Portada / Democracia / La eco-izquierda unitaria

La eco-izquierda unitaria

Está claro que la izquierda, en su conjunto, no ha sido capaz de dar respuestas a la crisis global del capitalismo. Ha sido el neoliberalismo por si mismo quien ha estado a punto de ponerse la soga al cuello y de llevar al mundo a la catástrofe ambiental, económica y social. Fue tan grave la caída del neoliberalismo que hasta uno de sus más genuinos representantes, el presidente francés, habló de refundar el capitalismo. Sin embargo dos años después, los responsables de la crisis le han dado la vuelta a la situación y en vez de estar en la cárcel están dándole dentelladas al estado del bienestar europeo.

Lo lógico hubiese sido, tras la crisis y la llegada de Obama a la Casa Blanca, que la sociedad americana hubiese evolucionado hacia el sistema social europeo pero la debilidad de la ecoizquierda europea ha hecho que los mercados y el neoliberalismo se rearmen y sea, la sociedad europea, la que quieren que evolucione hacia la norteamericana, sin servicios públicos universales y gratuitos.

Esta verdadera ofensiva neoliberal es la que hay que parar desde las instituciones y desde la movilización social. En España esa ofensiva ha tenido un primer triunfo: llevar al PSOE, contento o a regañadientes, al terreno de los mercados y del neoliberalismo, con la excusa de volver a la senda socialdemócrata cuando se pueda. La batalla planteada es muy dura y difícil. Solo se puede librar agrupándonos todos los que creemos que las cosas no pueden seguir así. La batalla es electoral y es de sociedad civil, de movilización ciudadana.

Es una batalla por más democracia ya que los mercados no pueden decidir por los gobiernos democráticos, es una batalla por preservar el planeta Tierra para las generaciones venideras que se ha transformado en la contradicción política más importante del momento actual y una batalla por más igualdad que haga que los  servicios públicos gratuitos se extiendan por todos los rincones del  planeta y porque la libertad y los derechos humanos se cumplan.

Esta es una lucha que pueden y deben dar, a nivel mundial, las fuerzas de izquierda, de progreso y de la ecología política, juntas. Todas esas fuerzas políticas y las sociales altermundistas unidas siguen siendo débiles para contrarrestar lo que se nos está viniendo encima. Por separado, organizados en mil y un reinos de taifas, todos muy contentos de nuestros chiringuitos partidarios, no seremos capaces de explicar que otro mundo es posible. Hay que señalar de forma clara a los responsables de la crisis y debilitarlos ante los ojos de la ciudadanía.

Si los mercados y el capitalismo actúan de forma global, la ecoizquierda unitaria también lo debería hacer para ello creo que habría que aprovechar la salida de Lula Da Silva de la presidencia de Brasil para coordinar a la ecoizquierda a nivel mundial, él con Cohn Bendit, Oskar Lafontaine, Aminetu Haidar, la premio nobel birmana Aung San Suu Kyi podrían formar un grupo que organizase, la cooperación política, de las personas del mundo que no quieran ser dependientes del consumismo y la acumulación de propiedades y deudas. Lo que se propone es que personas de los 5 continentes sean capaces de organizar convocatorias mundiales de los que creen que otro mundo mejor es posible y necesario. Por los antecedentes de reuniones altermundialista, en enero del 2011 hará 10 años del Foro Social Mundial de Porto Alegre en Brasil se debería organizar una asamblea mundial para dar pasos en el altermundismo a partir de lo ya avanzado.

Algunas acciones inmediatas:

– En España, pero también en Francia, sería muy bueno que los sindicatos pidieran una ILP para que se haga un referéndum sobre una reforma laboral y el retraso en la edad de jubilación que no iba en el programa electoral del PSOE ni en de Sarkozy. Parece que CC.OO. ya ha aprobado la ILP. Si los sindicatos nos convocan a recoger firmas a lo largo y ancho de todas las ciudades y pueblos de España, de todos los tajos, fábricas y centros de trabajo del Estado se podrían ir conformando foros por políticas alternativas en todos los rincones. Esos foros deberían evaluar su actuación en relación a la movilización social y a la participación en los diferentes tipos de elecciones.

– En relación a las elecciones municipales y autonómicas creo que se podrían formar foros para la construcción de la ecoizquierda en todos los pueblos y ciudades en los que ni IU, ni Equo ni los partidos de Espacio Plural, ni PA en Andalucía, ni IA y otros tengan representación institucional. Es decir el primer objetivo es crear candidaturas unitarias en los ayuntamientos y autonomías blancas. Un segundo objetivo puede ser crear candidaturas unitarias en los partidos judiciales en los que los foros hayan conseguido abrir VIAs que superen las desconfianzas y desencuentros y sean capaces de crear programas y candidaturas comunes. Un tercer objetivo es conseguir discutir un programa común, aunque en algunos lugares se compita electoralmente. El combate contra el bipartidismo nos debe llevar a un frente amplio unitario entre todos los que apoyamos la huelga general del 29 de septiembre. Esa es la frontera, desde mi punto de vista para formar la ecoizquierda unitaria.

– En relación a Europa creo que sería bueno que los sindicatos españoles y europeos y las fuerzas de izquierdas y verdes cercáramos las instituciones europeas en Bruselas, La Haya y Estrasburgo más los principales centros de los mercados y del neoliberalismo en Londres, París, Frankfurt, Madrid y Milán con miles y miles de ciudadanos europeos que unen sus manos en señal de paz, de ecología y de desafío a los mercados y al capitalismo en una o varias jornadas de lucha europea. En Europa hay que coordinar a todas las fuerzas políticas, sindicales y sociales que se están oponiendo a los recortes sociales en los diferentes países.

El proceso para formar foros de la ecoizquierda puede ser la que se estableció en la guía de IU:

Los foros deben estar abiertos a la participación de personas, colectivos y partidos pertenecientes a movimientos emancipadores y transformadores, como: feministas; ecologistas; sindicalistas; defensores y defensoras de los derechos humanosmanifestación - sáhara - 7-3-2010; personas migrantes; activistas del movimiento LGTB; activistas del cristianismo de base; personas del movimiento republicano; jóvenes pertenecientes al movimiento estudiantil; personas del movimiento vecinal; activistas del mundo de la cultura y la comunicación; personas del movimiento cooperativista, de la economía social y por otra economía (finanzas y banca éticas, comercio justo, etc.); activistas del mundo rural y trabajadores y trabajadoras del campo; sindicatos agrarios progresistas; activistas por la solidaridad internacional (de ONG cooperación al desarrollo; comités de solidaridad con los pueblos, etc); Socialistas que están abandonando el PSOE; autónomos y pymes y todo tipo de activistas contra la exclusión social y defensores de los derechos de minorías, de personas con discapacidad, de internautas, de consumidores etc.

No se pueden poner límites ideológicos ni partidarios a la hora de participar en los foros, cualquier persona que declare su intención de participar en un foro tiene el derecho a hacerlo. Pero “queremos conectar con las ciudadanas y ciudadanos que aspiran a vivir de una manera distinta, que no sea tan dependiente del consumismo y la acumulación de propiedades y deudas, sino que repose en un consumo más responsable y en una mejor calidad de ocupación y de vida” (de la declaración de Equo). La forma de los foros debe ser de red, sin que las partes pierdan su identidad pero actuando en conexión: no una sino una suma de organizaciones, de distintos tamaños, cada una con su especialización funcional, que tengan una relación a la vez de conexión y autonomía.

Tras las municipales se puede evaluar como han ido las elecciones municipales y autonómicas y ver si han funcionado bien las candidaturas unitarias y si se han presentado más candidaturas que nunca.

Estos procesos nos pueden llevar, si las cosas salen aceptablemente y vamos confirmando mutuas confianzas, a una propuesta electoral unitaria para el 2012 que suponga una alternativa al bipartidismo neoliberal que representan tanto el PP como el PSOE. Una cuestión adicional, que creo importante para situar en el debate político, es la posibilidad de ofertarle a PSOE candidaturas unitarias al Senado en todas las provincias donde el PP obtiene y pueda obtener 3 senadores, para conseguir arrebatarle la mayoría en el Senado. Los miembros de la candidatura unitaria que no sean del PSOE formarían grupo diferenciado. El acuerdo estaría acompañado del compromiso de reforma de la Ley electoral y del ofrecimiento de acuerdos si se salen de la senda neoliberal.

Juan Pérez Unquiles

Loja

4 Comentarios

  1. efectivamente, equo, nace de trayectorias personales con objetivos verdes. No creo que sepan cómo funciona un partido político, de los que tradicionalmente han renegado, ya que en efecto carecen de formación y bases sobre las que trabajar. los intereses personales de ese proyecto parecen prevalecer sobre los colectivos. discursos vehementes y mascados no aportan nada nuevo al espectro de la ecoizquierda. el manifiesto fundacional de equo recoge ideas que IU lleva planteando más de 20 años.

  2. Y cuando tengan todo eso, que hagan como los ecoizquierda (Verdes) irlandeses y se conviertan en introductores (por ser finos) del neoliberalismo y la ruina que le han traido a Eire. ¿No?

  3. victoriano fernandez

    Hola Juan Perez;

    Creo que ya me había llegado el manifiesto por otro canal.
    En principio estoy de acuerdo, pero haría algunas matizaciones:

    1.- No creo que LULA sea un referente NO LIBERAL. Pienso que su programa de gobierno se ha separado muy poco del neoliberalismo.

    2.- Dani “el rojo” que luego se hizo verde dice cosas muy interesantes, pero sería mas creible si de vez en cuando estuviera “en la base” . Después de 40 años de jefe no le vendría mal un descanso.

    3.- Respecto al PSOE hace años – muchos – que tiene una dirección socialiberal (sochaga, solbes, felipe gonzalez, trini… Pepe Bono) su política real (desde el tiempo de la reconversión naval) ha sido neoliberal. Por lo tanto hemos de “dar fe” de que llevan en el Centro desde Suresnes, más o menos y seguir adelante con ese dato.

    4.- Equo, les guste que se les diga o no, es un proyecto elitista que para nada conecta con el pueblo llano.

    Con esas matizaciones a tener en cuenta los hechos nos iran acercando un@s a l@s otr@s; pero si la autoproclamada izquierda verde no interpreta el signo de los tiempos y comienza a hacer una política práctica menos jacobina, será muy dificil que podamos siquiera organizar la resistencia a la extrema derecha y derecha en el poder en todo el mundo. No solo en el poder ejecutivo en las empresas y en los gobiernos, tambien en el poder de creacion en Universidades, medios de comunicacion, etc.
    La sima entre el pueblo llano y las elites es mucho mas profunda de lo que nadie podría haber imaginado, tomar nota de la profundidad de esa sima es uno de los retos, que yo hasta ahora no veo en el orden del día de la ecoizquierda.
    en todo caso creo que os hemos de agradecer a los que vais por delante el que lo hagais
    Salud
    Victoriano

  4. PSOE??? que abandone el neoliberalismo?? venga ya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *