Portada / Andalucismo / ¿Faltan argumentos? Insulta

¿Faltan argumentos? Insulta

cartel lema

Políticos y empresarios recurren al menosprecio de lo andaluz basándose en prejuicios y tópicos

Raul  Limon. El Pais.- 16/11/2010.

Pero si hay un tema recurrente en este tipo de salidas de tono es el subsidio agrario y el PER, al que todos invocan sin saber claramente qué es. Lo primero es la prestación por desempleo en el campo, como el paro. Lo segundo son obras públicas que, entre otros beneficios, permiten cumplir con los requisitos para acceder al primero. Este verano fue el presidente de Sacyr, Luis del Rivero, quien evidenció su desconocimiento: “Se está fomentando la vagancia. Hay que revisar el PER y ponerlos a labores de arreglo de los bosques. O sea, incentivos para salir del paro. Si lo extremamos, vamos a las reservas indias, donde solo habrá apaches con tabaco y alcohol”. Este argumento ya había sido explotado por el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, cuando en mayo dijo que “esa subvención se utiliza después como instrumento captivo del voto”. Un día después se reafirmó en que había mucho fraude, y se comprometió a dar nombres y apellidos, algo que no hizo. El PER le sirvió a la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, también del PP, para una de las declaraciones más hirientes: “Utilizan el dinero de los contribuyentes para dar pitas, pitas, pitas”.

Este listado de declaraciones descabelladas lo encabeza la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, que en 2008 afirmó que “los niños andaluces son prácticamente analfabetos”. “Es que es verdad, es que Chaves no ha hecho nada por la educación de los niños, parece que le gusta y quiere que estén así”, añadió. Un año antes, el eurodiputado del PP Alejo Vidal-Quadras tildó a Blas Infante, declarado padre de la patria andaluza, de “cretino integral” y “payaso”.

La ex presidenta del PP vasco María San Gil llegó a decir que “a los andaluces la realidad nacional les suena más a chirigota”, y que “no tienen la seriedad necesaria” de una reforma estatutaria. Afirmación que completó el eurodiputado popular Jaime Mayor Oreja al relacionar esetérmino “realidad nacional” del Estatuto andaluz con el “fenómeno islamista”.

¿Y Javier Arenas pretende gobernar algún día en Andalucía

6 Comentarios

  1. El “Ministerio de Fomento, Gobierno de España” está sacando unos espacios publicitarios en la radio, anunciando las ventajas de Renfe. Usan al principio a personas caracterizadas como andaluces y andaluzas, y son debidamente ridiculizados por hablar en andaluz. Luego sale la voz seria, culta, de un hombre y una mujer hablando en vallisoletano. El mensaje está claro, y es una muestra más del colonialismo cultural que tenemos que soportar en medios de comunicación y entidades educativas: los andaluces somos unos ignorantes, tenemos una cultura atrasada y tenemos que imitar a los inteligentes y cultos castellanos, y tenemos que empezar por reprimir una seña de identidad tan andaluza como nuestra lengua. Es intolerable este enésimo insulto a la identidad andaluza, por parte de una Administración española. Van a salir ahora a defender nuestra identidad Griñán y todos esos políticos que atizando el anticatalanismo se le han lanzado al cuello a Puigcercòs?

  2. andalusí libertario

    Estoy más de acuerdo contigo, Curro, que con mi “tocayo” andalusí. Salvo por un pequeño matiz. ¿Seguro que no hay más defraudadores en Catalunya que en Andalusía? Tengo mis dudas. Esa Suiza, tan cerca de Girona; esos capitales transnacionales producto del comercio; ese desprecio absoluto, que aplaudo, a una ciudadanía vinculada a un estado de desecho clerical-totalitario, aunque no al precio naturalmente de esas escapaditas a las Islas Caimán, las Bahamas o las Islas Seychelles… A nadie engaña Puigcercós poniéndose en jarras para salir en la foto en época preelectoral y que no se le vea, de paso, el pantalón roto por atrás dejándole al aire el culete a el y a los exquisitos señoritos de la alta burguesía catalana. Algunos de los cuales hacen grandes negocios, a nuestra costa, comprándonos nuestros productos a granel (aceite, vino, productos horto-frutícolas…) para luego vendérnoslos envasados con sus propias marcas. ¡Si hasta si cogéis un paquete de la “Azucarera del Guadalquivir” pone sin la menor vergüenza “envasado en Cataluña”! Ójala el más de un millon de parados reales que tenemos en Andalucía, los centenares de miles de niños que, según UNICEF, ya están al límite de la pobreza severa inspiren un clamor de Justicia y Dignidad que abata a tantos políticos del pesebre como un huracán.

    A Antonio Manuel: ¿”elecciones propias”…? Ya las sufrimos, las de un auténtico virreinato de madriz. No hay salida sin reformar la Ley Electoral que tenemos en Andalucía, cuya proporcionalidad a la carta impide a un partido pequeño representación en el parlamento bipartidista andaluz, necesitándose muchos más votos que un cántabro o un vasco para conseguir u representante. Pero no podemos denunciar este atropello caciquil bipartidista al TSJA, nada importan esos asuntos terrenales a la SALA VATICANA. Algo que lamentaremos muy pronto, pues no han dejado otra opción al Pueblo andaluz para garantizar la alternancia, que arrojarse en las fauces del mismo perro con distinto collar; es decir, votar a las camisas azules con relicario -oPpu$-, pinzándose la nariz para no sentir el hedor.

    ¡VIVA AL-ANDALUSIA INDEPENDIENTE Y REVOLUCIONARIA! VENCEREMOS, VENCEREMOS, VENCEREMOS!!!

  3. Todo esto ocurre porque Cataluña tiene y practica lo que tenemos y no practicamos en Andalucía: elecciones propias y observadas por toda España. A mi juicio, la reivindación más importante y urgente para comenzar a recuperar cierta calidad democrática en Andalucía pasa por exigir elecciones propias. Y no importa quien se suba al carro si la exigencia es justa.

  4. Andalusi parece que usted o no sabe lo que es el racismo, o es que es un racista; el problema del racismo es que atribuye conductas individuales a rodos los miembros de una comunidad. Claro que hay catalanes avaros, y andaluces flojos, y madrileños chulos pero atribuir todas esas conductas a una comunidad entera eso es el racismo. Y eso es lo que hace Puigcercos . Lo mismo que eso es lo que hacen también aquellos que pretendiendo contestar a Puigcercos en realidad le imitan y dicen cosas tales como :”Los catalanes atacan a Andalucía…los catalanes son unos …”. No los catalanes no, Puigcercos. El fraude fiscal no es mayor en Andalucía que en Cataluña y me remito estrictamente al lugar donde se sitúan las bolsas del fraude que no se encuentran en las rentas del trabajo sino del capital y del patrimonio. Rentas que son muy superiores en Cataluña que en Andalucía y no por ello debemos decir que en Cataluña todos son unos defraudadores.

  5. Que existe fraude con el PER en Andalucía, que hay cientos de miles de andaluces que cobran una paga teniendo suficientes recursos económicos, que hay mucha gente que pudiendo no quiere trabajar para no perder la paga… Todo esto es cierto y lo sabemos. En mi pueblo acabo de toparme con un individuo que cobra subsidio y además de trabajar de tapadillo tiene varias casas alquiladas y un BMW que ya quisiéramos otros que estamos con nómina. La cultura del subsidio adormece conciencias e interesa a los políticos que ahora se llevan las manos a la cabeza por las acertadas palabras de Puigcercòs. Están convirtiendo Andalucía en un país de borregos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *