Portada / Andalucismo / Operación tarjeta dorada: el consenso que viene (el expolio de las pensiones)

Operación tarjeta dorada: el consenso que viene (el expolio de las pensiones)

HOMENAJE ROSA ROJA

 

El Partido popular no puede cambiar en solitario el sistema de pensiones. Y no porque no tenga mayoría parlamentaria suficiente sino porque los costes electorales de tocar las pensiones y el Pacto de Toledo en solitario serian demoledores. Por eso ha montado la comisión de expertos y por eso nos tenemos que ya haya un pacto encubierto entre PP y PSOE y entre los mismos sindicatos. La supuesta metedura de pata del representante de CC.OO.  no ha sido contundentemente contestada por la dirección federal  del sindicato. Las declaraciones de Rubalcaba  son de una ambigüedad escandalosa,  solo apoyará cambios si están presentes  los sindicatos.

La operación “tarjeta dorada” está en marcha, el botín de las pensiones  es muy suculento y el PP ha exigido  a la banca   y  los poderes fácticos consenso para abordarla. Parece que estas gestiones están dando sus frutos y el bipartidismo político y sindical está por la labor de acabar con el actual sistema público de pensiones.  La noticia no es evidentemente buena, es  terrible pues implica que la totalidad de actores del régimen de  la transición han unido su suerte a la locura neoliberal  del Partido Popular. La reforma de las pensiones será seguramente  la línea divisoria que definirá qué parte de la izquierda política y sindical está disponible para el cambio.

El gobierno andaluz de izquierdas tiene que hablar y hablar claro. Las  pensiones son la última frontera del Estado de Bienestar y Andalucía votó a un gobierno de izquierdas para que fuera barricada y laboratorio contra la barbarie  neoliberal. El Estatuto de Autonomía  otorga competencias en los derechos sociales. El silencio o la colaboración en ese crimen  social que se está perpetrando en Madrid  sería el fin de esta esperanza.

2 Comentarios

  1. El máximo responsable de Hacienda se salió del tema previsto ayer -ingresos- para admitir que la Seguridad Social en 2012 tendrá un déficit de unos 10.500 millones, como adelantaron a Bruselas el pasado octubre. Hay que tener en cuenta que esta cifra se calcula integrando el seguro de desempleo, el fondo de garantía salarial y el sistema de pensiones. Precisamente en este punto, los cálculos del Gobierno no se cumplieron ni por el lado de los ingresos, la cotizaciones sociales, ni por el de los gastos, ya que tanto el desembolso en prestaciones por desempleo como en pensiones superó con mucho lo presupuestado.

  2. miguel martín velázquez

    “Espolio”???????????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *