Portada / Editoriales / A Dios lo que es de Dios y al fútbol lo que es del fútbol

A Dios lo que es de Dios y al fútbol lo que es del fútbol

navas

 

EditorialP36.16/07/2010.

El magnífico éxito deportivo de la selección española de futbol  conquistando, por primera vez en su historia,  el campeonato del mundo  es ya, por meritos propios, uno de los hitos del deporte español.  Millones de personas  han  vivido y celebrado esta victoria  en las  casas, en los bares,   en las calles.  El futbol que viene desplegando la selección , desde que Luis Aragonés  tomo la responsabilidad de la dirección técnica, ha sido  de un  gran nivel y ha situado al equipo español en el  primer puesto del ranking mundial.

Como producto de este futbol de compleja elaboración, rigor táctico y potencia  física han venido los títulos. Primero fue el europeo del 2008 y ahora la  soñada copa del Mundo. En el origen de  este éxito hay que situar tres  decisiones tomadas por Luis Aragones contra viento y marea (vientos y mareas que venían siempre de lugares cercanos al Bernabeu). Las tres decisiones fueron: dejar  de lado  la hegemonía abusiva del  R. Madrid   (ausencia de Raúl y Guti),    la elección de un  estilo futbolístico  especifico distinto a esa estupidez de la “furia española” (eligió  la columna vertebral del  Barcelona FC) , y por últim;  el  cambio de nombre que paso a llamarse “La roja”. El resultado fue que la selección tenía mucha más calidad individual, el equipo jugaba mucho mejor y era un equipo, se perfiló un estilo propio (mimetizado del Barza) y la selección fue mucho más representativa de esa realidad multinacional y plural  que es futbol español.

Luego han venido los éxitos deportivos, que podrían también no haber venido pues de un juego se trata y en ciclos cortos, a un solo partido, la aleatoriedad y la incertidumbre tienen mucho peso. Pero las bases para  el triunfo estaban puestas. El equipo que en África se ha proclamado campeón del  mundo era, sin lugar a dudas, la mejor selección  (que no el mejor equipo , a ese hay  que buscarlo  en el futbol de club que tiene, por razones obvias,  mucha más calidad) .  Del Bosque  ha dado continuidad al  proyecto de Aragones y con prudencia y sentido común ha  sabido manejar  un tren al que sólo había que no ponerle obstáculos en las vías para garantizar su arrollador avance. En el éxito de esta selección está también el éxito de una política de cantera  e identidad  propia (Barcelona ,Sevilla, Villarreal, Gijón) frente a otra política de chequera y marketing   (R. Madrid).

 Resulta especialmente  chocante el  intento masivo de manipulación política que gran parte de la derecha y del nacionalismo español  están pretendiendo  hacer   de este éxito  futbolístico y de la alegría  colectiva que ha provocado. Estos carroñeros políticos pretenden interpretar la efusión masiva de banderas  españolas como un signo de adhesión al nacional-catolicismo. ¿Qué bandera  tendría  que haber  ondeado para celebrar  el éxito deportivo del equipo español? Querer ir más allá del ámbito deportivo es, amen de un estupidez  sociológica, una  manipulación política repúgnate. Pretender  deducir del  bello gol de Iniesta o de los pases milimétricos de Xavi que debe aumentar  o reducirse las competencias autonómicas, o   si debe o no  centralizar la educación,  es tan ridículo  como bochornoso.  Comparar, como han  llegado  a  hacer,  esta  celebración deportiva con la enorme movilización  ciudadana y democrática contra el ignominioso  asesinato de Miguel Ángel  Blanco en  una  ofensa a las víctimas y un insulto a la democracia y a la inteligencia.  Y es traicionar  la función más hermosa  y útil del deporte de competición que es la ritualización no violenta y reversible de los  conflictos  por medio de la catarsis que  provoca   el juego, a medio camino siempre entre la fascinación de la belleza (arte)  y la atracción fatal de la competencia (conflicto).

Sigamos hablando y celebrando  el éxito deportivo,  discutiendo si  se debe jugar de una forma o de otra, si es mejor la cantera o la chequera, si Torres o Navas  y dejemos solos a los carroñeros de siempre,  a los de la “España eterna”, que se cuezan  en la salsa  de sus propias menrtiras.  A Dios lo que es de Dios y al fútbol lo que es  del futbol.

4 Comentarios

  1. España es el cáncer que está extendido por todo el organismo de la nación andaluza. Esa selección es una selección extranjera que representa a un Estado que lleva siglos tratándonos como a escoria, que nos roba y nos expolia sistemáticamente. Y TODOS LOS QUE OS SENTÍS ESPAÑOLES EN ANDALUCÍA, SIENDO ANDALUCES, SOIS CÓMPLICES.

  2. ¿Habéis censurado mi anterior mensaje?
    Salu2

  3. Vaya, vaya, que casualidad, se ha olvidado que si Casillas no para los penalti no llegan a la final de la Eurocopa. Y si no detiene el de Paraguay no hubieran pasado de cuartos. Por no citar otras intervenciones, como por ejemplo “el pie de Dios” ante Robben, que hubiera supuesto el 0-1 para Holanda al final del partido. Y nos quedamos pasmados, y sin campeonato.
    Pero claro Casillas es de la cantera del Real Madrid.
    En fin, que hay olvidos que huelen muy mal, al igual que sólo ver la chequera en el bolsillo que interesa, para arrimar el ascua a alguna vieja y rancia obsesión. A este paso, alguno va a terminar quitando las blancas túnicas con que representan a Dios, y lo van a pintar de franjas blau-granas. Porque, a ver que hace un Dios de banco, y con chequera que todo lo puede.
    No vaya ser que alguien diga que si el Dios todo poderoso prestó su blanca mano a Maradona, la España plural y plurinacional ha ganado la copa del mundo de fútbol gracias al blanco “pie de Dios”.
    Salu2 y viva el Bétis man que pierda en segunda.

  4. Ojú…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *