Portada / Andalucismo / Dura crítica al Congreso Constituyente de EQUO por parte de la corriente Andalucía Ecológica

Dura crítica al Congreso Constituyente de EQUO por parte de la corriente Andalucía Ecológica

Piet-Mondrian-PS3La corriente de opinión Andalucía Ecológica hace pública una dura crítica al Congreso constituyente de EQUO previsto para los días 7 y 8 de julio, a la vista de la total carencia de debate estratégico político real, la imposibilidad de que EQUO Andalucía se presente en el congreso con entidad propia, y las escasísimas garantías democráticas con las que se está abordando el mismo.

Es dramático que se haya roto en tan poco tiempo con la posibilidad de debates políticos claros y abiertos a nivel de Andalucía, incluso con injerencias para obstaculizar el desarrollo de un EQUO Andalucía que se federe en EQUO en igualdad de condiciones que otros territorios donde los referentes de EQUO van a ser otras organizaciones políticas ya consolidadas, como es el caso del País Valenciano, donde está Compromis y el caso de Baleares donde esta Iniciativa Verds.

Como socias, socios y personas simpatizantes de EQUO en Andalucía no podemos permitir que se consolide un modelo asimétrico, donde el federalismo es una mera palabra sin realidad orgánica y estatutaria, relegando a Andalucía a un mero apéndice de Madrid. Y todo se está preparando para que así sea.

Si a esto añadimos que el gran fracaso electoral de EQUO en Andalucía ha sido debido a la incomprensión de las claves sociopolíticas de nuestra tierra y a un dirigismo que ha impedido hasta ahora articular un proyecto sólido de la ecología política en Andalucía, destruyendo el capital político acumulado con mucho esfuerzo durante años, consideramos que insistir en el mismo camino llevará a un rotundo fracaso en Andalucía y, consiguientemente, al debilitamiento del proyecto en España. Lo que decimos ya se demostró en las pasadas elecciones autonómicas donde EQUO llevó a un descenso del 20% en el apoyo a la ecología política en Andalucía.

Denunciamos en este comunicado el obstruccionismo por activa y pasiva de algunas mesas provinciales andaluzas, que han evitado primero, llevar los planteamientos organizativos y políticos de Andalucía Ecológica a sus asambleas, y han ralentizado después, decisiones determinantes con objeto de impedir la constitución pre-federal de EQUO Andalucía. Entendemos que con el único fin de debilitar nuestra autonomía política.

Criticamos duramente también la falta de debate político estratégico. Las decisiones de la Comisión Gestora han desviado en muchas ocasiones los debates hacia cuestiones interrnas que no consideramos relevantes, y han conducido el proyecto a la inanición política y estratégica.

Añadimos a esta crítica el hecho de que se mantengan los censos de EQUO en secreto, sin haber sido publicados en ningún momento, y nunca en los procesos electivos y de primarias que se han llevado a cabo, que han sido muchos. El conocimiento común de los censos es básico en la democracia de las organizaciones, mucho más cuando se han elegido en base a ellos personas que luego habrían de defender públicamente nuestras ideas.

La inanición política y el derrumbe del proyecto que aventuramos, lo estamos comprobando ya con la escasa capacidad de intervención sobre los temas más graves que están pasando y para los que la ecología política tiene respuesta clara desde hace años. Esto es especialmente grave en Andalucía.

En Andalucía, concretamente, se ha ignorado la decisión de nuestro pueblo en las pasadas elecciones y su mayoritario posicionamiento ideológico a la izquierda y progresita.

Además, en temas claves para la ecología, como el asunto del Algarrobico, Valdevaqueros, los recortes del gobierno central y su traducción por el gobierno andaluz, el rescate, los eres, y otros han sido ralentizados, perdiendo el sentido de la oportunidad en la intervención pública dese y por Andalucía.

La Mesa Andaluza ha sido completamente inoperativa no impulsando la construcción de un EQUO Andalucía consistente que se federe en un EQUO estatal.

33 Comentarios

  1. ¿Ser ecologista está reñido con escribir bien: con una estructura en la que quede claro lo planteado en pequeños párrafos ?
    No me extraña q JM no se haya enterado de nada. Yo tampoco.

  2. Ha sido, es y parece ser que será costumbre en EQUO disparar al pianista. Esto es, atacar a las personas sencillamente por que defienden ideas dinámicas abiertamente y poniendo sus nombres y apellidos. Así ha sido en muchas, muchísimas ocasiones. Lo importante no han sido las ideas, si no mantener un equipo directivo (ahora comisión ejecutiva “Federal”, para nada federal) fiel y en silencio cómplice de un aparatichi a sueldo en Madrid (primero 5, luego 4 y ahora, pues 2, 3, 4, 5?, según las cuotas, que por cierto han ido en un gran porcentaje a pagar nóminas, y cero patatero para las asambleas provinciales) Estamos criticando a lxs políticxs profesionales y en Equo se profesionaliza la política. Lo importante deberían ser las ideas y no los detalles o las acusaciones nominativas, o las personas que las defienden. Y por supuesto los resultados sociales y políticos de esas ideas. Hasta ahora Equo ha llevado al fracaso a la ecología política andaluza a nivel electoral y a nivel de influencia política. En han Andalucía se han perdido el 20% de los votos.

    No proponíamos un tipo de cuota especial para Andalucía, decíamos que se ha impedido (y así ha sido, pues sabéis que he estado en EQUO y en la gestora desde el principio y tengo muchos datos para afirmarlo) la articulación organizativa de EQUO en Andalucía y el debate en asamblea andaluza, con carácter previo al Congreso. No queremos ni más, ni menos, solo igualdad. No tenemos nada en contra de Compromis o ICV de Baleares, al contrario, nos parecen dos ejemplos exitosos a seguir. No estamos en contra de una persona un voto, pero no queremos reglamentos amañados que desvirtúen precisamente eso.

    Ha habido injerencias de Madrid (lo digo así para no nombrar a nadie en concreto) para evitar que EQUO en Andalucía funcione como una unidad orgánica y política de cara al congreso, entendiendo la composición mayoría-minoría si existiese, no se ha permitido ni deliberar ni votar a nivel andaluz, no lo ha permitido Madrid ni sus quintacolumnistas andaluces, el actual portavoz a la cabeza y en contra de su propia asamblea). Se ha impedido el debate estratégico andaluz utilizando a personas, tal vez demasiado inocentes, frente a esa habilidad oenegeista de quienes mandan para hacer ver que es democrático lo que sencillamente es totalitario.

    Tras ver la propuesta de estatutos y cómo se iba a plantear el reglamento del Congreso, estaba muy claro que si Andalucía no va unida previo debate en Asamblea andaluza, íbamos camino de un EQUO asimétrico donde Compromis y ICV en Baleares tendrán un estatus especial. Hay mucha gente en Andalucía que piensa que en esto como en otras cosas, no podemos ser ni más ni menos que nadie.

    El interés de que la Comisión Federal de EQUO se eligiera en el Congreso por parte de un amplio grupo de personas de la gestora es para que esa comisión no tenga carácter federal. Nos parece básico que sean las federaciones autonómicas las que elijan a sus representantes, y no que las personas de Andalucía elijan si les gusta o no a alguien de Murcia o de Valencia o de donde sea, por ejemplo, a quien por otras parte no conoceremos por mucho que queramos en su actividad política cercana, debería ser la gente de su propia comunidad (con todas representadas) la que elija a sus representantes. Esto garantiza la representatividad realmente federal en el máximo órgano que ya tiene EQUO, sin tener estatutos, ahí es ná.
    Cuando hicimos pública la agrupación de personas de EQUO en Andalucía en torno al texto “Del 25 de marzo al futuro, por un proyecto de la ecología política para Andalucía”, que podéis ver en el blog http://andaluciaecologicas.blogspot.com.es, se disparó contra las personas que lo suscribíamos, particularmente contra mi, en lugar de afrontar la opinión y la crítica de las ideas.

    En la mesa andaluza se quiso decidir que la corriente de opinión Andalucía Ecológica era inoportuna, a lo que me opuse claramente, finalmente la mesa andaluza decidió por mayoría que se preguntara a las asambleas sobre la conveniencia o no de la corriente de opinión. Más cultura antidemocrática no se puede tener, prefiero pensar que es fruto de la ignorancia del pasado, de la historia, de las ideas de la democracia.

    Para muchas personas es sencillamente alucinante que se pregunte sobre si las personas se pueden agrupar entorno a ideas cualquiera que sea el momento que vive un proyecto, opino que la cultura democrática es nula si así se piensa. Con este argumento, y arguyendo que el país lo está pasando mal, un gobierno totalitario podría prohibir los partidos políticos hasta nueva orden. En este asunto también hubo injerencias madrileñas documentadas.

    Y sí, nunca se ha debatido sobre Politica y estrategia política, los tres documentos que se plantearon para el congreso son una continuidad del programa, sin menospreciarlos, decimos que eso no es una estrategia. Pero he ahí que el líder filtrea con IU y lanza un mensaje claro. la prensa será lo que sea, pero entendió perfectamente por donde iba la historia. Entregar a un Equo despolitizado ¿a cambió de qué? el futuro nos lo dirá.

    Como ejemplo de lo que es una estrategia también podéis ver en el blog lo que queremos defender en Andalucía: “Por un proyecto ecosocialista andaluz, estrategia política 2012-2014, evidentemente las ideas no son solo mías, sólo he sido el redactor. Hablamos abierta y claramente desde y por Andalucía y ponemos nuestros nombres. El líder no ha hecho esto nunca.

    Si las líneas estratégicas y el análisis contextual y proyección de futuro no se definen democráticamente, cuando ocurran cosas, que ocurrirán, quienes estén en los órganos de dirección tendrán las manos libres para hacer lo que les venga en gana. El resultado del congreso, sin estatutos, y con una comisión ejecutiva no federal certifica con claridad esta afirmación.

    Por otro lado me ahorro, por razones evidentes, el justificarte la inoperatividad de la mesa andaluza y la falta de oportunidad en las intervenciones relevantes. He sido miembro de ella como co-portavoz en Granada. Por no hablar de la ausencia de contundencia en el mensaje político público, que no está reñida con una profunda elegancia. EQUO es inocuo, y no están los tiempos para eso.

    También he vivido de primera mano cómo algunas mesas provinciales andaluzas han decidido no llevar a sus asambleas y no difundir nuestras ideas (tengo datos). Nunca se quiso, por quienes podían tambiién desde Madrid, crear una lista de correo de personas asociadas y simpatizantes andaluza, ya sabéis que solo una minoría usa la equomunidad, aunque solo fuese para distribuir documentos y notas de prensa (un acuerdo de la primera mesa andaluza antes de las elecciones aquí, que se incumplió, como otros.)
    El que en la papeleta de las elecciones andaluzas apareciera el logo con EQUO y Andalucía abajo, se estuvo retrasando hasta uno o dos días antes del plazo de presentación (una llamada de emergencia mía en la que dije, por favor, ponedle Andalucía debajo y ya está, porque se estaba entreteniendo el tema con el asunto de un nuevo logo, ya sabéis, esos procesos de aparente democracia donde la gente discute sobre el logo, pero no sobre las cuestiones relevantes).

    Nos tuvimos que presentar como EQUO en la papeleta, y no como EQUO Andalucía (otro acuerdo de la mesa andaluza incumplido por quien o quienes corresponde en Madrid). Esto último solo es un indicador y una señal, que luego se tradujo en una encuesta de EL PAÍS donde la opción que menos defendía a Andalucía era EQUO (por debajo de UPyD). Tengo muchos más datos que condujeron al estrepitoso fracaso electoral, con lo que está cayendo en Andalucía, pero me va a salir esto muy largo.

    La necesidad de una Asamblea presencial andaluza para el 16 de junio (al estilo de la asamblea de Rivas, a la que al parecer sí se le da legitimidad) fue aprobada por cuatro provincias: Sevilla, Granada, Jaén y Huelva. Con esto sería más que suficiente para haberla convocado antes del 16, como propuso a debate en el resto de asambleas la de Sevilla, máxime teniendo en cuenta que partía de Sevilla (con el triple de censo que cualquiera de las demás provincias (tal vez con Málaga o Cádiz no salga esta cuenta y sea en tono al doble). Pero es que se propuso así por Sevilla, para que Andalucía en su conjunto propusiera las enmiendas andaluzas en el Congreso, antes del 19 de junio. Las mesas provinciales de tres provincias (no diré cuales no convocaron a sus asambleas para decidir), es más dijeron que las habían convocado o para el mismo 16 o para después. Si esto no es un bloqueo, a ver que es. Sobre este asunto hay más y más grave, pero francamente, creo que con lo dicho es suficiente. Si se permitieron por unas razones u otras asambleas autonómicas en Galicia, Cataluña, Pais Valencia, Baleares y Pais Vasco. ¿Ustedes me dirán porqué se bloqueó la andaluza?

    En cuanto a la falta de democracia sólo decir que nunca, nunca, nunca se publicaron los censos antes de un proceso electivo o de primarias en el que participaran más de una provincia. Y cuando digo censo no me refiero al número de asociadXs y simpatizantes, que tampoco se ha hecho hasta hace poco, me refiero a los nombres y su ubicación, Cuando se eligen personas esto es el ABC de la democracia, si no sabes quien es tu cuerpo electoral ¿a quien te diriges? ¿cómo valoras el asunto? De este modo solo se consigue que las provincias (o autonomías reconocidas) con un gran censo impongan a sus personas simplemente por que allí las conocen, las que son de fuera no tienen ninguna posibilidad salvo pactos encubiertos. Por no entrar en cuestiones de federalismo y circunscripción electoral. Sobre esto también tendría mucho que decir.

    El reglamento del Congreso era lo primero que se tenía que haber abordado, y no lo último y con prisas. Sin reglas del juego democráticas la democracia es imposible. Un Congreso de delgadxs y socixs es sencillamente una chapuza. O lo uno o lo otro. Las personas delgadas tendrán que dar las explicaciones en sus asambleas sobre lo que finalmente votaron y porqué, la democracia exige acuerdos, cintura y consensos tras el debate, esto les supondrá desgaste personal. Quienes vayan por si mismas, tras haber participado en sus asambleas (además de votar 1+más la parte proporcional de voto que le corresponda a su delegación) solo tiene que responder ante sí mismas. Creo que con esto es suficiente, habría también mucho más.

    No se puede ir a un Congreso donde las reglas (las cartas) están marcadas. Hice la quiniela de quienes iban a salir en la Comisión Ejecutiva “Federal” y acerté 13 de 14. Incluso acerté que serían 14. No era difícil, ya sabéis que si la ecología política tienen virtudes una de ellas es la capacidad de pronóstico.
    En cualquier caso esta es mi opinión y la de un grupo más o menos amplio de personas en Andalucía.

    De verdad, Muchas Gracias por vuestro interés.

  3. Curro, Andres y demás compañeros.
    No quiero un EQUO heredero de los reinos de taifas regionales de la confederación. Ese no es el camino al que por desgracia vamos encaminados.
    Tampoco quiero un EQUO en los que no decidan los afiliados y decidan los “lideres” como pasaba en la confederación, quiero un EQUO horizontal.
    ¿Por qué intentamos repetir los errores anteriores?
    Vamos a dedicarnos a trabajar y a participar

  4. Soy andaluz, residente en Madrid y afiliado de Equo. Quiero llamar la atención sobre la critica que se hace en el texto al modelo asimétrico al que se dice que vamos encaminados en la articulación federal de Equo. Se revindica a renglón seguido para Equo Andalucía un status equivalente al que tienen o acabarán teniendo dentro de Equo IdPV en el País Valenciano o IV en Baleares.

    Cabe analizar primero que es lo que proponen desde esas organizaciones cara al Congreso de Equo: un modelo confederal en el que cada organización territorial desde su plena soberanía, si lo desea, se relacione con Equo en el conjunto del Estado mediante una relación bilateral. No niegan por tanto el derecho a otras organizaciones vinculadas a un territorio a establecer una misma vinculación con el Equo federal. De aprobarse un modelo así y siguiendo con esa lógica no tiene porqué haber más asimetría que la derivada de la decisión que cada Equo territorial tome:

    a) Podrán seguir formando parte de Equo como lo vienen haciendo hasta ahora, como parte de una misma organización estatal y desde una gran autonomía en las competencias sobre la acción política y la regulación orgánica vinculada a su territorio.

    b) O podrán registrarse como partido con personalidad jurídica propia, elaborar sus propios estatutos para pasar a regirse por los Estatutos federales de Equo de manera subsidiaria, es decir, sólo en aquello no regulado en los suyos propios. Y a partir de ahí establecer una relación bilateral con las estructuras estatales de Equo y otras organizaciones dentro de Equo.

    Si mayoritariamente Equo Andalucía opta por la posibilidad a, habrá que asumirlo desde quienes prefieren la opción b.

    La duda que surge, es si en la práctica esa segunda posibilidad b sólo queda reservada para los partidos prexistentes a Equo y firmantes del Manifiesto 4J por el que están vinculados a Equo en P. Valenciano y Baleares, y que, al contrario que otros partidos que confluyeron en Equo, no se han integrado en la organización Equo estatal y no desean hacerlo. Es evidente que esos partidos, con cargos electos en los respectivos parlamentos autonómicos y un apoyo social y electoral demostrado están en situación de pedir muy diferente respecto de cualquier otra organización territorial de Equo que quisiera, como esos partidos, asumir con Equo el tipo de vinculación que le interesa, pero sin renunciar a seguir como hasta ahora, siendo organizaciones políticas soberanas e independientes.

    Yo personalmente creo en un modelo en el que los Equos territoriales no tengan forma jurídica propia y formen parte de un mismo partido. Eso sí, un partido de carácter marcadamente federal y con un alto grado de autonomía. En absoluto creo que ello sea sinónimo de que esas organizaciones territoriales sean un apéndice de Equo Madrid. Y a partir de esa estructura veo que lo razonable sería que un Equo articulado de esa manera pueda, desde su soberanía como organización, y de manera consensuada entre sus territorios y afiliadxs, llegar a protocolos de asociación con esos otros partidos hermanos: IdPV, IV, etc… No quiere decir por ello que esos partidos ocupen en solitario el espacio de Equo en sus respectivos territorios.

    Prefiero ese modelo al que plantean desde Valencia o Baleares y que viene a apostar no por un partido de personas sino por un partido de partidos con una fórmula confederal en la que los elementos compartidos a nivel estatal son de tan livianos casi inexistentes.
    Salud,

    Sergio

  5. Gracias David Palomino por poner el texto del manifiesto aprobado en Granada que veo por primera vez. Me llama en todo caso la atención que el texto te lo manden desde Sevilla. Yo pertenezco a la Mesa de Coordinación de Sevilla y llevo meses pidiendo ese texto a mis portavoces sin obtener respuesta. Eso es nada más una muestra de como hemos llegado donde hemos llegado. Por otra parte Manuel coincido contigo en que no es momento de estos rifirrafes, pero no estamos en esta pelea por gusto, sino porque se nos ha llevado hasta aquí. No es justo decirle a quien lleva meses intentando dentro de EQUO que se cumplan unos mínimos democráticos sin resultado y soportando ataques e insultos que no puede protestar ahora. Te pongo un ejemplo. Tú expresas una opinión con la que yo no estoy de acuerdo. Pienso que EQUO debe ser más federal o incluso confederal que centralista, pero respeto que tú tengas esa opinión. Lo que no es admisible es que se haya querido truncar el debate sobre algo tan básico desde el principio. No construyamos EQUO Andalucía. Esperemos a que en Madrid (en un modelo de congreso manipulable por simpatizantes y afiliados de Madrid) se nos den unas normas y después hagamos EQUO Andalucía con normas que no se ha dado EQUO Andalucía. Lo siento pero no me vale. Eso no se llama federalismo. Es defendible, por supuesto que sí, pero definámoslo como lo que es; a eso se le llama “centralismo”. En democracia las cartas deben estar encima de la mesa y no trucadas.

  6. Tengo que agradecer a la corriente de opinión de EQUO Andalucía Ecológica la publicación del texto en P36 que ha permitido a simpatizantes de EQUO enterarnos del debate interno, poniendo en evidencia determinados posicionamientos:
    • Convertir argumentos y razones políticas en cuestiones personales.
    • Hacer juicios de valor de posibles intenciones sin responder a los argumentos y razones que se exponen.
    • Aplazar para mas tarde decisiones que son básicas y fundamentales para el funcionamiento y la democracia interna de cualquier organización.
    • Convertirse en cánnon y juez de “incompatibilidad de los valores” de una organización, de la parcialidad, oportunidad, conveniencia, coherencia y legitimidad de un necesario -como lo demuestran los comentarios suscitado por el texto- debate democrático. (Ver en Facebook Gerardo Galán)
    • Primero Madrid, después Andalucía.
    • Una organización federal/confederal es un error, luego es mucho mejor el centralismo.
    • El Guadalquivir no es Andaluz, es universal…

  7. Hola. Ante la queja de que el manifiesto aprobado en Granada no está disponible he mirado en los correos recibidos desde Sevilla después de la Conferencia Política y he visto que teníamos el Manifiesto. He pedido a nuestro colaborador que se encarga del blog de EQUO Jaén que lo cuelgue en http://www.equojaen.org
    De todos modos lo pongo aquí:
    MANIFIESTO DE EQUO-ANDALUCÍA

    EQUO es una organización política formada por personas comprometidas con las libertades, la equidad social y económica, y la sostenibilidad ambiental, e integrada en el Partido Verde Europeo. Constituimos el proyecto específico de EQUO-ANDALUCÍA para ofrecer una respuesta activa, transformadora y de futuro a los problemas que padece nuestra comunidad autónoma con un programa de medidas concretas fundamentado en nuestros principios de ecología política, equidad social y democracia participativa. Representamos la evolución de la izquierda tradicional, basándonos en la prioridad de los derechos humanos, económicos y sociales de la ciudadanía, y orientándonos hacia una transformación profunda de las estructuras económicas y sociales actuales.

    En EQUO-ANDALUCÍA consideramos que la crisis que padecemos en todos los países desarrollados tiene un carácter sistémico: no es sólo económica, sino también social y ambiental. Tiene sus raíces en un sistema económico y de poder que explota a las personas y a la naturaleza con una dinámica disparatada de producción y consumo, sin tener en cuenta la limitación de los recursos naturales, y que fomenta artificialmente cada vez más necesidades materiales insatisfechas. Las políticas neoliberales imperantes están incrementando la concentración de poder y riqueza en manos de grandes corporaciones multinacionales, hacen de la especulación y la codicia los valores supremos, y someten a la democracia reduciéndola a algo formal. La ciudadanía tiene cada vez menos participación real en la toma de decisiones.

    Las andaluzas y andaluces estamos padeciendo de forma particularmente cruda esta situación como consecuencia de las políticas de desarrollo económico basadas en la economía especulativa del ladrillo con la proliferación de construcciones en nuestras más hermosas costas y sierras, la promoción de un turismo insostenible y el control por multinacionales de nuestra producción agraria y su comercialización. Los índices de desempleo y de pobreza son intolerables, como lo son la falta de expectativas laborales de nuestras y nuestros jóvenes, la discriminación salarial de las mujeres y las tasas de empobrecimiento de las familias. Contemplamos con indignación cómo se degrada nuestro patrimonio natural, cómo se ha expoliado el sistema financiero andaluz y cómo se nos está obligando, otra vez, a emigrar.

    Los partidos tradicionales que vienen gobernando las administraciones estatal y autonómica, los ayuntamientos y las diputaciones, han jugado un papel de cómplices, cuando no de agravantes, de estas situaciones. Más preocupados por mantenerse en el poder y aprovecharlo en beneficio propio, han consolidado prácticas cada vez menos representativas de las necesidades e intereses de la ciudadanía, opacas a su conocimiento y control, caldo de cultivo propicio para la corrupción y el amiguismo. Ahora que nos han llevado a un alto endeudamiento de las administraciones públicas sólo se les ocurre solucionarlo mediante recortes y privatizaciones que perjudican nuestros derechos. Pretenden sacarnos de la crisis con las mismas recetas que nos han conducido a ella.

    Por eso cada vez más mujeres y hombres no nos sentimos representados por esos políticos ni por esos partidos. Queremos tomar la palabra y las riendas del proceso de transición a una sociedad más justa y solidaria. No nos conformamos con la indignación y hemos decidido pasar a la acción, a la movilización, a la reflexión y debate críticos para encontrar juntos las soluciones, apostando por la inteligencia colectiva frente al dirigismo de los poderes económicos, los políticos profesionales o los tecnócratas. Esa acción incluye acceder a las instituciones de representación y gobierno para influir en la toma de decisiones y en el mejor gobierno de los asuntos públicos.

    EQUO-ANDALUCÍA asume la responsabilidad de definir y proponer a la sociedad andaluza una estrategia política que no se limite a poner parches coyunturales para salir del paso sino que contemple soluciones viables y con perspectiva de futuro. Conocemos las potencialidades para generar empleo y bienestar que tiene nuestra tierra por su clima, sus espacios naturales y patrimonio cultural, su agricultura y ganadería, sus personas emprendedoras e investigadoras, su creatividad. Por ello planteamos un modelo de desarrollo que se base en nuestros propios recursos, definido en seis líneas estratégicas:

    ● Dirigirnos decididamente hacia un modelo basado en las energías renovables y la eficiencia energética, y transformar el sector de la construcción hacia la rehabilitación de nuestro parque de viviendas.
    ● Desarrollar la agricultura y ganadería ecológicas y la pesca sostenible.
    ● Fomentar un turismo económica y ecológicamente sostenible que se constituya en un factor de conservación de nuestro patrimonio.
    ● Aprovechar la factoría cultural andaluza como motor de desarrollo económico y cohesión social.
    ● Apoyar la investigación e innovación en sectores que mejoren nuestra situación social y ambiental, poniendo en valor aquellos ámbitos en que ya somos punteros.
    ● Defender unos servicios públicos de calidad, y desarrollarlos para satisfacer las necesidades sociales en ámbitos como la educación, la sanidad, la igualdad…

    Estas líneas de actuación, que harán de Andalucía un territorio más próspero donde el trabajo, la vivienda, los bienes y servicios estén accesibles para todas las personas, se apoyan en cuatro ejes de intervención institucional:

    ● La mejora de la calidad democrática mediante reformas del régimen electoral, de los instrumentos de participación ciudadana, y medidas de transparencia pública y anticorrupción.
    ● La reforma fiscal, con una nueva cultura impositiva donde paguen más quienes más tienen y quienes contaminan y consumen más recursos naturales.
    ● La creación de una banca pública y ética andaluza, despolitizada, y orientada a priorizar las inversiones en Andalucía en iniciativas empresariales responsables y a apoyar la economía de las familias.
    ● La comarcalización de nuestra estructura territorial, que favorezca la descentralización de los órganos de gobierno y racionalice la administración local ajustando los marcos administrativos a los territorios naturales.

    EQUO-ANDALUCÍA se compromete con las gentes y los recursos de nuestra tierra. Apostamos por Andalucía como un territorio de gran peso específico en un estado federal y europeo, republicano y laico. Somos andaluzas y andaluces que estamos construyendo una sociedad más igualitaria para todas y para todos, con especial atención a los derechos de las personas mayores y la infancia, responsabilizada con la igualdad de género y con la denuncia de la violencia machista. Defendemos una sociedad intercultural, no excluyente y que intervenga decididamente contra cualquier forma de discriminación (sea por motivo de género, etnia, opción sexual…). Proponemos una sociedad más sostenible en el presente y que garantice los derechos de las generaciones futuras, que persiga el maltrato y la violencia contra los animales, y promueva la conservación de la biodiversidad. Una sociedad comprometida con la resolución pacífica de los conflictos.

    Y lo hacemos practicando la democracia, la horizontalidad y la transparencia: nuestras listas electorales están abiertas a quienes quieran participar, y todas las personas asociadas o simpatizantes de EQUO elegimos quiénes las componen, y en qué orden. Nuestro programa electoral es fruto del trabajo colectivo y las aportaciones tanto de la comunidad de EQUO como de diversos colectivos y organizaciones sociales; utilizamos los mínimos recursos económicos y materiales necesarios sin recurrir a ninguna entidad financiera y nuestras cuentas son de conocimiento público. Hacemos lo que decimos, y así demostramos que hay otra forma de hacer política.

    Aprobado en la Conferencia Política de EQUO-Andalucía de 18 de febrero de 2012 (Granada)

  8. Manuel Trujillo

    Estamos en el momento de constituir Equo a nivel federal, de donde saldrán unos estatutos que serán los que decidamos entre todos. ¿Es el momento de estos rifirrafes? Ya habrá tiempo de tener asambleas a nivel andaluz, con tranquilidad y las reglas bien definidas. Como opinión puramente personal, creo que un error de Equo es la prevalencia de organismos regionales sobre la organización federal, pero probablemente en algunas regiones era imposible de evitar. En Andalucía no es necesario repetir el mismo error, y podemos construir una Equo sin aditamentos externos. Lo que más me sorprende es la posición de uno de los que ha escrito a favor de la partición de la unidad de cuenca, cuando es algo en que están de acuerdo todos los ecologistas. El agua no entiende de fronteras, y el Guadalquivir no es andaluz sino universal. El ecologismo apunta a problemas globales, y aunque para ello hay que trabajar sobre el terreno, la mira global debe prevalecer.

  9. En la convención política de Granada se hizo un buen trabajo de consenso. Aunque no es del todo fidedigno hablar en clave de perdedores y ganadores, analizando los hechos quienes perdieron fueron otros. Se llegó a un consenso (y cuando consensúas no pierdes, sino que todos ganan). Como dice David Palomino sólo se discrepaba sobre una cuestión: si definíamos a Equo como una fuerza política de izquierdas o no. Eso se votó en el pleno, y si perdió alguien fue quien no aceptó la formulación propuesta y quiso “medir fuerzas”… porque la mayoría de Equo-Andalucía votó a favor. No perdió “la corriente” (que como bien se ha dicho, no existía; y se da la circunstancia de que muchos de los que hemos firmado los documentos de la corriente de opinión… votamos con la mayoría de Equo-Andalucía en Granada). Perdieron quienes quieren que Equo sea lo que está en sus cabezas y no lo que los militantes votan y aprueban en asambleas (cuando nos dejan celebrarlas).

    No es presentable que la mesa andaluza decidiera unilateralmente qué es lo que se puede dar por bueno de lo aprobado por una asamblea, y qué no. No es presentable que la mesa andaluza hurte un ámbito de discusión (el andaluz) cuando al menos 4 asambleas lo solicitan (a ver si vamos a ser menos participativos que la Constitución Española con las ILP, o los estatutos de IU o el PSOE). No es presentable que se haga lo que hacen todas las direcciones de los partidos tras unas elecciones: decir, sean cuales sean los resultados, decir que se ha ganado. Pues no, desgraciadamente no. Ojalá equo pudiera decir que había conseguido algún objetivo en las últimas andaluzas. Lo que hicimos fue perder el apoyo de 4 de cada 10 personas que nos votaron en nuestro debut (donde, por otra parte, también se fracasó). Y si seguimos negando la realidad, reescribiendo los resultados de las asambleas o conferencias que no nos gustan y haciendo que sean mesas no elegidas por nadie las que tengan la última palabra en equo-Andalucía… Flaco servicio hacemos al “reinicio” de la democracia.

  10. En la convención política de Granada se hizo un buen trabajo de consenso, y en un tiempo mínimo (el presencial de la propia reunión). ¿Derrotas? No me gusta hablar en clave de perdedores y ganadores, pero analizando los hechos quienes perdieron fueron otros. Se llegó a un consenso sobre un texto (y cuando consensúas no pierdes, sino que todos ganan). Sólo se discrepaba sobre una cuestión: si definíamos a Equo como una fuerza política de izquierdas o no. Eso se votó en el pleno, y si perdió alguien fue quien no aceptó la formulación propuesta y quiso “medir fuerzas”… porque la mayoría de Equo-Andalucía votó a favor. No perdió “la corriente” (que como bien se ha dicho, no existía; y se da la circunstancia de que muchos de los que hemos firmado los documentos de la corriente de opinión… votamos con la mayoría de Equo-Andalucía en Granada). Perdieron quienes quieren que Equo sea lo que está en sus cabezas y no lo que los militantes votan y aprueban en asambleas (cuando nos dejan).

    No es presentable que la mesa andaluza decidiera unilateralmente qué es lo que se puede dar por bueno de lo aprobado por una asamblea, y qué no. No es presentable que la mesa andaluza hurte un ámbito de discusión (el andaluz) cuando al menos 4 asambleas lo solicitan (a ver si vamos a ser menos participativos que la Constitución Española, según la cual con un 1% de la firma de los ciudadanos se puede llevar a discusión una ILP). No es presentable que se haga lo que hacen todas las direcciones de los partidos tras unas elecciones: decir, sean cuales sean los resultados, que hemos ganado. Pues no, desgraciadamente no. Ojalá equo pudiera decir que había conseguido algún objetivo en las últimas andaluzas. Lo que hicimos fue perder el apoyo de casi 4 de cada 10 personas que nos habían votado en nuestro debut (donde, por otra parte, también se fracasó). Y si seguimos negando la realidad, reescribiendo los resultados de las asambleas o conferencias que no nos gustan y haciendo que sean mesas no elegidas por nadie las que tengan la última palabra en equo-Andalucía… Flaco servicio hacemos al “reinicio” de la democracia.

  11. Estimado David Soto: Creo que tenemos percepciones diferentes de lo que pasó en la Conferencia de Granada. Por un lado en mi comentario digo que a partir de ahí fue cuando la corriente tomó forma y no que existiera antes, aunque sí que es verdad que los planteamientos entonces defendidos por Mario Ortega son los que luego en parte han dado lugar a la corriente. En mi opinión durante el debate del manifiesto y el hecho de que no se tomara como base el manifiesto que defendía Mario sino el documento que presentó Cordoba no creo que pueda tomarse como una victoria por Mario y sus redactores, al menos no me pareció que Mario lo interpretara así a tenor del evidente cabreo que llevaba. Yo estuve en la comisión que debatió el manifiesto y el punto de mayor fricción era la definición o no de EQUO como de izquierdas, debate éste que en momentos puntuales no fue agradable y las formas a las que tú aludes no fueron las mejores entre compañeros de proyecto. Estoy totalmente de acuerdo en que el manifiesto debería estar colgado en la página de EQUO Andalucía y darse a conocer a todo el mundo y también estoy de acuerdo en que debemos debatir sobre ideas y políticas y no sobre personas pero no estoy de acuerdo en sacar estos debates de su sitio que creo que es el seno de EQUO.
    Un abrazo
    David Palomino

  12. David Palomino siento no haber recordado aquel encuentro que ahora que lo dices si viene a mi memoria. ¿Te parece poca prueba de falta de garantías democráticas la existencia de una doble legalidad? He documentado y argumentado esta cuestión en un comentario a este mismo post, que por cierto nadie ha refutado, ni contestado. Es más, en el colmo de las contradicciones, Itziar Aguirre (miembro de la comisión gestora estatal) : “un congreso andaluz para el que no hay la más mínima garantía de procedimientos democráticos “ ¿y cuáles son las garantías que hay para la celebración de la asambleas provinciales o de la mesa andaluza ? ¿O que se impida la celebración de una asamblea andlauza que ha pedio la mayoría de los afiliados? Por otro lado no has indicado niguna votación en asamblea donde las propuestas de Andalucía Ecológica hayan sido rechazadas. Y no lo has indicado por que no existen y como persona honesta que presumo que eres, no quieres mentir. Coincido contigo en que debemos seguir debatiendo y trabajando. Saludos.

  13. Hola, Curro. Me permito llamarte así porque sí nos conocemos, aunque es lógico que no te acuerdes. Habíamos mantenido varios correos antes pero nos conocimos personalmente en el acto que EQUO Jaén organizó en la UJA para la campaña de las autonómicas, nos presentó David Martínez, con quien mantengo una buena amistad y con quien he mantenido bastantes debates en las asambleas de EQUO Jaén y a quien considero un referente político. Por lo que dices en tu comentario hablas de un “mal ambiente” que yo no he podido constatar hacia nadie en EQUO, aunque también es verdad que mi participación fuera de la asamblea de Jaén ha sido mínima. Estoy de acuerdo contigo en que la importancia la tiene el debate político por eso y contestando a tus preguntas te diré que la Asamblea de Jaén, como sabes, aprobó la celebración de la asamblea andaluza, desconozco si va a haber o no y estoy de acuerdo en que la mesa andaluza debería explicar porqué si es que al final no se celebra. Tengo que decirte que yo defendí que no hubiera asamblea andaluza porque en el congreso federal no iba a haber lugar a una defensa de una postura andaluza como tal, pero como la posición de mi asamblea fue a favor yo por supuesto la acato. No entro a valorar si no deberíamos haber tenido un congreso andaluz previo al federal para dotar a la mesa andaluza de contenido y fuerza, pero las cosas están como están. En cuanto a lo de ser de izquierda en Granada, y yo estuve, se acordó que no se fijara posición de EQUO en este sentido aunque todos los que tomaron la palabra fue para decir que ellos sí lo eran. Yo siempre he dicho que me parece lo de menos que lo pongan en un papel si nuestras políticas y propuestas así lo demuestran. Al final creo que se llegó a un consenso que hablaba de la evolución de la izquierda. Ahora si me preguntas por el manifiesto no te puedo decir porqué no ha trascendido, aunque sería interesante saberlo. Estoy de acuerdo en un proyecto de colaboración de toda la izquierda pero no creo que sea incompatible con la construcción de nuestro proyecto de forma independiente. Enjaretemos nuestra casa antes de hacer limpieza en la casa común, ¿no te parece?
    Tengo que decirte que no me gusta que achaques falta de garantías democráticas al congreso federal que se va a celebrar sin aportar pruebas porque descalificas el trabajo de mucha gente que como yo estamos en esto por convicción y no bajo ninguna ambición personal que pudiera llevarnos a esas veleidades, y tampoco me gusta que hables de “conciliábulos más o menos virtuales” cuando en la propia asamblea de Jaén se debatió el documento de Andalucía Ecológica. Te puedo decir que como responsable de comunicación y redes sociales de EQUO Jaén estoy en contacto con mucha gente y vuestra corriente no disfruta de demasiadas simpatías, a eso me refería cuando decía que salíais derrotados en vuestros planteamientos, y ese rechazo que seguro que vosotros percibís es lo que parece que os ha llevado a esta campaña en la que parece que no aceptar vuestros planteamientos supone ser antidemocrático y antiandaluz.
    Después de todo esto reiterar lo que dije en mi primer comentario, EQUO y Andalucía necesitan de todos para salir adelante. Unamos fuerzas, discutamos y crezcamos en el debate, estoy convencido de que somos el futuro y todo esto no nos ayuda en absoluto.
    Un abrazo
    David Palomino

  14. Estimado David Palomino. Como firmante del texto inicial de Andalucía Ecológica y de este último comunicado que Curro ha subido a Paralelo permíteme precisar algunas de las apreciaciones que haces en tu comentario. Andalucía Ecológica difícilmente pudo fracasar en la conferencia política de Granada porque no existía como tal. El documento inicial de Andalucía Ecológica aparece después de las elecciones únicamente como un documento de reflexión sobre lo que los resultados electorales suponen para la ecología política en Andalucía y para EQUO. Como tal reflexión no tiene que ser compartida por nadie y nunca se ha pretendido otra cosa que debatir, pero lo es inaceptable para muchos de nosotros es el ataque que hemos sufrido, no por nuestras opiniones, sino por el mero hecho de haberlas expresado. Nosotros hemos sido claros y meridianos en lo que pretendíamos; una opinión sobre la construcción de EQUO, una exigencia de debate en el seno de EQUO Andalucía como EQUO Andalucía (o en caso contrario un reconocimiento de que los llamamientos a la construcción de un EQUO federal no eran más que palabras) y una crítica a los procedimientos formales del proceso congresual de EQUO Estatal. Desde entonces se ha boicoteado sistemáticamente cualquier propuesta (siempre constructivas) salidas de los firmantes del documento de opinión de Andalucía Ecológica. No olvidemos que cuatro asambleas (entre ellas Sevilla que es la que tiene más militancia) han solicitado la celebración de una conferencia andaluza y la respuesta ha sido no, no y no (porque sí). Especialmente llamativo me parece que buena parte de estas críticas han sido de carácter personal (como muestra buena parte de los comentarios a esta publicación). Por otro lado me sorprenden tus referencias a la conferencia política de EQUO Andalucía y a un supuesto “fracaso”. Si mis opiniones en esa conferencia hubieran sido “derrotadas” sería un tanto difícil de entender el que lleve desde ese momento reclamando la publicación del documento aprobado democráticamente en Granada (el único documento aprobado democráticamente por EQUO Andalucía hasta hoy) y que siga obteniendo la callada por respuesta de la Mesa Andaluza. Claro, ante la inexistencia del documento publicado así se puede hablar gratuitamente de victorias o derrotas. “Las formas son el fondo” en la izquierda, decía Inés Sabanés en la campaña electoral de las generales. Pues bien nuestra crítica fundamental va dirigida a la carencia de formas. Sin escrupulosidad democrática difícilmente vamos a construir la ecología política del futuro. Llevamos meses pidiendo esto dentro del partido y ha sido imposible. La denuncia pública era la única alternativa que nos han permitido.

  15. Francisco Garrido

    David creo que no nos conocemos pero tu comentario, a diferencia de otros que han llegado, ni insulta, ni descalifica a las personas y por ello creo que pude ser discutible. Entiendo que tu comentario, como otros que provienen de las mismas posiciones, se concentra casi siempre en hacer juicio de intenciones y no en análisis político. Podemos discutir sobre hechos o sobre propuestas pero no sobre las intenciones (siempre malas) que se atribuyen a las personas. Se descalifican las propuestas en virtud de quién las hace y no de la validez en sí de las propuestas misma. Los juicios de intenciones cuando se hacen desde el poder (no es este el caso) conducen a procesos inquisitoriales, pero cuando se hacen desde el debate público conducen a círculos viciosos sin salida y que solo sirven para anular la deliberación racional y embrutecer las rivalidades personales. No hay que estar inspeccionando a las personas sino debatiendo las ideas. No podemos estar descalificando al gente por que escriba o razone bien ( sobre gustos no hay nada escrito) ¿Que tendrían que hacer; escribir mal y razonar peor?. En Equo se ha creado una cultura de la sospecha de todo aquel que no haya estado metido en su casa los últimos años (o en una ONG recibiendo un buen salario) o que piense con cierta claridad. Las preguntas no pueden ser si fulanito o menganito son esto o aquello si preguntas como: ¿por qué es invalido que se celebra un asamblea andaluz previa al congreso estatal? ¿Por qué no somos de izquierda? ¿Por qué debemos buscar en esto momentos de crisis el máximo grado de cooperación política izquierda andaluza? Todas estas son propuestas de la corriente de opinión Andalucía Ecológica que han salido a poyados tanto por la Conferencia andaluza de Granada como por las asambleas de Sevilla, Granada, Jaén o Huelva (más del 65% de la afiliación actual de Equo Andalucía). ¿Por qué el manifiesto que se aprobó en Granada ha sido ocultado, nunca se editó ni publicó? ¿Por qué a pesar de que cuatro asambleas lo piden no va a haber asamblea andaluza? ¿Por qué tenemos unos estatutos A ( ue nadie conoce , ni se cumplen) y unas reglas B de funcionamiento? ¿Por qué hemos tardado tanto en medio conocer los censos? Las posiciones políticas y organizativas de Andalucía Ecológcia no han dejando de avanzar en las asambleas , unas veces se gana y otra se pierde como es lógico. El problema no está en las votaciones que se pierden sino en las que se ganan y luego o no se ejecutan ( el manifiesto de Granada) o no se atienden ( la demanda de los censos) o son boicoteadas por cuatro personas ( la propuesta de asamblea andaluza). Si se pierde también cuando se gana es que las cartas están marcadas y eso es lo que creemos en un congreso sobre el cual no hay ninguna garantía democrática. Proponer no es imponer. Me puedes describir cuales han sido las acciones de imposición que ha hecho Andalucía Ecológcia. Te reto a que me indiques una sola propuesta política de Andalucía Ecológica que haya sido derrotad democráticamente en las asambleas y no en los Equo conciliábulos más o menos virtuales. En fin que seguiremos discutiendo sin ataques personales y con argumentos. Saludos.

  16. Como veo que mi primer comentario, escrito a las pocas horas de la publicación del artículo, sigue sin aparecer por ningún lado, voy a olvidarlo y voy a tratar de explicar lo que a mi modo de ver pasa con la corriente Andalucía Ecológica. No sin antes pedirle a Curro Garrido que diga quién es esa mano que mece la cuna, según sus propias palabras, en EQUO sin estar ni siquiera afiliado.
    Según yo lo veo esta corriente no está conforme con la forma en que se está llevando a cabo el proceso de creación de EQUO, en el que no olvidemos que aún estamos. Por ello pretende, a partir de su “fracaso” en imponer sus tesis en la conferencia política de Granada, que es cuando creo que esta corriente toma forma, forzar el posicionamiento de las diferentes asambleas andaluzas a su favor con un manifiesto y diferentes artículos de presión. Como no consiguen ese posicionamiento entonces deciden pasar directamente a la acción “externa”, es decir a publicar sus artículos y posiciones en medios ajenos a EQUO para conseguir mayor difusión, cosa que sin duda consigue, (no hay que dejar de reconocer que sus artículos están muy bien redactados y nos pueden “vender la moto” porque no hay que olvidar que vienen de gente con mucha experiencia en política y en política las cosas se explican obviando todo lo que no nos interesa sacar y adornando todo lo que queremos que la gente vea), además de provocar polémica, desunión e imagen de grupo dividido, con todo lo negativo que ello conlleva para el partido. ¿Será esa su estrategia desde primera hora? Espero que no puesto que dentro de esta corriente hay mucha gente muy válida de la que ni EQUO, ni el ecologismo andaluz pueden prescindir.
    En especial me molesta la actitud catastrofista de querer decirnos que EQUO será como ellos dicen, o no será. Me parece muy poco democrático, ya que Curro hace gala de profundos valores democráticos que yo no pongo en duda, que cuando nuestras posiciones son derrotadas en los debates de las mesas intentemos forzar las cosas desde el exterior tratando de imponer las ideas. Por cierto lo último que yo sé es que la Asamblea andaluza sí que se celebrará el próximo sábado.
    Coincido con el comentario de Romu en cuanto a lo de la inexperiencia en política que creo que es común en muchos miembros de EQUO, para lo bueno y para lo malo, pero creo que la tarea de los que sí tienen esa experiencia debe ser ayudar a crear un proyecto fuerte y cohexionado, y no todo lo contrario. Cualquier alegación o disconformidad que se tenga con el procedimiento debe solucionarse dentro del partido porque todo lo que dice el artículo sobre los estatutos creo que es cierto, pero porqué como miembro que soy de EQUO y de la mesa provincial de Jaén nunca he oído ninguna queja al respecto tramitada y transmitida a través de los órganos correspondientes.
    En fin, espero que esta polémica no nos lleve a ningún mal camino y superemos el congreso federal, hagamos nuestro congreso andaluz y sepamos encontrar los puntos comunes, que los hay muchos y buenos, y hagamos realidad el único proyecto realmente de futuro que se puede ofrecer a los andaluces, el de EQUO.

  17. Creo que EQUO Andalucía podría haber funcionado mejor y haber alcanzado una estructura más asentada, pero creo que todavía falta más capital humano sobretodo, no digo en números sino en ganas y energía. Por supuesto, esto no quiere decir que piense que hay una actitud de ralentizar esto a propósito, que quede claro. Ahora comparar Equo Andalucía con Compromis y el grupo de Baleares creo que es desproporcionado, en tiempo y recursos, por lo tanto ese párrafo pierde mucho peso al final cuando se hace esta comparación.

    No considero que se esté intentando que Q Andalucía se quede como un apendice de Madrid, al menos habrá muchxs andaluces como yo que lucharemos porque así no sea.

    Si os digo la verdad, he estado a punto de dejar de leer el texto en el párrafo que comienza hablando del “gran fracaso electoral de Q Andalucía”, más que nada porque durante los últios tres meses no se ha dejado de comentar en muchos círculos sociales andaluces la dificultad con la que EQUO afrontaba estas elecciones, dificultad que venía principalmete basada en la situación socioeconómica de los votantes, vamos basicamente por un lado el miedo al PP y por otro el hastío hacia el PSOE, ¿como podía EQUO entrar como opción en unas elecciones tan especiales? Mucha gente cercana a EQUO e incluso dentro de EQUO sabían que no había opción alguna pafra EQUO y lo sabían antes de las elecciones. Yo, como gran novato en esto, me dejé llevar y soñé con algun resultado positivo. Con esta parrafada que he soltado lo que quiero decir es que despues de haber hablado con muchos votantes e integrantes de EQUO algunos de ellos dentro de la corriente de Andalucía ecológica, y escuchar de ellos que EQUO no tenía nada que hacer en estas elecciones debido a la especial situación de Andalucía, me produce un gran cansancio y desgaste mental volver a leer lo de los resultados electorales, yo creía que eso ya lo habiamos dejado resuelto!!! Ha sido o no un fracaso de EQUO? era o no un fracaso anticipado? Sois o no los mismos los que escribis que los que hablais en las diferentes mesas? Me mareo…

    Los censos, si, han tardado en llegar, y quizás también llegan tarde cosas donde las mesas se tienen que pronunciar, gran error que hay que corregir lo antes posible porque ya se ha comentado varias veces, pero aun así sigo creyendo que no hay mala intención. Por cierto, creo que los censos de afiliados ya han llegado.

    Por último, y ya he comentado abiertamente esta opinión con algunos de la corriente, creo que en EQUO nos juntamos gente con experiencia política y otros muchos sin ninguna esperiencia política, y esta diferencia de velocidades esté creando fricciones, ansiedad,… Algunos vamos a tener que acelerar y otros bajar un poco el ritmo, pero esto no es fácil, espero que podamos encontrar una velocidad media que no supere los límites permitidos!!!

    Un abrazo

    romu Equo Granada

  18. ANDALUSI LIBERTARIO

    Me preocupa mi querido y noble Curro que como Diógenes con el farol buscando un Hombre, en el cortijo que nos ha tocado vivir de caciques plutócratas y sus barraganas políticas al servicio del señorito, podamos terminar como nuestros mayores, casi sin voz, casi sin eco, entre océanos de ignorancia autosatisfecha. Yo estoy dispuesto, al menos, a asumir el riesgo:

    http://www.youtube.com/watch?v=AeCtUltod8E

    http://www.youtube.com/watch?v=m1nePkQAM4w

    http://www.youtube.com/watch?v=nMa9N2HTsD8&feature=related

    http://www.youtube.com/watch?v=zhJ0rqB9PA4

    http://www.youtube.com/watch?v=C1scn7ol2A8

    “Despierta, Andalucía. Levántate, Sultana,
    recobra nuevamente tu personalidad
    y vuelve de tu suelo a ser la Soberana,
    al grito sacrosanto de Tierra y Libertad”
    (Blas Infante)

    ¡¡¡VIVA AL-ANDALUSIA INDEPENDIENTE Y REVOLUCIONARIA!!!

  19. Algunas precisiones sobre los déficit democráticos:

    1. El texto del post no es un artículo personal mío, ni ha sido redactado en ninguno de sus extremos por mí persona. Es un comunicado colectivo de una corriente de opinión que yo suscribo como miembro de esa corriente. Por tanto dejen de realizar alusiones personales que son de dudoso gusto y no añaden nada al debate político e ideológico. Yo me he limitado, como ocurre con centenares de artículos en P36, a subir el comunicado a la página y es por eso es que aparece mi nombre (esta es la mecánica editorial de P36). Si observan en la mayoría de los post se cita el nombre paralelo36 y no por ello están escritos por P36, este dato sólo indica quien cuelga el post, no su autoría. Si en este caso no aparece P36 es por no inmiscuir al resto de compañeros y compañeras de Paralelo que nada tienen que ver con Equo.
    2. Equo un año después de su constitución como partido político y tras la comparecencia a tres proceso electorales (generales, Andalucía y Asturias) sigue sin estatutos y se rige por resoluciones ad hoc de la comisión gestora estatal (existe una copiosa documentación de correos electrónicos y resoluciones que lo atestiguan). Es decir Equo no tiene ley, sin ley no hay democracia posible. Pero la cosa es aun peor pues Equo si tiene registrado legalmente unos estatutos en el registro del Ministerio del Interior ( es un prerrequisito para la legalización de cualquier partido) que ni se ejecutan, ni se cumplen, ni son conocidos por los y las asociados, ni son invocados o reconocidos por la dirección .O sea Equo tiene una “legalidad A ( los estatutos que están en el Ministerio del Interior) y una “legalidad B” ( las directrices y resoluciones ad hoc de la comisión gestora) equivalente a la “contabilidad B”. Funcionar con una “legalidad B” alimentada de resoluciones discrecionales y legalmente incondicionadas es un ilícito que podría ser denunciado por cualquier asociado y asociadas de Equo ante los tribunales.
    3. El control de legalidad y de constitucionalidad de los partidos políticos, como de cualquier persona jurídica, reside en el control de los estatutos. Un partido político puede ser registrado si cumple con los requisitos constitucionales y legales; y los cumple si, y sólo si, sus estatutos lo cumplen. Funcionar de facto y de iure una legalidad B, supone hurtar el control de constitucionalidad y de legalidad pues los estatutos registrados no son los estatutos reales. Es una ilegalidad análoga (aunque aquella políticamente más grave) a lo que ocurre si alguien tiene una contabilidad A y por otro lado funciona realmente con una contabilidad B.B). Que Equo haya comenzado su andadura política prometiendo “democracia horizontal” y lo primero que haga es evadir de forma ilegal el control de constitucionalidad y de legalidad con unos estatutos falsos, nos sitúa en el grado cero de democracia.
    3. Los estatutos no son un adorno democrático sino la esencia constituyente y constitutiva de la democracia interna dentro de un partido o asociación. No son algo que ya nos daremos más adelante, sino una precondición de existencia democrática y legal. Sin estatutos no hay organización, ni democracia. Sin estatutos la única fuente de legalidad es “la voluntad del soberano (o lo que es igual “del que manda”) sin límites, ni restricción alguna. El soberano aquí es la “comisión gestora” ( o “la mano que mece la cuna” de la comisión que no está ni afiliado a Equo) y que dicta procedimientos ad hoc para cada caso. Las normas ad hoc sin marco normativo alguno son un ejemplo de despotismo sin restricción , ni condicionalidad alguna. A aquellos que somos rabiosamente demócratas y garantistas esta forma de actuar nos subleva ética y jurídicamente. Pero políticamente muestra una organización con gravísimos déficits democráticos que hacen que estemos por debajo del nivel de democracia de cualquier sociedad anónima.
    4. Podríamos hablar de otros déficit como la ausencia de control y conocimiento de los censo de afiliados internos, algo que no sería a legalmente previsible ni admisible en ninguna asociación, pero el ilícito de la legalidad B, es suficiente. Un ejemplo de a dónde conduce políticamente esta “legalidad B” es el caso de la prohibición de celebración una asamblea andaluza de Equo (a pesar de que lo solicitaron cuatro asambleas como Sevilla. Granada, Huelva y Jaén) en un alarde de arbitrariedad y de vacío de reglas en la toma de decisiones.Y un ruego último dejen de utiliar los argumentos ad hominem, solo sirve para embrollar el debate y solo demuestra falta de argumentos de quien los usa.

  20. Como miembro de la Comisión gestora de EQUO, exmiembro de la Mesa de Andalucía y activista de la Mesa de Sevilla, quiero responder a la dura crítica que lanza Francisco sobre el Congreso de EQUO y la actividad de la Mesa Andaluza.
    Afirmar que la Mesa de EQUO Andalucía intenta obstaculizar el proceso de construcción de un ente federal andaluz, acepta injerencias externas para ello, quiere tener un mero apéndice de Madrid , impide la construcción pre-federal,… y demás lindezas que se afirman en este texto, es faltar a la verdad de forma importante. Y es interpretar unos hechos desde una visión absolutamente parcial de lo que ha ocurrido en estas últimas semanas.
    Pero ocultar en este escrito los procesos que ha habido en estas semanas, como se intentan forzar los ritmos, la falta de intención de alcanzar consensos, como se pide un congreso andaluz para el que no hay la más mínima garantía de procedimientos democráticos (¿y se critica la falta de procedimientos en el congreso estatal de EQUO con unos documentos estatales abiertos y en fase de alegaciones y aportaciones?. Qué poco serio!!!!!!!!) es, cuando menos, sospechoso.
    Bienvenidas sean las críticas, pero sería bueno emitirlas desde la transparencia, la verdad y sin ocultar los ases de la baraja. Desde fuera, sin fango en los pies y con el tiempo dedicado a este tipo de intervenciones, es muy sencillo bombardear un proceso como éste. Alguna gente se deja la piel para intentar mejorar en todas estas críticas que se reciben.
    Vamos despacio porque vamos lejos, aunque a unos más que a otros nos gustaría ir más rápido. A base de petardos incendiarios será difícil acelerar el proceso

  21. Jose Maria Palencia

    Más allá de que en las distintas elecciones a las que ha acudido EQUO haya podido haber fallos concretos, propios de una formacion politica novata que se ha tenido que inventar paso a paso, suscribo por entero las palabras de Esteban de M.,,,porque EQUO se sigue haciendo y se hará más todavía a partir de su I Congreso y porque su estrategia entiendo que debe ser cada dia mas la ECOLOGIA pura y dura y un poco menos cada vez los extremismos ideologicos izquierdistas propios de la mayor parte de la gente que ha estado dispuesta desde el origen a hacer un EQUO grande. Me sigue pareciendo que fue acertado no haber pactado con IU para las elecciones…porque si no EQUO hubiese abortado sin haber nacido, porque los pactos llegaran sin duda, pero cuando EQUO tenga sus raices bien plantadas, su tronco fuerte y con suficientes anillos y sus ramas puedan hacer algo de sombra a todos aquellos con los que ha entrado en competicion, que es la práctica totalidad de las fuerzas politicas españolas. Garrido; EQUO-Andalucia es un movimietno, de momento asambleario y así habrá de reconocerlo Madrid si no quiere perderlo…y una cosa final:la ideaologia de la izquierda la conocemos desde hace ya mucho tiempo, la de EQUO no…hoy por hoy seguimos haciendola

  22. ANDALUSI LIBERTARIO

    Ah, Curro, irredento pecador, ¿por qué serás siempre tan heterodoxo? Para ser ecologista en Andalucía los guardianes de las esencias te han señalado el “Camino” (cualquier parecido con el otro no es mera coincidencia). Primero tienes que supeditar las terribles urgencias sociales de nuestra subdesarrollada Nación -insignificante dentro de la Vía Láctea-, en los eventos mayores del Apocalipsis Maya o el próximo Advenimiento de santa Rita la Cantaora surgiendo en un nimbo de luz celestial. No olvides que las prioridades no solo las dicta como siempre Madrizzz, capital de la metrópoli, ahora que somos una colonia económica de Berlín debemos otorgarle al ecologismo germano la primacía absoluta. No hay que ser provinciano, más allá del Rin seguro que saben mejor que nosotros lo que conviene a la agricultura del olivar y hasta como preservar pinsapares relictos (me temo, y va en serio, que si se ponen en faena les sale mejor la tarea que a los sabelotodo señoritos castellanistas de ciudad y sus arribistas monaguillos).

    Y con respeto a la Democracia, esa pobre ilusión burguesa sin fundamento para los mesías del Partido, no hay problema. En el mejor espíritu del leninismo cañí de las JONS lo que hay que hacer, con gracejo y frescura, es adecuar la realidad -esa triste sombra sin Substancia- a nuestras pajas mentales, armándose de un lecho de Procusto si fuere menester. Lo importante consiste en actuar como si Andalucía no existiese, subsumida en mayestáticos voluntarismos galácticos, en el caso de que el “universalismo” no pase de lo que quiere el ‘apparatchik’ vocacional medio del ecologismo zarzuelero centralista: medrar entre despachazos de carguitos y acudir a simposios internacionales (con los gastos pagados). Aparte de combatir su aburrimiento crónico desde la inoperancia más absoluta.

    Y por favor, ¿cómo te atreves a invocar el los siempre difíciles equilibrios del racionalismo y el empirismo, equidad reflexiva alguna entre individuo y sociedad, invocando a Kant y a Rawls? Es mejor situarse en los dogmas, en las capillitas de los ‘pensamientos únicos’, en la ideas preconcebidas o sectarias por sistema, utilizando el asambleísmo no como ágora del debate libre, creativo y con ímpetu revolucionario, sino como palangana estalinista discretita.

    Noble y sincero compañero Curro, aunque no comparta contigo algunos temas, esa salida al estilo de aquel “Paco Kant” (¿qué será de él?) me ha llegado al alma y ya sabes que cuando todo intento de razonamiento -en el mundo de los iluminados y las verdades absolutas-, se vuelve estéril, lo siento, no podemos evitarlo, aunque parezcan suicidas carga de la caballería cosaca contra los ‘panzers’, nos puede esa ancestral condición morisca cuando se intenta aplastar la voz disonante o la del que simplemente discrepa.

    Tranquilo, hoy nos ven desde su autosuficiencia prepotente algunos ni tan siquiera con derecho a existir; pero aunque en el último esfuerzo por la Libertad nos espere la muerte, mañana seremos viento fuerte antes del alba…

    http://www.youtube.com/watch?v=kP8nqre54FQ&feature=related

    http://www.youtube.com/watch?v=WOntHEXtrhw&feature=related

  23. Como miembro de Andalucía Ecológica, miembro de la Mesa Andaluza, y miembro de la Comisión Gestora Estatal de EQUO, me gustaría decir que comparto punto por punto y letra por letra el contenido del este texto. Además, me gustaría añadir que el texto está suscrito por todas las personas de Andalucía Ecológica que firmaron el texto inicial “Del 25 de marzo al futuro, por un proyecto de la ecología política en Andalucía” que podéis ver aquí: http://andaluciaecologica.blogspot.com.es/ , Francisco Garrido y yo mismo somos sólo dos personas más en ese grupo.

    Por lo demás añadir que os pedimos que los comentarios que se hagan al mismo sean sobre las ideas y las opiniones que plantea, y no contra las personas que lo suscriben. Gracias.

  24. Como miembro de la corriente de opinión Andalucía Ecológica, miembro de la Comisión Gestora Estatal de Equo, miembro de la Mesa Andaluza, tengo que decir que comparto y suscribo punto por punto y letra por letra el contenido de este texto. También tengo que decir que el comunicado está suscrito por todas las personas de la corriente de opinión Andalucía ecológica que podéis ver el manifiesto inicial: “Del 25 de marzo al futuro, por un partido de la ecología política en Andalucía” que podéis ver en http://andaluciaecologica.blogspot.com.es/ . No sólo por la persona que, igual que yo, pertenece a P36, y lo ha subido a este espacio de pensamiento político andaluz.
    Pedimos por favor que las opiniones y críticas entren en el terreno de las ideas, y no en el de las personas que las manifiestan y las hacen públicas.

  25. Como participante de Equo Andalucía en Almería, tengo que decir que he estado informado de cuánto la corriente ha pretendido, dándole la importancia que creo que se merece. El asamblea se habló y se decidió. Sinceramente, y como recién estrenado en la participación política desde un partido, no entiendo cómo se ponen tantas zancadillas cuando todavía no se ha empezado apenas la carrera.

    Por favor, ¡construyamos algo en lo que quepamos todos!

  26. Voy a contestar por alusiones.
    Tema de Valdevaqueros, Sr. Garrido, no recuerdo una movilizacion en tan poco tiempo y con tan pocos medios como esta. Siendo parte de la Mesa de Cádiz, y Portavoz de la formacion en el Campo de Gibraltar y por ende de la zona de Tarifa, he vivido el dia a dia de la movilizacion y de la estrategia que hemos podido llevar a cabo. Con nuestros errores y nuestros aciertos (que para ti no los habrá, por que todo es wengué, o negro oscuro para ti) se ha tenido una notable presencia, respetanto las decisiones y linea de la plataforma civica y apolitica que la dirigia. Supongo que sabrás quienes han sido los integrantes de esta plataforma desde su inicio…asi que me ahorraré el nombre y seguirá en el anonimato como eleccion contraria al personalismo y protagonismo que muchos, parece ser, y por contra, defienden.
    Tema electoral: Desde mi corto punto de vista politico, la andaluza fué la campaña mas digna de todas las que hemos hecho, bastante mejor llevada a cabo que la de la del 20N. Los resultado fueron peores, cierto y asumido por cada uno de los que tenemos algo de responsabilidad, pero esto es democracia Sr. Garrido, y como en muchas de las facetas de la vida, te esfuerzas bastante y no siempre se saca lo esperado, al menos a mi me pasa en mi trabajo y con mi vida.
    Ultimo tema: Las lecturas recomendadas. Me parece genial que aqui haya gente que se dedique a la Politica con P mayuscula. Otros tenemos conocimiento en otras areas y no en esa precisamente, pero se deberia reflexionar, ya que usted ha sacado el tema electoral como dardito, que para que nos voten hay que estar en las barriadas, en las asociaciones vecinales, empapandote de la gente y su sentir para poder al menos llevarles una gotita de ilusion y esperanza en la politica. Y esto, Sr. Garrido no se hace desde la P mayuscula de Politica, se hace desde el corazon y mirando a los ojos de la gente, una a una y ganandotela por P mayuscula pero de Pasion, de ComPromiso o de ComPrension.
    Un saludo.

  27. Esteban la simpleza en ocasiones es mejor consejera que el juicio de intenciones. No he asistido a las asambleas por qué estaba trabajando; los lunes, miércoles y jueves tengo clases por la mañana y seminarios por la tarde y es en la universidad de Jaén (el tele transporte cuántico todavía no es posible). Por cierto los seminarios eran sobre Kant y J. Rawls, autores cuya lectura recomiendo a algunos miembros de Equo en especial ( no quiero señalar), y al público en general, por supuesto.

  28. morisko indignao

    Tampoco vamos a sorprendernos. Que se sea ecologista no significa que se deje de ser NACIONALISTA ESPAÑOL. Lo que si vale para Valencia y Baleares no sirve para esa “región” (así dicen sin empacho ni vergüenza una y otra vez), o sea, Andalucía, avanzadilla de Castilla la Novísima. Si albergáis alguna duda de la catadura cañí antiandaluza de cierto “ecologismo” rojigualdo, aquí tenéis a Lola Yllescas desde Cádiz, en declaraciones públicas en su día, diciendo que el Guadalquivir (Columna Vertebral de Andalucía) no es andaluz y animando a Extremadura, la Mancha ¡y hasta Murcia! a que le den caña al ejecutivo andaluz… ¡Olé, y se queda tan ancha! Animo, Lola y Andalucía Ecológica, vosotros a lo vuestro: ¡el modelo pa Andalucía con respecto a expaña el mismo de la antigua India pa los ingleses! ¿Habéis pensao ya en compraros salacot y pantalones bombachos para que se os distinga bien de esos sucios parias colonizados andaluces?

    http://old.kaosenlared.net/noticia/ecologistas-accion-muestra-perplejidad-tras-acuerdo-entre-grinan-zapat

  29. Que mal se lleva el que no te den la razon y que tam poco te dejen imponerla, en lugar de construir equo , te dedicas a destruirlo, por suerte las asmbleas soberanas tomaran sus decisiones, enviaran sus delegados al congreso constituyente y despueds de este , seguiran debatiendo,la propuesta de andalucia ecologica es interesante, pero no es el momento, ahora hay que construir este partido y despues entraremos en matices.

  30. ¡Hombre Curro, me alegra tener noticias políticas tuyas! ¡Te hemos echado de menos en las siete asambleas que hemos celebrado en Sevilla para preparar el Congreso de Equo!. Hemos tenido intensos debates sobre el modelo federal de partido que queremos, sobre los estatutos y sobre estrategias políticas. Han sido muy enriquecedores, aunque ciertamente agotadores, pero sin duda, con tu siempre valiosa aportación, las propuestas de Sevilla hubieran sido indudablemente mejores. Me pregunto por qué no has venido a ninguna. Sólo se me ocurre que es por una mera razón de economía de esfuerzos. ¡Para que ir a siete asambleas, con el calor que hace en Sevilla por las tardes, cuando lo que realmente te interesaba, montar una versión andaluza de Syriza, con quiénes dejaron el PA y otros cuántos más, lo podías resolver en una sola asamblea andaluza vinculante y cuyos acuerdos prevalecieran sobre los de las asambleas previas provinciales!. Por cierto, me llama poderosamente la atención el doble juego que la corriente tiene con respecto a las asambleas y congresos. Máxima exigencia de reglas de juego para el congreso estatal y petición de que las reglas de juego de la asamblea andaluza vinculante se resuelvan sobre la marcha entre los asistentes. ¡Vaya chapuza!. Yo quiero un Equo Andalucía tan exigente en los mecanismos democráticos de construcción de consensos y toma de acuerdos como aquellos de los que se está dotando Equo a nivel estatal. No me conformo con menos.
    Si hubieras venido a alguna asamblea me hubiera gustado debatir contigo de esta “estrategia” para Equo Andalucía. Me llama poderosamente la atención que veáis tantas similitudes con ICV, Compromis, Iniciativa Verds. Ni los Verdes de Andalucía consiguieron tener el peso de los verdes en el levante español, ni el nacionalismo andaluz, de errática y personalísima trayectoria, es comparable a los nacionalismos levantinos. Pero es que además, la construcción de Equo ocurrió después de que estas realidades políticas existieran en el levante, no así en Andalucía. Es normal que en esos territorios haya otro ritmo de confluencia con Equo. En Andalucía no teníamos esa situación y podemos permitirnos construir un Equo Andalucía en el marco de un Equo Federal como el que saldrá sin duda del congreso. Querer forzar las cosas para llegar al congreso de Equo con una construcción política similar a las coaliciones ecologistas, nacionalistas de izquierdas de otras comunidades es algo que sólo se podría hacer forzando los procesos y probablemente rompiendo el proyecto de Equo en Andalucía.
    También me llama poderosamente la atención el cambio radical de discurso respecto a la “izquierda” representada por PSOE e IU, que desde la corriente se ha tenido antes y después de las elecciones. Los andaluces hemos frenado al PP como hemos podido con las reglas electorales que tenemos. Y está por ver cómo gestionan la mayoría que les ha dado las urnas. Por ahora poco apoyo crítico podremos hacer desde el punto en que han tomado la senda de los recortes pasando del discurso de la rebelión al de la resignación, con gran tensión interna. Me parece que están perdiendo una oportunidad histórica pero ya tendremos oportunidad de hablar de ello.
    El caso es que para frenar al PP ha habido que activar el voto útil y eso nos ha pasado como una apisonadora por encima de Equo. Sé que lo sabes por lo que me extraña mucho que ahora achaques el resultado electoral al mal entendimiento por parte de Equo de las claves andaluzas, cosa que no creo que pienses sinceramente y que sabes es completamente injusto, o tendencioso, que viene de tendencia. Yo creo que hemos sembrado, que estamos construyendo, y si no somos impacientes, y nos dedicamos efectivamente a trabajar en lo que nos ha traído a la política, veremos los frutos. Tenemos dos décadas decisivas por delante y una visión de cómo conducirnos en la difícil transición que nos espera. Apostamos por nuestros recursos naturales, culturales y sociales para salir adelante caminando hacia una autosuficiencia conectada. ¡Qué te voy a contar! Somos una minoría emergente. No nos medimos por el éxito inmediato en una contienda electoral. Pensamos de forma más compleja, no limitamos nuestra percepción de la realidad a pura lógica aritmética, eso lo dejamos para el pensamiento simple. Los ecologistas lo hemos superado.

  31. EQUO Andalucía.
    Aunque comparto las ideas-fuerzas de esta entrada -la ecología política en Andalucía debe tener entidad y soberanía propia y sin debate estratégico la acción política será errática- no dispongo de elementos de juicio suficientes para valorar y contrastar las razones que se exponen, siendo necesario escuchar y valorar las razones de la otra parte que, supongo, existirá en este debate.

    Desde fuera considero que EQUO Andalucía necesita un cambio importante, como ejemplo un botón: en la última campaña electoral se presenta EQUO en el pueblo donde vivo y, no solo no se invita a los componentes del grupo ecologista de base, tampoco a sus afiliados y simpatizantes de los que se dispone de correo electrónico; pasadas las elecciones a los simpatizantes se nos invita a afiliarnos a la organización.

    Identificado desde hace décadas con la ecología política me permito afirmar que una de sus señas de identidad en Andalucía ha sido el cainismo de todo vale, aunque podría ser una conducta muy parecida y que, en este caso, lo define mucho mejor: el canibalismo intrauterino, siendo aplicable la frase de Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

  32. Desde la distancia, entiendo y comparto gran parte de vuestras quejas, pero me siento confuso en cuanto al título ¿proponeis algún tipo de cuota especial para andlaucía en el congreso al margen de su nº de socios/as? ¿la crítica viene por los acuerdos con las “iniciativas valencianas y baleares”? No sé, como digo no entiendo muy bien qué tiene que ver el presunto bloqueo o inoperancia de las mesas andaluzas de equo, las elecciones pasadas o mucho menos las referencias a valdevaqueros y al algarrobico con el próximo congreso de los días 7 y 8 de julio. ¿podríais ser más específicos en vuestras críticas, reproches demandas y, sobre todo, propuestas y alternativas? Un abrazo (José Miguel Colmenero Q-región de Murcia)

  1. Pingback: My Homepage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *