Portada / Editoriales / Salvemos El Palmar

Salvemos El Palmar

salvaelpalmar

 

EditorialP36. 2-04-2010.

Cuando todos se lamentan de la locura del ladrillo. Cuando todos reconocen que  el monocultivo de la construcción nos ha conducido a las cifras de paro y a la situación actual de  profunda crisis: parece que  toda esa experiencia no ha servido de mucho. En Vejer de la Frontera, en la playa de El Palmar,   reaparece de nuevo el fantasma del hormigón y  el ladrillo.

La playa de El Palmar  es una de las últimas playas vírgenes que quedan en el  litoral gaditano. A pesar de que desde la administración y los centros especializados  se habla de que el futuro se encuentra  en  el turismo sostenible  y que desde la Junta de Andalucía se proclama un cambio hacia la economía sostenible dada la crisis del turismo de sol y playa, nos encontramos en  El Palmar , una vuelta  de  nuevo hacia el  ladrillo.

Paradójicamente el mismo alcalde socialista de Vejer que se ha opuesto con un fanatismo tan irracional como calculado, a la construcción de parques  eólicos marinos   a muchas millas de la costa; es hoy el máximo  promotor de este macro proyecto de urbanización. Por lo visto la urbanización de la costa tiene menos impacto  en las playas que  un parque eólico marino a muchas millas de distancia mar adentro. Una vez mas se demuestra que detrás de  la oposición a los parques eólicos marinos se esconde la especulación urbanística.

El macroproyecto hotelero presentado en su día por el Grupo Riera Marsá, ha sido retomado por el Grupo Tarje que, a través de Chival Construcciones, promueve la construcción de dos apartahoteles con más de 600 habitaciones, 1300 plazas y un campo de golf. El Ayuntamiento de Vejer de la Frontera y la Junta de Andalucía apoyan el proyecto acogiéndose a la creación de empleo y al desarrollo de la localidad en tiempos de crisis económica. Para terminar de completar   el retrato antiguo de la  especulación urbanísitica,  la entidad financiadora del macro proyecto es una banca cuasi pública como es  Caja Madrid.

El Palmar es uno de los  intentos más serios de volver a las andadas  de la especulación, pero esta vez,  sobre el  horizonte de  un espejismo demencial. Las promesas  del gobierno andaluz de  haber aprendido la lección se muestra falsa. La supuesta  opción por la sostenibilidad aun más increíble. En El Palmar nos jugamos no sólo  un espacio natural privilegiado  (que ya es mucho) sino  la vuelta  al modelo de la especulación urbanística, allí donde más daño hace.

4 Comentarios

  1. Creo que está mas que demostrado que lo peor de la sociedad se dedica a la política. La única posibilidad de millones de ciudadanos indefensos ante la especulación y el robo de la clase dirigente es la protesta y la negativa a participar por omisión en este tipo de actuaciones especulativas, que mucho me temo, se están empezando a preparar ya en toda España. Así que animo a todo el que esté al tanto de otras “promociones” similares a que lo suba a interner para entre todos ir parando a estos delicuentes que se amparan en cargos públicos y que crecen como la mala hierba en todo el pais.

  2. Soy de huelva, pero a la vez un enamorado de cádiz y de todo lo que rodee a la Costa de la Luz, y he visitado esos lugares con tanto encanto, como lo es El Palmar. Os deseo mucha suerte y que ojalá se conserve ese tesoro del que podemos disfrutar y enriquecer nuestro interior al ver semejante paraiso del litoral andaluz, pero sobre todo, NATURAL.

  3. Esa parte de la costa de Cádiz es el último rincón virgen que resta en el litoral de la Costa de la Luz. Es hermoso y en él he respirado la libertad de la cual carezco en otras zonas de mi tierra. El PSOE de Griñán, Chaves y todos los socia… dejémoslo estar; siguen reñidos con la economía sostenible. Ese proyecto adolece de todos los elementos que la ley de economía sostenible dice defender… por desgracia nos están obligando a ser beligerantes con estas sinrazones. Hay tantas personas que se les llena la boca hablando de amor a su pueblo pero tan pocas que luego manifiesten en sus actos este cariño… no por una mal entendida patria sino por el legado que dejaremos a nuestros hijos, el que tenemos y el que hemos destruido ya. Por cierto el Palmar no sólo es de Vejer hay una parte que pertenece a Conil… ¿Cuáles serán los planes si la Sra. Leal sube al poder?

  4. Parece que todos los desmanes se justifican ahora con la crisis y el paro ¿qué hicimos en las décadas del “milagro del crecimiento económico”? La solución al grave problema de cómo buscarse la vida los andaluces y andaluzas no es coyuntural sino estructural y deberían haber pasado por la elaboración de estrategias de desarrollo local consensuadas, presididas de una amplia movilización social. Uno de los atajos para los Gobiernos municipales casi sin excepción, no importa su color político, es sencillo: el socorrido ladrillo. ¿Cuántas candidaturas a las próximas elecciones municipales van a incluir el compromiso de elaborar un Plan Estratégico de Desarrollo Local que no pase por destruir aún más nuestros recursos naturales y paisajísticos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *