Portada / Ecología / Las emisiones industriales de CO2 en Andalucía se reducen un 8,2% por la crisis

Las emisiones industriales de CO2 en Andalucía se reducen un 8,2% por la crisis

gasolineras12

Manuel Planelles.El País.25/04/2011.

Las emisiones de dióxido de carbono de las 173 empresas sujetas al régimen andaluz del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero cayeron un 8,2% en 2010 respecto al año anterior. La Consejería de Medio Ambiente ya ha rematado la validación de las emisiones de 2010, que se cierra con 23,5 millones de toneladas de CO2, 2,1 millones de toneladas menos que en 2009.

Las emisiones de este tipo de gases contaminantes llevan cayendo desde 2007, cuando en Andalucía se generaron 33,4 millones de toneladas de dióxido de carbono. Detrás de esta reducción (un 29,6% entre 2007 y 2010) está el fuerte impacto de la crisis económica en determinados sectores como la industria de la cerámica. Sin embargo, otra clave del descenso hay que buscarla en la generación de energía eléctrica, sector que acapara más de la mitad de las emisiones del régimen del comercio de derechos en Andalucía, con 12,5 millones de toneladas de CO2 en 2010.

Las emisiones del sector eléctrico han caído un 15,1% respecto a 2009, según Medio Ambiente. La consejería atribuye esta reducción al “descenso de la demanda de energía eléctrica” en todo el país, consecuencia en parte de la crisis. Pero también “al aumento de participación de las renovables en el mix energético nacional” y al hecho de “favorecer la generación con carbón nacional frente a las centrales que emplean carbón de importación”.

Las tres centrales térmicas de carbón de Andalucía generaron 6,6 millones de toneladas de dióxido de carbono en 2010, 1,7 millones menos que el año anterior. El principal descenso se produjo en las instalaciones que la empresa Endesa tiene en Carboneras (Almería), que emitió 3,8 millones de toneladas de CO2, 1,2 millones menos que en 2009. Las otras dos térmicas andaluzas son propiedad de EON: Los Barrios (2,1 millones de toneladas de dióxido en 2010) y Puente Nuevo (576.932 toneladas).

El resto de emisiones por generación de electricidad corresponden a las centrales de ciclo combinado, menos contaminantes y más eficientes que las que emplean solo carbón. Las emisiones de gases de efecto invernadero en este tipo de plantas cayeron de 6,4 millones de toneladas en 2009 a 5,9 en 2010.

Pese a estos descensos, las plantas de generación de energía eléctrica en régimen ordinario de Andalucía superaron en 2,4 millones de toneladas los derechos de emisión de CO

2 que tenían asignados para 2010.

El segundo sector más contaminante es el del cemento, que el año pasado generó 3,5 millones de toneladas de dióxido. Las emisiones de este sector empezaron a caer en 2007 debido a la fuerte crisis en el sector inmobiliario. Sin embargo, sus emisiones han crecido en 2010 un 3% respecto a 2009. Este incremento, según detalla Medio Ambiente, se debe a que algunas cementeras “han mantenido su producción gracias a las exportaciones de clinker [el componente principal del cemento] a terceros países”. Con todo, las cementeras andaluzas emitieron 1,3 millones de toneladas menos de CO2 de las que tenían asignadas.

Un sector que no ha conseguido compensar con la exportación la crisis del ladrillo ha sido el de la cerámica, el más importante si se atiende solo al número de empresas: de las 173 sometidas al régimen del comercio de emisiones en Andalucía, 65 corresponden a este segmento. La empresas de cerámica generaron en 2005, en pleno auge inmobiliario, un millón de toneladas de dióxido. En 2010, cayeron hasta las 237.224 toneladas, un 19% menos que en 2009.

Las emisiones de las industrias sometidas al régimen del comercio de derechos suponen alrededor del 43% del total de CO2 que se genera en la comunidad. El resto corresponde a la emisiones del denominado sector difuso, es decir, a las no industriales. En este momento, tras cerrarse la validación del sector industrial, Medio Ambiente estima que la comunidad está generando 6,51 toneladas de CO2 por habitante al año. El objetivo de la Junta para 2012 es llegar a las 6,33 toneladas anuales por persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *