Portada / Democracia / Decálogo argumentativo para librarte de los defensores de los vientres de alquiler

Decálogo argumentativo para librarte de los defensores de los vientres de alquiler

 

@RaulSolisEU | El PSOE se ha posicionado en contra de regular los vientres de alquiler o gestación subrogada. Nada más conocerse la noticia de la postura mayoritaria de los socialistas, tomada este sábado en el 39 Congreso del PSOE, el lobby pro-vientres de alquiler ha empezado a argumentar que la medida va en contra de la igualdad de las personas homosexuales o transexuales o de heterosexuales que no pueden tener hijos por algún motivo de infertilidad. También hay quienes se definen como feministas y abogan por los vientres de alquiler porque dicen estar a favor de la libertad de las mujeres. Sirva este decálogo en forma de argumentario, y también como hombre homosexual, para desmontar la retórica tramposa de quienes defienden la libertad sin corazón a costa de las mujeres más pobres entre las pobres, que serán las que alquilen sus úteros para gestar bebés que serán comprados por quienes puedan pagarlos:

  1. Las mujeres tienen derecho a decidir sobre su cuerpo…

Los defensores de la gestación subrogada o vientres de alquiler no defienden la libertad de las mujeres. La mujer gestante firma un contrato mercantil nada más quedarse embarazada y no cabe el arrepentimiento en el momento del parto. Ellos lo llaman “seguridad jurídica”, la de los compradores del útero de la mujer, evidentemente.

  1. Hay mujeres que lo quieren hacer por altruismo…

La gestación subrogada por altruismo en España ya existe: se llama adopción. Una mujer puede quedarse embarazada en España, cuando nazca el bebé lo puede dar en acogida a un amigo o familiar, posteriormente renuncia a la custodia del menor y se abre un proceso de acogimiento familiar que finalmente terminará en adopción.

  1. La adopción es muy lenta…

Cierto, lo es porque la adopción es un derecho de los niños y niñas y no de los adultos. El proceso es lento porque es garantista para proteger al menor. En cualquier caso, el proceso podría ser más dinámico pero qué casualidad que los pro-vientres de alquiler no hayan organizado un lobby para reclamar que sea más ágil el proceso de adopción, sino para que sea legal la compra y venta de mujeres pobres.

  1. Tenemos derecho a ser padres y madres…

El derecho a ser padres no está consagrado en ninguna Constitución ni en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Existe el derecho a crear una familia y de las mujeres a su libertad y dignidad, pero no el derecho a ser padres. Ser padre o madre es un deseo y, cuando a los deseos se les pone precio y sólo los disfrutan quienes más dinero tienen a costa de las mujeres más empobrecidas, se llama privilegio. Nadie dice que una pareja sin hijos no sea una familia. Y, por otra parte, la obligación de los sistemas democráticos es evitar que haya ciudadanos que puedan vivir con privilegios a costa de la explotación de las capas más humildes de la población.

  1. Si la gente vende su cuerpo para trabajar, ¿por qué una mujer no puede sacar dinero de su útero?

Bien sencillo. Los que estamos en contra de la explotación lo que queremos es ir sacando sectores de la explotación y no introducir un nuevo nicho de mercado, en este caso el útero de las mujeres. Dudo mucho que quienes argumentan este eslogan sean capaces de defender la creación de un grado universitario en el que las mujeres aprendan los códigos profesionales para ser unas óptimas madres gestantes por vientres de alquiler. Tampoco creo que nadie de quienes defienden la gestación subrogada o los vientres de alquiler esté pensando en mandar a su hija a estudiar este grado universitario de madre de alquiler que parece ser la profesión del futuro para salir de la crisis. O sí, vete tú a saber…

  1. Mi coño es mío y hago con él lo que me da la gana…

Este argumento también es usado por algunas mujeres para defender la regulación de los vientres de alquiler, mujeres como Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, o Inés Arrimadas, líder del partido naranja en Cataluña. Igual que hay gente que estaría dispuesta a trabajar 15 horas al día por sueldos de 400 horas y esta práctica está prohibida, es obligación de un estado comprometido con los derechos humanos prohibir que una mujer esté dispuesta a vender su útero. ¿Por qué? Porque no se le puede llamar libertad a la necesidad y porque si un trabajador acepta trabajar 15 horas al día por 400 euros de salario estará legitimando el empobrecimiento del resto de trabajadores. Mañana el empresario te llamará al despacho, a ti que tienes un salario digno y una jornada laboral de ocho horas, y te dirá: “Mire usted, que tu compañera trabaja más barato que tú. Te voy a despedir porque me sales muy caro, estoy en el ejercicio de mi libertad. Lo siento mucho, majete”. ¿Fácil de entender, verdad?

  1. Si dono sangre, por qué no puedo donar mi útero para gestar un bebé…

La donación de sangre es altruista; el donante y el receptor no se conocen, no hay un contrato mercantil por medio y el donante tiene oportunidad de arrepentirse en el último momento en el ejercicio de su libertad. En la gestación subrogada la mujer no tiene ningún derecho sobre su cuerpo durante los nueves meses de embarazo, reglados por un contrato mercantil con cláusulas bien definidas en las que ésta es propiedad de un padre y/o madre compradores hasta que da a luz al bebé y le es arrancado para nunca más verlo.

  1. El feminismo es que cada mujer haga lo que le dé la gana.

El feminismo es que ninguna mujer sea explotada, vejada, humillada, violada o ultrajada por su condición de mujer. Es cierto que el feminismo defiende la libertad, pero no la libertad de hacer lo que te dé la gana sin importar la dignidad de otras personas, sino una libertad comprometida con la sociedad en la que vives y que no sea a costa de denigrar a otros seres humanos. En las sociedades democráticas la libertad confronta con otros derechos fundamentales, como el derecho al propio cuerpo, a la imagen, al honor, a la dignidad y a la salud. Y preñar los cuerpos de las mujeres, mediante empresas de gestación subrogada que se hacen de oro a costa de explotar a mujeres pobres, es explotación y no libertad.

  1. La gestación subrogada es un reivindicación de las personas homosexuales y transexuales…

La reivindicación histórica del movimiento LGTB es la adopción, no la compra y venta de mujeres. Somos muchos los gays que nos posicionamos en contra de los vientres de alquiler porque no creemos que nuestro deseo de ser padres tenga que ser a costa de pagar entre 90.000 y 150.000 euros a un empresa para tener un hijo rubio de ojos azules, de los cuales a la mujer gestante sólo le llegarán 10.000 euros a lo sumo.

  1. Los partidos políticos que defienden la gestación subrogada son modernos y están a favor de los derechos de las personas homosexuales.

Cabe recordar que la gestación subrogada en España sólo la apoyan Ciudadanos y sectores del Partido Popular. Ambos partidos, por si alguien sufre de amnesia, se posicionaron en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo cuando éste se aprobó en nuestro país. No defienden la igualdad de las personas LGTB, sino a las empresas que hacen negocio mercadeando con los úteros de las mujeres. Somos muchos los gays que estamos en contra de los vientres de alquiler, lo que pasa es que no nos sacan en los medios de comunicación para que nos podamos explicar. Nos somos tan tiernos y cuquis como los gays ricos que muestran a bebés comprados por infames cantidades de dinero.

Facebook: Raúl Solís 

8 Comentarios

  1. Querido amigo Solis, ya cambiaras de opinion cuando el problema de la infertilidad llegue a tu casa, que llegara créeme.
    Por lo demas el decálogo antisubrogacion es de un nivel intelectual acojonante, te habras quedado descansado .

  2. 1. Habla como si fuesen hombres quieren alquilan vientres. Mas de un 90% de los casos de maternidad subrogada (en USA por ejemplo) son de mujeres que no pueden gestar por problemas médicos pero son fértiles. El contrato que se firma protege a ambas partes por igual frente a los problemas que puedan surgir.

    2. Según la gran mayoría de psicólogos especializados en adopción y acogida (yo llevo 2 años trabajando el tema con una) confundir la acogida con la adopción, y no entender la adopción de mayores de tres años como lo que es (un proceso muy costoso anímicamente y muchas veces devastador debido a los malos tratos y abandono de esos niños) conlleva el desastre que se sufre hoy día: se devuelven un tercio de los niños adoptados en España, ¿lo sabías? Eso sin hablar de que al cerrar fronteras a homosexuales y monoparentales en el extranjero las listas españolas están colapsadas y es imposible acceder a ellas ahora mismo para menores de tres años.

    3. He respondido arriba, pero lo de mujeres pobres es un bulo. Precisamente la regulación de la subrogación evitaría que las mafias se nutran de ello y se creen las granjas de mujeres tan horribles que existen en algunos lugares. En USA o Canadá hay muchos requisitos para las mujeres que quieren gestar para terceros: psicológicos, familiares, y socioeconómicos, que aseguran que en ningún caso lo hagan por necesidad.

    4. El deseo de ser padre o madre nunca puede estar por encima del bienestar de otra persona, estamos de acuerdo. Pero existen formas de gestación subrogada que evitan que así sea. El problema es que los costes en el extranjero son muy elevados porque lo que conllevan los viajes, una sanidad privada, abogados, clínica, invictos, donante, gestante, etc. Regularlo en España, proporcionaría un acceso a muchas personas que no podrían formar su familia de otro modo, y permitiría a muchas mujeres que sí quieren poder ayudar a otros ejercer este “derecho”.

    5. Lo que cobra una gestante en USA es el equivalente a un sueldo medio en España durante lo que dura el proceso. Una cantidad que ni por asomo cubre el gran favor que está haciendo a una familia, y que es lo mínimo por su esfuerzo.

    6. Hablar de derechos humanos es hipócrita, puesto que se trata de una posición frente a algo moral en la que hay opiniones dispares, de todos los ámbitos.

    7. Los contratos son necesarios no solo para cumplir con el acuerdo, si no porque los futuros padres se comprometen a cuidar y cubrir todas las necesidades de esa mujer, y en caso de problemas responsabilizarse totalmente. En esos contratos la gestante propone todo aquello que ella cree necesario para ella, y los futuros padres lo suyo. Ese acuerdo se estipula en conversaciones y ambas partes se conocen previamente. ¿Sabías que la mayoría de restantes tienen relaciones formidables con las familias a las que ayudan? Y que es algo que hace por ellos impagable que la sociedad española trata de vender como negocio cuando se trata de algo que va mucho mas allá?

    8. De nuevo la pobreza y la hipocresía.

    9. Por lo tanto lo mejor es regularlo para que sea accesible a quien lo necesite, de manera altruista y cubriendo las necesidades básicas y justas de esa mujer (como mínimo).

    10. Unir gestación subrogada a homosexualidad, a machismo o a patriarcado es absurdo. No son cuestiones unidas ni que tengan relación. La gestación subrogada surge de la necesidad de mujeres con problemas de útero y se lleva practicando mucho tiempo en otros lugares.

  3. ¿Y los niños? La desprotección a que se somete a las criaturas en este entramado de compraventa resulta escandalosa. ¡¡Se están vendiendo y comprando bebés!! Así de simple.

  4. Muy buen artículo. Muchas gracias.

  5. El título ya lo dice todo: Decálogo argumentativo “para librarte” de los defensores de los “vientres de alquiler”… y si sigues leyendo las neuronas van estallando una a una ante la cantidad de lugares comunes, consignas doctrinarias y demagogia barata que lamentablemente compra mucha gente sin recursos intelectuales que le hagan tener cierto criterio para discernir entre verdad y falacia.
    Podría desmontar uno a uno todos los pobres “argumentos” que destilan ignorancia y mala baba pero no voy a perder más tiempo del que he perdido leyendo este panfletillo. Me basta una sola razón con peso para tumbar toda esta basurilla ideológica sin sustento:

    Los problemas que existen y que generan injusticia social se regulan para evitarlos, solventarlos o paliar su efecto negativo. Tanto el aborto, como el tráfico de drogas, la trata, el tráfico de órganos… son temas complejísimos que regulados están mejor. Las prohibiciones se han mostrado (y se muestran) ineficaces para combatir las injusticias, porque dejan abierto el campo a los explotadores que se hacen dueños del negocio en la ilegalidad. Pues nada. Sigamos igual.

  6. Gracias por este maravilloso artículo Raúl Solís. Se puede decir más alto pero no más claro. Todos estos argumentos sirven para debatir y rebatir pero sobretodo para conscienciar y formarnos opinión, cuando se juega con este tema escondiéndolo detrás de la lucha por los derechos del colectivo LGTB es muy peligroso. Gracias por poner tanta luz a un tema tan oscuro.

  7. El punto 2 es falso. No puedes elegir quien se queda con el niño. Normalmente los servicios sociales se lo darína a la abuela o hermana, nunca a otra persona.
    Por no hablar de a ver qué le cuentas al niño cuando crezca.
    Pero vamos, ya hos digo que no, que es que decís es falso. Soy Trabajador Social, medio entre familias y hogares de acogida y si una mujer renuncia a su hijo va al más indicado de la familia nuclear, no a su amigo.

  8. Estimado Raul Solis,

    Si este es tu decalogo en contra de la gestacion subrogada, DIOS NOS PILLE CONFESADOS con Pseudo-politicos como tu. Desde luego que tenemos lo mejorcito en politicos como tu!!!!!!.

    Te habrás quedado descansando del trabajo intelectual que has desarrollado!!!!

    Que pases un buen dia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *