Portada / Andalucismo / Primarias ciudadanas para la unidad

Primarias ciudadanas para la unidad

bandera andaluza y republicana

 

La izquierda no sólo debe hacer otra política sino también tiene la obligación de representar otra forma de hacer política. La defensa del común tiene que encarnarse en una forma de acción colectiva que inaugure una nueva institucionalidad democrática. La participación directa del pueblo de izquierdas en la elección de las personas y los programas que nos han de representar a todas y a todos, es hoy ya tan posible, gracias a los cambios tecnológicos, como necesaria, la crisis económica ha desembocado en crisis política como no podía ser de otro modo.

La unidad y la transformación de la izquierda no puede ser el producto exclusivo del acuerdo entre algunas organizaciones si no que debe implicar a toda su base social que demanda participación política directa y real. La elección en un proceso de primarias ciudadanas de los candidatos y las candidatas para las próximas elecciones andaluzas ha de ser el mecanismo de impulso de la hegemonía política y social de una izquierda capaz de dar una respuesta contundente e innovadora a la alternativa neoliberal y centralista.

Por ello proponemos comenzar a andar por ese camino. Nunca sobran las  palabras, ni los debates pero en muchas ocasiones, las palabras y los debates no bastan. En estos momentos la obligación de actuar es un imperativo ético urgentísimo que no podemos obviar sin traicionar su mandato. Esta es nuestra propuesta: primarias ciudadanas para elegir al candidato o candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía  de la izquierda andaluza.

Somos conscientes de que esta propuesta es sólo el comienzo y que deberá en un futuro inmediato servir de base y ejemplo para su ampliación y aplicación a todos los procesos de elección de candidatos y candidatas. Pero creemos que dada la novedad y la complejidad inicial es bueno comenzar por un primer gran paso. En esta propuesta de primarias que hacemos el debate y aprobación colectiva de un programa unitario precede y prevalece sobre la elección de las personas pues nuestro modelo de democracia no sólo ha de ser participativo sino también deliberativo. En concreto proponemos para su discusión y a modo de  borrador, la hoja ruta siguiente.

  1. En las elecciones primarias ciudadanas andaluzas podrán participar todos los ciudadanos y ciudadanas residentes en nuestra comunidad y mayores de edad que se inscriban el censo ciudadano.
  2. Se constituirá una Oficina de primarias que tendrá la función de impulsar y coordinar el proceso.
  3. La Oficina estará compuesta por un o una representante de cada una de las  organizaciones políticas, sindicales, etc., que suscriban el proceso de primarias.
  4. La oficina abrirá en el momento de su constitución un triple proceso. (a) De redacción y debate de los cincuenta puntos del programa unitario. (b) Apertura de un censo de ciudadanos y ciudadanas transparente que quieran participar como electores y electoras en el proceso de primarias. (c) Apertura de una bolsa online de candidatos y candidatas.
  5. Las Oficinas del censo estarán instaladas tanto en los locales de las organizaciones y movimientos participantes como en una oficina online central.
  6. El proceso de constitución y cierre del censo durara seis meses.
  7. A partir del cierre del censo comenzará durante dos meses el proceso de debate y aprobación de los cincuenta puntos del programa unitario.
  8. Una vez aprobado el programa y durante otros dos meses se desarrollarán las primarias para elegir al candidato o candidata del programa común de la izquierda a la presidencia de la Junta de Andalucía.
  9. Las votaciones se efectuaran durante un solo día en horario de 8 a 20 horas en las mesas constituidas en los distintos locales que la Oficina establezca y que abarcaran el mayor porcentaje de localidades andaluzas posibles y en la Oficina online.
  10. Los restantes candidatos y candidatas serán elegidos por el método que acuerden las distintas organizaciones provinciales que suscriben las primarias. En todo caso la paridad de género en forma de listas de cremallera deberá ser un criterio a seguir como establece la legislación andaluza.

Venceremos y saldremos de las sombras juntos. Pero esto sólo será posible si somos capaces de imaginar el futuro y no nos perpetuamos en la añoranza del pasado o en los errores del presente. La mejor barricada es la que todavía no hemos montado. El mejor programa el que todavía no hemos redactado. La democracia es el futuro y nosotros  y nosotras queremos, aquí y ahora, anticipar el futuro que queremos.

2 Comentarios

  1. De Egipto hablamos poquito ¿no? No es por nada personal. Se trata de que si nos tragamos que la Unión Europea nos hace pasar por normal GOLPES DE ESTADO PREVENTIVOS (¿!) ¡¡¡en un Pueblo que en cinco mil años de Historia sólo había conocido unas elecciones libres!!! y nos mostramos indiferentres a las presiones del FMI sobre esa nación de casi cien millones de habitantes y la “hoja de ruta” de EEUU y sus lacayos militares locales… EN LA PROPIA EUROPA ESTAMOS YA MADUROS PARA POSTRARNOS ANTE UN TOTALITARISMO SIN PRECEDENTES…

    No es un porvenir halagüeño ni para nosotros mismos ¿no os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *