Portada / Democracia / Los Verdes volverán a pedir a la fiscalía que investigue el asunto Sandokan-Aguilar

Los Verdes volverán a pedir a la fiscalía que investigue el asunto Sandokan-Aguilar

rosa aguilar

 

Nota de prensa de Los Verdes.En el año 2006, en el marco del comienzo de la investigación de la trama Malaya, el diputado verde Francisco Garrido pidió a la fiscalía una investigación seria sobre las ilegalidades urbanísticas de las naves de Colecor en la carretera cordobesa de Palma del Río. La fiscalía dio entonces un rápido carpetazo al asunto, cuando Rosa Aguilar era todavía alcaldesa de Córdoba por IU. Las naves habían sido contruidas por la empresa Arenal 2000, propiedad de Rafael Gómez, apodado Sandokán.

Tras las últimas declaraciones de Sandokán en diversos medios de comunicación, Los Verdes exige al fiscal jefe de Córdoba que lo llame a declarar. “Es necesario que la fiscalía tome cartas de oficio en este asunto,” exige el portavoz andaluz de Los Verdes, Mario Ortega, “es necesario que Sandokán aclare ante el fiscal los hechos que cuenta en sus declaraciones, pues pueden ser constitutivos de delitos muy graves.”
Las naves habían sido contruidas sin permisos y en unos terrenos no urbanizables. Recientemente Sandokan, que presenta candidatura a la alcaldía de Córdoba, imputado en la trama malaya marbellí, ha hecho reiteradamente declaraciones públicas en las que afirma que construyó las naves con el permiso de quien ostentaba el poder en Córdoba, que se reunió varias veces con Rosa Aguilar, y que negoció, cuando pasó a las filas del PSOE como consejera de Obras Públicas la reducción de la multa de 24 millones de euros a 6.000 euros.
Por este motivo, Los Verdes vuelve a la carga en lo que califican el asunto Sandokán-Aguilar. Su portavoz andaluz, Mario Ortega, advierte que “si el fiscal jefe no toma cartas en el asunto, nos personaremos la próxima semana en Córdoba para pedirle nuevamente por escrito que abra la investigación.
Los Verdes entiende que “hay razones claras de la posible existencia de delitos de prevaricación, tráfico de influencias y cohecho. Parece mentira que la ex de IU,” dice Ortega, “haya llegado a ministra de Medio Ambiente, con estos avales en la cartera.”
“Tenemos muy claro que la corrupción y la connivencia entre el poder político y el sector del ladrillo hay que romperla de raíz. Ha sido la causante del fuerte deterioro de la economía y de la democracia. Si el ministerio público no actúa, ¿para qué sirve?,” se pregunta Ortega. Quien también se lamenta del escaso interés del actual alcalde de IU en Córdoba por esclarecer los hechos,
 
 

Ecologistas en Acción cree que la ministra pudo prevaricar como alcaldesa de Córdoba

R. R.Diario de Córdoba.  01.03.2011.
Ecologistas en Acción emprenderá acciones legales para exigir una investigación “seria” sobre la actuación del Ayuntamiento de Córdoba en las naves de Colecor por parte de la empresa Arenal 2000 a raíz de que su propietario, el candidato de Unión Cordobesa Rafael Gómez, conocido como Sandokán, haya declarado que recibió un permiso verbal de “quienes mandaban en el Ayuntamiento” para construir el complejo de la carretera de Palma del Río antes de que se contara con una licencia vigente. La organización ecologista pedirá al Tribunal Supremo que emita un suplicatorio que permita una instrucción penal y el “procesamiento” de la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar.

Gómez ha realizado varias declaraciones públicas en el sentido de que el Ayuntamiento sabía cuáles eran sus planes de construir un centro comercial de venta al por mayor y que de forma tácita se le dio el visto bueno para seguir adelante con sus planes. Y fue aún más explícito al asegurar que ese permiso se pidió a quien ostentaba el poder municipal y que se obtuvo una autorización “verbal” para que las obras se desarrollaran. Además, aseguró que se tuvieron reuniones directas con Aguilar, la última de ellas cuando era consejera de Obras Públicas, para reducir la multa de 24,6 millones de euros y dejarla en 6.000 euros. El alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña, calificó esas declaraciones de absurdas. “Uno de los implicados dice en voz alta lo que era evidente, esto es, que es imposible no ver la construcción de semejante estructura hasta su conclusión, sin que se hubiera precintado la obra con anterioridad”, afirma Ecologistas en Acción.

Un portavoz de la organización explicó que las palabras de Gómez son lo suficientemente relevantes como para constituir un indicio de que se ha cometido un presunto delito de prevaricación al permitir desde la autoridad municipal una construcción sin licencia mediante la omisión de los controles municipales. Ecologistas en Acción considera que las palabras de Gómez tienen el carácter de una “autoinculpación”.

 

Ecologistas en Acción cree que la ministra pudo prevaricar como alcaldesa de Córdoba

R. R.Diario de Córdoba.  01.03.2011.
Ecologistas en Acción emprenderá acciones legales para exigir una investigación “seria” sobre la actuación del Ayuntamiento de Córdoba en las naves de Colecor por parte de la empresa Arenal 2000 a raíz de que su propietario, el candidato de Unión Cordobesa Rafael Gómez, conocido como Sandokán, haya declarado que recibió un permiso verbal de “quienes mandaban en el Ayuntamiento” para construir el complejo de la carretera de Palma del Río antes de que se contara con una licencia vigente. La organización ecologista pedirá al Tribunal Supremo que emita un suplicatorio que permita una instrucción penal y el “procesamiento” de la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar.

Gómez ha realizado varias declaraciones públicas en el sentido de que el Ayuntamiento sabía cuáles eran sus planes de construir un centro comercial de venta al por mayor y que de forma tácita se le dio el visto bueno para seguir adelante con sus planes. Y fue aún más explícito al asegurar que ese permiso se pidió a quien ostentaba el poder municipal y que se obtuvo una autorización “verbal” para que las obras se desarrollaran. Además, aseguró que se tuvieron reuniones directas con Aguilar, la última de ellas cuando era consejera de Obras Públicas, para reducir la multa de 24,6 millones de euros y dejarla en 6.000 euros. El alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña, calificó esas declaraciones de absurdas. “Uno de los implicados dice en voz alta lo que era evidente, esto es, que es imposible no ver la construcción de semejante estructura hasta su conclusión, sin que se hubiera precintado la obra con anterioridad”, afirma Ecologistas en Acción.

Un portavoz de la organización explicó que las palabras de Gómez son lo suficientemente relevantes como para constituir un indicio de que se ha cometido un presunto delito de prevaricación al permitir desde la autoridad municipal una construcción sin licencia mediante la omisión de los controles municipales. Ecologistas en Acción considera que las palabras de Gómez tienen el carácter de una “autoinculpación”.

 

Un comentario

  1. Lo de Córdoba es mucho peor que la película El Padrino III

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *