis, porque cada vez mayor número de andaluces hemos decidido, entre arcadas de INDIGNACION, que todo lo que representáis y quienes os apoyan serviles, nos dais ASCO…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *