Portada / Democracia / Los disturbios de Egipto pueden tener su causa en la subida del precio de los alimentos y las políticas de la Reserva Federal norteamericana

Los disturbios de Egipto pueden tener su causa en la subida del precio de los alimentos y las políticas de la Reserva Federal norteamericana

manifestacion

 

Kevin G. Hall .McClatchy.01/02/2011.

Economistas y expertos en seguridad alimentaria han advertido varias veces en los últimos años que un desenfrenado aumento de precios de los alimentos podría desencadenar el mismo tipo de explosión de ira de ciudadano que ahora amenaza con derribar el Gobierno de Egipto. Tal ira es probable que en otros lugares, también   se produzca.

Egipto es una gran nación con una gran cantidad de desierto, que debe importar más de la mitad de su suministro de alimentos. Desde 2008, ha habido disturbios esporádicos allí donde el coste de los alimentos básicos, frutas, verduras,o  el pan han subido constantemente.

Uno de los que  advirtió acerca de los precios de los alimentos fue Hamdi Abdel Azim, un economista y ex Presidente de la Academia de Sadat para ciencias sociales en el Cairo. “Si persiste el aumento de los precios de los alimentos, habrá una explosión de ira popular contra el Gobierno,” le dijo a la IPS Inter Press Service a mediados de noviembre. Unas semanas antes, políticos opositores del Presidente Hosni Mubarak  se habían  unido para protestar por la subida del coste de los alimentos y defender a los pobres.

El aumento de los precios de los alimentos no son la única razón por la que los egipcios salieron a las calles para intentar derrocar a su longevo  presidente. Pero si  son un factor importante. El constante aumento mundial de los precios de los  productos alimentario  básicos desde  2008 va a traer nuevos conflictos  sobre seguridad alimentaria este año.

Las protestas contra el precio de los alimentos recientemente sacudieron  también Jordania y Argelia. Este mismo aumento  de los precios fue, en parte, una de las causas por las que Ben Ali, huyó de  Túnez a mediados de enero. India y China están removiendo  las difíciles  aguas de control  de los precios alimentarios  por  alta  densidad   de población.

En los mercados de productos básicos, el rumor  es que muchas naciones pobres están tratando de acaparar el trigo,  el maíz y otros productos básicos. Tal almacenamiento ha  e ha añadido  al  impulso alcista que está impulsando los precios de los productos básicos cada vez más.

“Los países están acumulando suministros de grano ahora mismo porque no quieren ver que  lo que ocurre en Egipto les  suceda a ellos,”, dijo Phil Flynn,  veterano analista de mercados de productos básicos  alimentarios afincado en Chicago.

La FAO dió el paso inusual. el miércoles pasado, de la actualización de su guía para responsables de políticas en los países en desarrollo. Instó a las Naciones Unidas para evitar “las acciones de política que podrían aparecer útil a corto plazo pero  que podrían tener efectos a más largo plazo nocivos o incluso que podrían  agravar la situación”.

Tales acciones en el pasado han consistido en restricciones a la exportación  de alimentos  que agravaron la  restrictiva oferta mundial ya  reducida en 2008; esta limitación de las exportaciones  dieron  lugar a un aumento en los precios. Al restringir las exportaciones, estas Naciones, que incluyen  a Argentina y a  Ucrania,  provocaron la  bajada de  los precios internos, desalentando la producción y causando aún más restricciones  a la oferta mundial.

La  FAO compila un índice de los precios de los alimentos básicos del mundo, que alcanzaron sus precios máximos  en diciembre.”Con estos nuevos precios, sólo dos años después de la crisis  del  2007/08 ,es una muy preocupante  ahora las consecuencias para los mercados de alimentos en los países vulnerables”  dijo Richard China, el director de política de la organización de las Naciones Unidas y el programa de desarrollo de la División de apoyo, la semana pasada al anunciar las directrices actualizadas.

Para los agricultores estadounidenses, Egipto presenta el mercado de exportación más grande, de las ventas de trigo, ya que el país es el primer importador de trigo de todo el mundo. Maíz y trigo estadounidense se venden a través de África del Norte y Oriente Medio, provocando preocupaciones para los agricultores estadounidenses si los  problemas de Egipto se extenderán a lo largo de toda  la región.

Los precios del trigo han aumentado en más del 70% en los últimos 12 meses y los precios de maíz, a mediados de enero, han alcanzado su nivel más alto desde julio de 2008, período  en el que hubo un aumento  global de los precios. Desde entonces han bajado   ligeramente, a un poco menores de  6,60  dólares una fanega, pero seguirán siendo volátiles, puesto que la producción de maíz se espera caiga  al 14% a nivel mundial, de acuerdo  a los previsto por  el departamento de agricultura de los Estados Unidos.

Los agricultores de maíz estadounidenses tradicionalmente han tenido un 80% del mercado egipcio, aunque  se redujo al 50% el año pasado. Existe menos preocupación por los envíos  actuales, especialmente desde que Egipto se cree tener suficientes reservas  por ahora.. El centro de atención está más sobre qué tipo de Gobierno surgirá allí.

“Creo que, lel Gobierno de transición tendrá una línea de continuidad” dijo Chris Corry, el veterano director de operaciones internacionales para el Consejo de granos de los Estados Unidos, que representa a los agricultores estadounidenses.

Las cuestiones en Egipto ahora mismo son básicas, dijo, y tomando nota, “el Gobierno debe actuar para que los bancos estén abiertos, para poder pagar  la compra de productos básicos “.

Una serie de factores se combinan para aumentan los precios mundiales de trigo, maíz, soja y otros productos básicos. Parte de la historia está relacionada con el clima.. Argentina, Australia y Pakistán han sufrido fuertes lluvias, que han dañado la producción de cultivos. Rusia se está recuperando de una sequía devastadora el año pasado.

Otra parte de la historia es la demanda. de  grandes mercados emergentes, como China, India y Brasil que absorben mayores demandas de suministros globales, y por otro lado,  la recuperación de la economía estadounidense,

Una tercera explicación que está ganando aceptación es que la Reserva Federal de los Estados Unidos esta  exagerando  erróneamente  la imagen de los  precios de granos y otros productos básicos. La Reserva Federal ha participado en lo que los economistas denominan “aceleración cuantitativa,”. El  Tesoro de Estados Unidos compra bonos para atacar la amenaza de la deflación — el fenómeno de la caída de los precios

La reducción cuantitativa tiene el efecto de aumentar los precios de los activos, si son los precios de las acciones o lo que los comerciantes están dispuestos a pagar para los productos básicos, como el trigo o el maíz. Uno de los efectos secundarios de esta política es que el dólar se debilita frente a otras monedas, y esto  contribuye también  a elevar los precios mundiales de los productos básicos.

“La verdad del asunto es que cuando la Reserva Federal  apostó  por  la reducción cuantitativa,  exporta la inflación a un montón de estos mercados emergentes”, dijo Flynn. “No cabe duda de que uno de los efectos secundarios de la debilidad del dólar y de la  reducción cuantitativa ha sido el  aumento de  los precios de los productos básicos. Todo ello ayudó a crear este ambiente alcista para los productos básicos. Este es una operación  de equilibrio muy delicada”.

Esta es  una opinión compartida por Ed Yardeni, un analista de mercado financiero veterano, que llegó a una conclusión similar en una nota de información enviada el lunes a los inversores. Él bromeó que  el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke debe añadirse a la lista de los revolucionarios, ya que su política de aceleración cuantitativa, que  dio a conocer el año pasado en Wyoming, ha provocado malestar y cambios en el mundo en desarrollo.

“En primer lugar indicó que desde  el apoyo  de Bernanke  a un revolucionario cambio monetario el 27 de agosto de 2010 en e el discurso en Jackson Hole; los precios de maíz, soja y trigo han aumentado un 53%, un 37% y un 24,4% antes  del  cierre del viernes,” señaló Yardeni. “El precio del petróleo crudo aumentó 19,8% durante este período de 75,17 a 90.09 dólares  esta mañana (lunes). Los precios de alimentos y combustible están agravando la  ira  y el descontento popular atribuible al desempleo generalizado, y estos países están experimentando disturbios”.

A pesar de que esta  política se anunció en agosto, la Reserva Federal no comenzó a comprar bonos hasta noviembre. Se espera comprar 600 mil millones de dólares hasta junio, con la esperanza de disminuir el retorno en bonos a largo plazo y obligando a los inversores  a asumir más riesgos.

“Hay un montón de palos distintos  en el fuego actual,” dijo Jerry Gidel, el Presidente de Midland Research Inc., que realiza  evaluaciones de riesgo financiero. Lo que le sucede al precio de las cosechas de un alimento afecta a otros, añadió, porque “es un producto de consumo de humanos y las cosas pueden generan conductas emocionales, y reciben  también respuestas emocionales. Ahora mismo, estamos en un  tipo de uno de esos períodos.”

Economy_EGYPT_small_prod_affiliate_91

Publicado en: http://www.mcclatchydc.com/

2 Comentarios

  1. Sí, claro y si los ingleses no tiene base en Gibraltar puede peligrar el paso de buques hacia América y el Norte de Europa desde el canal de Suez, si hubiese alguna nueva tensión, como la de Isla Perejil…. ¡Por favor! Todos estos brutales y desalmados movimientos especulativos salvajes, sólo son una EXCUSA de los tiburones la oligarquía financiera responsable de la depauperización creciente de todos, porque hace ya demasiado tiempo que tienen prostituídos a los políticos y les ahn hecho sus rehenes.

    LA UNICA SOLUCION ES LA MOVILIZACION! VIVA AL-ANDALUSIA Y EGIPTO LIBRES! VEENCEREMOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *