Portada / Feminismo / Seis de cada diez afectados por dolor muscular son mujeres
La incorporación al mercado laboral y la carga de las tareas domésticas, una de las razones principales.- Las dolencias musculares son el principal problema de los españoles

Seis de cada diez afectados por dolor muscular son mujeres

1650460-2223344

 

Publicado en El país – 14/12/2009

M. R. S., – Madrid

El dolor muscular es el problema médico más extendido entre la población. Tanto, que el 80% de los españoles han sufrido alguna vez en su vida dolor de espalda, según los datos de la Sociedad Española del Dolor (SED). Seis de cada diez afectados por dolor muscular son mujeres. Una cifra que, según la SED, aumenta progresivamente. Las largas jornadas laborales fuera de casa unidas a una carga de trabajo doméstico importante son una de las razones que los expertos apuntan como la causa de que las mujeres se vean más afectadas por este problema.

En ellas, la falta de reposo es mucho mayor que en los hombres. Esto, según Antonio Iniesta, presidente de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo, aumenta el riesgo de sufrir lesiones musculares.

“La mayoría de las dolencias están relacionadas con problemas cervicales, lumbalgias y dolor de hombros o rodillas”, explica Iniesta, quien explica que más del 60% de las visitas a los centros de atención primaria y servicios de medicina de trabajo por dolencias musculares corresponden a mujeres.

La población más afectada por estas dolencias es el grupo de edad de entre 35 y 45 años, aunque el que mayor coste tiene para la sociedad es el de 46 a 55 años. Sin embargo, aunque los problemas musculares se dan más entre las mujeres son los hombres los que más bajas se cogen por este motivo. Y es que las patologías relacionadas con el dolor muscular suelen ser más graves entre los hombres.

Las contracturas suelen ser la causa más habitual de dolor muscular, en un 90% de los casos. Sobre todo las lumbares, que afectan a un 41% de los pacientes. A estas les siguen las contracturas con dolor cervical y las torticolis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *