Portada / Democracia / Las sociedades médicas desnudan los argumentos de los hosteleros contra la ley del tabaco
Un estudio universitario revela que desde que se aprobó la norma el sector creó 34.000 empleos al año pese a sus profecías apocalípticas.- Acusa a la federación hostelera de trabajar para las tabacaleras

Las sociedades médicas desnudan los argumentos de los hosteleros contra la ley del tabaco

fumando 2

 

Rafael Méndez

El Pais  Madrid – 18/03/2010.

En noviembre de 2005, la industria hostelera auguró un apocalípsis por la inminente entrada en entrada en vigor de la Ley Antitabaco. Más de cuatro años después, el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), que agrupa a decenas de sociedades médicas , ha desnudado sus argumentos. Un estudio realizado por el profesor de Economía de la Universidad de Las Palmas y experto en tabaquismo Jaime Pinilla encargado por el comité revela que desde que entró en vigor la norma la hostelería creó una media de 34.000 empleos al año. Además, los locales de comida rápida, que han apostado en gran medida por declararse espacios libres de humo, han aumentado su facturación un 3% al año y el gasto por pasajero en los bares de los aeropuertos creció más de un 10% al año tras la ley. Pinilla resumió en una jornada en Madrid: “Los hosteleros tienen muy poca credibilidad como pitonisos”.El CNPT acusa a la Federación Española de Hostelería (FEHR) de hacer los estudios “para defender los intereses de las tabacaleras, no de sus empresarios ni de sus trabajadores”, en palabras de Rodrigo Córdoba, portavoz del comité. Philip Morris, una de las principales tabacaleras, es uno de los cinco patrocinadores de la FEHR, según la web de la asociación . El estudio llega en medio de la batalla por la nueva ley del tabaco, que el Ministerio de Sanidad ha anunciado reiteradamente que prohibirá completamente fumar en bares y restaurantes, aunque sigue sin fecha.

Pinilla ha recordado casos antiguos de argumentos a favor del tabaco. Ante un auditorio de médicos ha mostrado una información del diario ABC del 9 de mayo de 1990 en el que auguraba que los atascos iban a aumentar “seriamente” por la prohibición de fumar en los transportes públicos. El argumento era que los fumadores no tomarían ya el metro y se lanzarían con sus coches a las calles.

En esa línea situó la previsión de la FEHR realizada en noviembre de 2005 de que el sector perdería 1.600 millones de euros en 2005, entre un 8% y un 10% de su cifra de negocio, y unos 20.000 empleos. Con fuentes oficiales, Pinilla ha comparado la previsión y demuestra que el sector siguió creciendo hasta que en 2008 se empezó a notar la crisis. “Entre 2005 y 2006 la facturación del sector creció en 2.200 millones de euros”, afirmó Pinilla. Ahora la FEHR insiste en que el endurecimiento de la ley sería la “ruina del sector “.

Ante el argumento de que esto ha sido así por el incumplimiento masivo de la norma, Pinilla intentó buscar diferencias entre locales sin humo y los que siguen dejando fumar. Por un lado, comparó las cifras de negocio en Cataluña -la comunidad con más locales sin humo, un 20%- y Madrid -que es insumisa a la ley y no exige a los bares tener espacios para fumadores-. El resultado es que en 2006 y 2007 el gasto en restaurantes y bares en Cataluña creció un 9% frente a sólo 4,45%. La cifra sólo tiene en cuenta el de los residentes, para no incluir distorsiones por el turismo. En ese mismo periodo el gasto de los hogares en tabaco bajó un 5,89% en Cataluña y sólo un 1,31% en Madrid. La conclusión de Pinilla es clara: “Más locales libres de humo no ha hecho que haya bajado el consumo en la hostelería”.

Otro de los espacios analizados es el de la comida rápida. Lugares como McDonalds, Burger King o Telepizza que, en un 80% han optado por prohibir fumar, según Pinilla. Su facturación creció en 1.814 millones entre 2005 y 2008 y el número de establecimientos subió de 2.161 a 2.503. Otra de las pruebas es el consumo en los bares y restaurantes de los aeropuertos. Según la memoria de AENA, el gasto por pasajero en la restauración creció a un ritmo superior al 10% al año, algo que coincidió con la decisión de las aerolíneas de dejar de dar comida en vuelo.

Por último, el estudio analiza el caso irlandés, que prohibió totalmente fumar en los bares y restaurantes en 2004. Según la federación hostelera, Irlanda sufrió un batacazo en sus bares coincidiendo con la aprobación de la ley. Pinilla admite un menor crecimiento en 2004, pero asegura que coincidió con un aumento de los costes laborales para los empresarios ese año. “Entre 2003 y 2007 el número de personas ocupadas en el sector hostelero irlandés aumentó en un 13,72%”, según el CNPT. Irlanda es un país comparable a España ya que el 87,73% de la cerveza se consume en ares, mientras que en España el porcentaje es del 70%, siempre según el estudio. Pinalla destacó que el sector hostelero irlandés no se ha levantado contra la norma.

 

Un comentario

  1. Opino que el gobierno esta a la defensiva y no quiere abrir nuevos frentes que le cause impopularidad, pero creo que esta equivocado. Los hosteleros, como la mayoría de los que tienen un negocio, teme cualquier cambio, pero en el fondo saben que mienten, que no es así.
    Por ejemplo, los estancos hace bastantes años que son locales donde no se limitan a expender tabaco, en muchos de ellos se ubican papelerias, reprografias, tiendas de regalo,venta de distintos tipos de bonos para metros, autobuses, etc.
    Los bares y restaurantes tienen sus mejores clientes entre los no fumadores: rotan más y dejan libre las mesas mucho antes, consumiendo en mayor proporción que los fumadores, los que, en ocasiones con un café y un vaso de agua y la cajetilla de tabaco al lado, son capaces de pasar una hora sentados solos ocupando una mesa. Pero bueno, eso es la anecdota diran algunos.
    Pero eso demuestra que es posible mantener un negocio de hostelería e incluso incrementarlo prohibiendo el fumar en los bares y rstaurantes.
    Pero lo sustancial, lo que de verdad importa de la ley antitabaco: Mejorar la salud de los fumadores activos y también de los pasivos. La libertad de fumar no pude ni debe justificar la indefensión de quien no fumando se encuentra sometido a un espacio insalubre. Y sería una aberración pensar como solución que existan bares para fumadores y otros para no fumadores, porqué ademas de someter a los trabajadores de la hosteleria de los bares para fumadores a un riesgo sanitario, contribuiria a consolidar la falacia de cada cual tiene derecho a hacer lo que quiera con la sola condición de tener un espacio para ello autorizado: así, de esa manera, no se conseguiria el objetivo de la ley, que es eliminar en un plazo de tiempo no muy largo el habito del tabaco, gravemente nocivo para la salud de los fumadores y de los que pasivamente soportan el humo de sus cigarrillos.
    Ahora bien, me pregunto,¿está el gobierno mareando la perdiz porqué en el fondo teme perder los altos ingresos fiscales de la venta del tabaco? Pues bien, considere el gobierno y la ciudadanía qué resulta más caro para el estado y la sociedad,si el coste sanitario de los enfermos por causa del tabaquismo o los ingresos del tabaco por su venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *