Portada / Acción y Cooperación política / Reflexiones sobre el III taller de Paralelo 36.

Reflexiones sobre el III taller de Paralelo 36.

Satellite

Varias reflexiones al hilo de lo debatido en el Taller de Paralelo en Sevilla.

En primer lugar agradecer el esfuerzo e interés de Jordi Guillot, no ya por acudir a Andalucía para comentarnos sus impresiones y análisis de las recientes elecciones catalanas sino por el interés mostrado en el debate posterior respondiendo a las numerosas cuestiones que se le plantearon por los allí asistentes.

En mí brevísima intervención intenté resumir varias cuestiones relacionadas con la política andaluza que quisiera relacionar en este post.

El bipartidismo imperfecto de la escena electoral andaluza es terriblemente lamentable, y más si la comparamos con la pluralidad del escenario catalán. La simplificación del  panorama parlamentario entre PP y PSOE y otra opción política como IU que sólo pretender ser “muleta” de la segunda, empobrece el pluralismo político y social de nuestra comunidad y atenta a la base misma del concepto democrático.

Los ciudadanos y ciudadanas se ven limitados a una panoplia de posibilidades limitada y el desencanto y la falta de posibilidades les empuja hacía el voto útil o directamente hacia el voto en blanco o la abstención. Años de gobierno socialista han terminado por allanar la sociedad andaluza desactivando la vertebración social y la sociedad civil. Sólo existe lo subvencionado o “permitido” desde el gobierno de la Junta, el resto es perseguido, aislado y enmudecido hasta su derrota o absorción.

Hace ya tiempo que está surgiendo la conciencia entre ámbitos cada vez más amplios de la sociedad andaluza de la necesidad de crear un tercer espacio o vector político que pueda ser alternativa a medio plazo. La Gran Recesión en la que nos encontramos y el inicio del tsunami conservador hace aún más necesaria la vertebración de ese posible tercer espacio. Desde determinados sectores del andalucismo, del ecologismo político y de la izquierda social se está reflexionando sobre esta posibilidad; Paralelo 36 es el punto de encuentro de estos sectores, sus esfuerzos para desarrollar ideas o distribuir nuevas corrientes de pensamientos son loables.

Pero hace falta más, mucho más para llegar a esa confluencia plural que consolide un nuevo proyecto andaluz. En primer lugar, y aunque resulte paradójico, el fortalecimiento de los diversos sectores que lo apoyan. Sólo desde estructuras políticas estables podrá impulsarse un nuevo bloque alternativo con posibilidades electorales ciertas.

Los andalucistas tenemos nosotros unas elecciones municipales de las que puede depender nuestra supervivencia como proyecto político viable, además necesitamos consolidar nuestra lo más rápido que las circunstancias electorales lo permitan y, lo más importante clarificar nuestro proyecto político de futuro: Renovarse desde la izquierda sin perder ni un ápice de nuestras raíces o  mantenernos en la inercia camino del entierro más o menos consentido.

El ecologismo político aporta mentes preclaras pero está huérfano de una verdadera estructura organizativa; ha adolecido históricamente de falta de unidad y necesita ensamblar un proyecto netamente andaluz con el surgimiento de Equo.

Los grupos o potentes individualidades desgajadas desde Izquierda Unida y que no se han dejado engatusar por los cantos de sirena de la “casa común de la izquierda” tendrían que crear su propia estructura organizativa de manera que puedan aprovechar sus puntos en común y dotar de cobertura a todas las personas que pertenecen a la izquierda social andaluza.

Desde mi humilde punto de vista esta es sucintamente la situación, hay muchos matices y posiblemente todos no estaremos de acuerdo en este análisis, pero si creo que podemos estar de acuerdo en dos cosas:

–         Este tercer espacio plural es necesario para impulsar Andalucía y sacarla de su ostracismo. Muchos son los que están esperando una nueva alternativa por ofrecerle su apoyo y su voto.

–         El andalucismo, la ecología política y la izquierda social se complementan y se completan creando un proyecto con ideas fuerza de una potencia admirable.

El camino es terriblemente difícil y estará lleno de obstáculos pero vale la pena intentarlo. Queda tiempo, pero no demasiado, después de la próximas municipales habría que reflexionar y plantear pasos concretos hacia este bloque, hacia este compromiso por Andalucía que creé nuevas esperanzas y nuevas expectativas al pueblo andaluz. Para ello lo primero que hay que tener es voluntad para conseguir el objetivo.

Héctor Lagier.

2 Comentarios

  1. Tienes razón en lo que planteas. Los que hemos salido de IU primero y despues del PDNI tenemos la rsponsabilidad de recrear de nuevo una Izquierda eficaz para afrontar los retos que tú y otros estan y estamos planteando permanentemente para dar un vuelco a la situación en que estamos inmersos.
    Los que se han ido desgajando individualmente de IU también puesto que entre ellos hay compañeros/as de gran prestigio y con una trayectoria personal relevante.
    Modestamente ofrecemos la posibilidad de que NIVA (Nueva Izquierda Verde Andaluza) pueda ser un lugar de encuentro y reflexión para esa Izquierda Ecosocialista y profundamente Democratica e Igualitarista que se pueda sumar al proyecto conformador de un discurso Igualitario, Social, Transformdor, Ecologista, Federalista y Andalucista con traducción en el presente necesario para afrontar el reto de salir de la Crisis por la izquierda y la formación de proyectos electorales comunes.

  2. miguel martín velázquez

    Excelente reflexión, Hector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *