Portada / Andalucismo / Iniciativa con el día INTERNACIONAL DEL FLAMENCO

Iniciativa con el día INTERNACIONAL DEL FLAMENCO

Iniciativa del Pueblo Andaluz quiere conmemorar el día Internacional del Flamenco que se celebra este 16 de noviembre con motivo de la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

​Existe controversia sobre su origen, ya que aunque existen distintas opiniones y vertientes, ninguna de ellas ha podido ser comprobada de forma histórica aunque es más que perceptible la fusión de las distintas culturas que coincidieron en la Andalucía.

De todas las hipótesis sobre su origen, la tesis más extendida es la que expone el origen morisco, como defendió Blas Infante en su libro “los orígenes del flamenco y secreto del cante hondo”. El mestizaje cultural que por entonces se dio en Andalucía (musulmanes, gitanos, castellanos y judíos) propició su creación.

Félix Grande en su libro “memorias del flamenco” explica que es en Andalucía donde se entrelazan todos los elementos musicales, sociológicos y raciales que formarán finalmente el flamenco. En el caso de la Baja Andalucía, la memoria de su pobreza secular; en el caso de los gitanos, la memoria de su marginación civil y racial; en el caso específico de la música, que hoy llamamos flamenca, la memoria de abundantes siglos de tradición musical andaluza, lo cual equivale a decir oriental, bizantina, morisca, judía, etcétera. Hay que tener en cuenta que en el flamenco, como en todo arte profusamente existencial, hay una moral de la memoria y hasta una metafísica.

José Monleón arriesgó una definición del flamenco: “El flamenco es una tragedia en primera persona.” El cante expresa la memoria colectiva de gran parte de los andaluces de las clases desposeídas y de gran parte de los gitanos, pero lleva adelante esa expresión desde lo más profundo del corazón de un cantaor, de un bailaor o bailaora, o de un guitarrista. Nuestra lectura del cante no debe renunciar a la historia civil de las comunidades donde ha nacido, pero tampoco debe renunciar, bajo ningún concepto, a comprender la escalofriante cantidad de intimidad personal que emerge de un cante.

Sobre la aportación de lo gitano en el flamenco, Félix Grande señala: «Los gitanos no han creado nada parecido al flamenco en ningún lugar del mundo. La plataforma del flamenco es Andalucía, y sólo Andalucía. Pero sin la tensión racial, la disposición para el ritmo, la capacidad de consuelo y desconsuelo del pueblo gitano, el flamenco, si existiese, sería sin ninguna duda una música diferente, con menos capacidad expresiva, dramatismo y vehemencia rítmica. Sin la Baja Andalucía no habría cante; sin los gitanos, el cante no sería una de las músicas más hermosas del mundo.»

En Iniciativa entendemos la cultura como la expresión de todos los aspectos de nuestra realidad, desde las prácticas económicas, hasta las formas en que se manifiesta nuestra sociabilidad, las manifestaciones artísticas actuales o de nuestro pasado y por lo tanto como el conjunto de los hábitos adquiridos en un determinado contexto social, con funciones de articulación social y de creación del sentido de una sociedad.

La cultura andaluza es uno de nuestros principales recursos para el progreso y nuestro principal patrimonio para una convivencia asentada en los valores de tolerancia, autonomía y equidad por su carácter universalista, creativo e incompatible con cualquier forma de violencia. La nuestra cultura tiene una vocación universalista, totalmente alejada de prejuicios localistas.

La homogenización cultural producto de la globalización ha adquirido una hegemonía hasta hoy desconocida por el imponente poder determinante del mercado que actúa en el terreno cultural imponiendo sus pautas.

​Desde iniciativa al pueblo andaluz mantenemos nuestro compromiso con Andalucía y su cultura como parte indispensable de su idiosincrasia.

Frente a la amenaza del monocultivo cultural de la globalización, proponemos una política activa de movilización social a favor de la puesta en valor de nuestros usos culturales singulares, nuestras formas de convivencia, la creatividad, las fiestas populares o la propia gastronomía.

Impulsaremos la recuperación, conservación, mantenimiento, puesta en valor y difusión de nuestro extenso legado cultural, de nuestras tradiciones y folklore, y de nuestra habla frente a los intentos de desvalorización de la misma.

La política cultural que defendemos se realizará desde una perspectiva transversal, ampliando el campo tradicional de actuación cultural. Queremos conseguir que la cultura se convierta en el eje integrador de toda la sociedad andaluza, respetando el derecho a la diferencia que siempre ha estado presente en nuestro marco cultural, e implicando a toda la sociedad andaluza en el conocimiento, participación y difusión de la cultura, impulsándola desde áreas tan diversas como la educación, el medio ambiente, la justicia, el desarrollo rural, la sociedad del conocimiento, etc.

Por eso apoyamos los estudios reglados que se imparten oficialmente de flamenco en diversos conservatorios de música, conservatorios de danza en Andalucía y máster interuniversitario en investigación y análisis del flamenco porque entendemos que el flamenco forma parte de la cultura de Andalucía y como tal entendemos que debe implementarse dentro de los centros de enseñanza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *