Portada / Editoriales / Yo también soy gitano

Yo también soy gitano

gitanos

EditorialP36. 17/09/2010.

La decisión del gobierno francés de ordenar la  deportación masiva de comunidades gitanas de origen rumano nos devuelve a uno de los lugares  más siniestros de la  de la memoria europea .El hecho de que se hay tomado a la comunidad gitana  como víctima propiciatoria no es tan poco un suceso  novedoso. Los gitanos , desde las pragmáticas de los Reyes Católicos, hasta  los campos de concentración nazi o la Guardia Civil española: ha sido perseguidos y machados como un ejercicio práctico de pedagogía del terror  político ( racista o de clase) destinados a amedrentar y disciplinar  a otras minorías mucho más  extensas y poderosas.

Las deportaciones colectivas de gitanos,  orddenadas  por  ese “napoleón de ópera bufa” que es Sarkozy, no son sino un “ensayo general” ,con público y crítica ; de operaciones de mayor calado  que tienen a las poblaciones africanas e islámicas  (magrebíes, subsaharianos) en el punto de mira. Hoy los gitanos  rumanos, mañana los subsaharianos de Malí y dentro de un futuro no muy lejano todo aquel que no encaje en el modelo étnico occidental y cristiano.

Desde antes de su llegada a la presidencia  de la república francesa Sarkozy ha encabezado un giro ideológico en ruptura  con la tradición laica y republicana de la  derecha  francesa.  Esta nueva derecha, liderada  por Sarkozy, es más heredera  de  Petain que de De Gaulle y está  más próxima a Vichy que a Londres.  El acercamiento a la iglesia y el cuestionamiento del laicismo republicano, o la apertura de un seudodebate sobre la identidad nacional francesa en clave etnicista,  son dos gestos  exponentes de esta nueva dirección. En España el  zorro  de Rajoy y el  memo de Zapatero  coinciden  en  apoyar la deriva racista francesa.

Vivimos ya , aunque todavía  no lo sepamos, en una era biopolítica,  donde la vida se ha convertido en la  principal categoría política y social: en esta era la derecha resucitará  el racismo sin el cual no puede  justificar  la imposibilidad ecológica  de universalización del modelo de vida y consumo occidental.. La exclusión de la mayoría de la humanidad del festín del consumo   occidental es  la condición para que la ilusión  del crecimiento  infinito  tenga algún recorrido histórico..Para ese viaje las alforjas de los derechos humanos y del liberalismo cosmopolitita  no sirven, sólo nuevas formas de racismo  le pueden otorgar un asiento ideológico estable  y sólido.

Nosotras y nosotros como andaluces tenemos  una implicación especial en este  asunto. Ya dijo Lorca que el gitano era una de las formas más excelsas  y elegantes de ser andaluz.. Cuando se persigue a un gitano  se persigue a Andalucía. A los gitanos se les masacró en nuestra tierra como advertencia  a la memoria andalusi (de la cual ellos y ellas  son en  gran medida albaceas  y herederos). Gentes sin  certificado  de pureza de sangre sabían lo que les  ocurriría viendo lo que les ocurría a los gitanos. Los pobres, los trabajadores también fueron advertidos   con los golpes en las espaldas de los calorrros.  Desde hace  mucho siempre que algo terrible ha ocurrido  en Europa ha comenzado  con una persecución de gitanos. El gobierno y el parlamento andaluz , las instituciones y organizaciones, las gentes de bien de nuestra  tierra , no podemos, no debemos  abandonar a su suerte a los gitanos .Desde Serba La Bari hasta el albaicín , desde los puertos a Almería o Jaén  una voz debe  decir alto y claro: yo también soy gitano.

6 Comentarios

  1. Un escalofrío recorre Europa, otra vez los gitanos. Yo soy gitano.

  2. Marion Girard Cisneros

    No cabe duda, la medida xenófoba del gobierno galo está poniendo en entredicho uno de los pilares fundamentales de la política comunitaria: la libre circulación de personas dentro de la Unión Europea.
    Entonces tal vez cabe preguntarse:
    ¿Qué sentido tienen la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, los pactos o los tratados comunitarios en materia de inmigración si los gobiernos de los países miembros se pasan por el forro la legislación vigente?
    ¿Cómo reforzar la capacidad coercitiva de la legislación comunitaria en pro de los derechos humanos?
    ¿Qué va a pasar ahora en Italia? ¿¿¿Y en España???

    Enlaces interesantes:
    Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea:
    http://www.europarl.europa.eu/charter/pdf/text_es.pdf

    Artículo publicado en Attac PV:
    http://www.attacpv.info/web3/index.php?option=com_content&view=article&id=745:ciudadanos-europeos-de-terceradeportacion-masiva-de-gitanos-rumanos-en-francia-&catid=26:opinionsaltermundistesmenuue&Itemid=52

  3. Celia Montoya Montoya

    Estamos en el umbral de una repetición de pesadilla…cada vez importan menos las personas y los derechos humanos…el sistema necesita a los pobres, para subirse encima y aplastarlos ya que son la base… pero no quiere olerlos, buscando la división y culpabilización del ¨otro- otro¨…
    Las minorias han de hacer frente a ¨ un enemigo común¨, que saca las viejas palabras ( a las que siguen los hechos) y cada vez son más consideradas como ¨ políticamente correctas¨

  4. Las declaraciones de ZP apoyando a Sarkozy en su progrom contra los gitanos y descalificando a la comisaria Viviene Riding (la única persona que ha defendido con coherencia el concepto del proyecto europeo) tienen una enorme trascendencia material y simbólica. Han terminado de romper el espejismo. Ya sabemos con claridad que la derecha no solo gobierna en Europa sino también en España. Su programa lo expresó hace dos años Felipe González: adelgazar los derechos sociales y laborales; expulsar a las minorías étnicas y potenciar la energía nuclear. La crisis (la perspectiva de escasez) está acabando con los consensos: o a un lado o al otro. Y con estas declaraciones ZP ya ha dicho de qué lado está. Justo antes de la Huelga General. Ahora ya podemos ver el verdadero rostro de la reforma laboral, las ayudas a la banca, la supresión del impuesto de patrimonio o del proyecto de aumento de la edad de jubilación. Si nos envolviéramos en “el velo de la ignorancia” que utiliza Rawls para conocer la justicia de los actos y no supiéramos nada de lo que pasa en España y nos enseñaran sólo estás actuaciones de ZP ¿a qué partido diríamos que pertenece el presidente del gobierno de España: al PSOE o al PP?

  5. José Santana Valls

    Efectivamente. Hay que denunciar con fuerza y claridad la expulsion de Gitanos en Francia, no solo por ello si no tambien por lo que traera como consecuencia política: el avance en Europa de politicas xenofobas so pretexto de convatir la delicuencia ¿?. Delicuencia la de las distintas mafias y corrupciones urbanisticas que se expanden en Europa. Ah, pero son de los “nuestros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *