Portada / Democracia / Y ahora toca…la guerra de divisas

Y ahora toca…la guerra de divisas

marine_apuntando

 

22-10-2010 – Y.Durán/Agencias.
El crash del mercado inmobiliario y la especulación con la deuda pública de los países más vulnerables ha quedado aparcada de momento. La atención económica se centra ahora en los desequilibrios que está originando la devaluación intencionada de las monedas por parte de gobiernos como el chino y el estadounidense. Con este panorama, los ministros de Finanzas del G20 comenzaron este viernes en la ciudad surcoreana de Gyeongju una reunión de dos días que busca poner freno a la guerra de divisas y acercar las posturas de las economías emergentes y las ricas en plena recuperación.

El encuentro, en el que participan también los gobernadores de los bancos centrales y jefes de las principales instituciones internacionales, es preparatorio para la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20 que se celebrará los días 11 y 12 de noviembre en Seúl.

Otros puntos en la agenda en la ciudad de Gyeongju, a unos 400 kilómetros al sur de Seúl, son la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI), la supervisión de los mercados financieros y la disciplina fiscal de los miembros del G20.

En un borrador previo a la reunión filtrado a la prensa se pide “evitar la devaluación competitiva”, en referencia a la llamada guerra de divisas con la que algunos países buscan ganar una mejor posición en los mercados internacionales mediante la depreciación de su moneda.

En el centro de esta polémica se situarán Estados Unidos y China, ya que Washington ha reiterado la necesidad de que Pekín deje de mantener su moneda depreciada artificialmente, mientras que el gigante asiático señala a un dólar a la baja como causante de algunos desequilibrios a nivel global.

Peticiones

Precisamente, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, ha dirigido una carta a sus colegas de Finanzas del G20 para que permitan unos tipos de cambio estables que reduzcan los desequilibrios económicos mundiales.

En el mensaje a los ministros del Grupo de los Veinte reunidos hoy  y mañana en Gyeongju, en Corea del Sur, Geithner insta a que “faciliten un reequilibrio ordenado de la demanda global” y “rehúsen a políticas cambiarias para obtener competitividad”.

Estados Unidos fija así su postura al inicio de la reunión de dos días de Gyeongju en la que el asunto de los tipos de cambio a nivel mundial protagonizará los debates, especialmente ante la llamada “guerra de divisas” para conseguir un mejor posicionamiento en los mercados internacionales.

La principal disputa está protagonizada por EEUU, que critica a China por mantener el yuan artificialmente bajo y no acorde con su evolución económica con el objetivo de ganar competitividad y fortalecer su motor exportador.

Algunos mercados emergentes del G20 “con divisas significativamente devaluadas y reservas adecuadas necesitan permitir que sus tipos de cambio se ajusten totalmente en el tiempo a niveles consecuentes con sus fundamentos económicos”, indica la misiva.

Estados Unidos pide que el Grupo de los Veinte trate de reducir el riesgo de una excesiva volatilidad en los flujos de capital en economías emergentes con tipos de cambio flexibles.

Geither propuso además que los países del G20 con déficit trabajen para aumentar sus exportaciones, mientras que aquellos con superávit consolidado inicien reformas estructurales, fiscales y en sus políticas cambiarias para incentivar fuentes de crecimiento domésticas y apoyar a la demanda global.

Se espera que esta reunión del Grupo de lo Veinte, al que también asiste la ministra española de Economía, Elena Salgado, en calidad de representante de España como país invitado, abogue por un sistema de tipos de cambios determinado por el mercado.

No obstante, según el borrador previo al comunicado final de mañana, se debe trabajar para minimizar los efectos adversos de la volatilidad y los movimientos desordenados en los tipos de cambio.

Los ministros de Finanzas esperan subrayar que la cooperación en el seno del G20 es esencial para mantener el ritmo de recuperación en la economía mundial, que recordaron aún es frágil.

Publicado en Diario Crítico de la Economia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *