Portada / Democracia / “El medio ambiente es una fórmula de lucha contra la crisis económica”

“El medio ambiente es una fórmula de lucha contra la crisis económica”

juantxo 0

 

 

Guillermo Moratinos.30-10-2010.El Imparcial.

Juan López de Uralde tiene 47 años y desde muy joven ha dedicado su vida a la naturaleza ayudando en campañas ecologistas, como él mismo reconoce. En 1987 entró en Greenpeace, donde ha sido el director ejecutivo en España de 2001 a 2010. López de Uralde saltó a los medios cuando fue detenido y estuvo retenido 19 días por realizar una protesta en la cena de gala de la Cumbre de Copenhague. Ahora Juantxo, como le llaman sus amigos y titula su blog, trabaja para presentar el primer gran partido ecologista en España de cara a las elecciones generales de 2012, transformando la plataforma sociopolítica Equo en una formación política que llene un espacio aún vacío.

¿Qué es Equo?
Es un proyecto de un grupo de personas que provenimos de la sociedad civil y que consideramos que es necesario crear un movimiento sociopolítico que tenga la ecología, la sostenibilidad ambiental y la equidad social como ejes de nuestro trabajo para tratar de llevar estas cuestiones a las instituciones porque consideramos que no están tratadas con la prioridad y la importancia que creemos que deben tener.

¿Por qué cree que hasta el momento no ha habido ninguna formación política ecologista que haya destacado en la historia política de España?
Creo que hay diversos factores. Unos tienen que ver con el desarrollo de la opinión ciudadana en España porque probablemente la ecología política ha sido vista más como una cuestión puramente concreta a las cuestiones del medio ambiente. En realidad, la ecología política es mucho más amplia y trata de dar respuesta a todos los problemas.

Por otro lado, también es cierto que el movimiento verde de España ha estado muy dividido y no se ha trabajado suficientemente por presentar un proyecto más unitario.

Creo que todo esto ha ido haciendo que los proyectos que se han ido poniendo sobre la mesa no hayan tenido mucho éxito, pero yo espero que eso cambie.

¿Van a ser ustedes, por tanto, el primer partido verde de importancia que se presente a unas elecciones?
No. Nosotros valoramos y respetamos el trabajo que ha habido hasta ahora de otras gentes y por eso no hemos empezado conformando directamente un partido político. Lo que estamos es tratando de sumar a mucha de la gente que ha estado trabajando ya en la ecología política.

En este sentido, no empezamos de cero, sino que valoramos ese trabajo. Lo que queremos es construir sobre lo que hay y contar con la gente que quiera venir con nosotros.

Sí entendemos que hay espacio para un proyecto político relevante, que es a lo que nosotros aspiramos y es lo que queremos construir. No nos conformamos con los porcentajes pequeños de votos que hasta ahora han tenido los verdes en España.

¿Qué partidos o asociaciones ecologistas se van a incluir en este partido?
Hay muchas organizaciones que ya han mostrado su voluntad de entrar en Equo. Por ejemplo, los Verdes de Andalucía, de Baleares y de Asturias; o la Coordinadora Verde, que agrupa a numerosas organizaciones verdes de distinto tipo.

El mundo verde se está moviendo hacia una confluencia con este proyecto pero, además, nosotros esperamos no quedarnos sólo ahí y confluir con otras organizaciones de otros ámbitos que no se sienten representadas de forma suficiente. Ahí están por ejemplo los organismos en defensa de los derechos de los animales. Todo ese proceso se está produciendo ahora.

¿Cuentan con el apoyo de los ecologistas europeos?
Sí. Este proyecto está avalado por el Partido Verde Europeo y es un proyecto conjunto con ellos. De hecho, el 14 de septiembre estuve en Bruselas con el copresidente de los Verdes en la Eurocámara, Daniel Cohn-Bendit, y la copresidenta del Partido Verde Europeo, Monica Frassoni, e hicimos una rueda de prensa conjunta para que se visualizara el apoyo.

¿La ideología de su partido se podría enmarcar en el liberalismo, socialismo, nacionalismo, anti capitalismo…?
Nosotros reivindicamos el ecologismo como una forma de pensamiento transversal y que afecta a todos los aspectos de la vida y de la política. En ese sentido, si nos definimos como algo sería como ecologistas.

¿Van a presentarse a las elecciones autonómicas, locales y municipales?
De momento nuestra hoja de ruta es conformarnos como opción política para las elecciones generales de 2012. Trabajamos en este escenario, pero no hemos descartado totalmente la posibilidad de presentarnos en alguna ciudad si viéramos buenas opciones.

¿Creen que hay posibilidades de conseguir una buena representación en el Parlamento? ¿En qué sector de la sociedad esperan encontrar sus votantes?
Vemos posibilidades realistas de conseguir un Grupo Parlamentario. Para ello deberíamos tener un buen resultado en Madrid y Barcelona y en alguna otra Comunidad Autónoma.

No descartamos ningún sector. Apuntamos hacia un votante joven, que en muchos casos no se siente representado por los grandes partidos, que está decepcionado por la falta de opciones en los grandes partidos y que se mueve en el ámbito de la izquierda o el centro-izquierda.

¿Cuáles serían para Equo los principales objetivos a cambiar en la política y la sociedad española?
Tenemos dos ejes fundamentales de actuación: la sostenibilidad ambiental y la equidad social. Además, buscamos un tercer aspecto, que es la profundización en la Democracia.

Somos gente que no somos políticos, venimos de movimientos ciudadanos y vemos la política como una herramienta para promover objetivos como son la lucha contra el cambio climático, la defensa de la biodiversidad, la ayuda al desarrollo en vez de su recorte, que se adopten medidas en contra de la desigualdad, etc.

Evidentemente, de cada uno de estos elementos se derivan aspectos más concretos.

¿Cree que el desencanto de la opinión pública con los políticos puede favorecer a Equo?
Si yo fuera político estaría muy preocupado porque las encuestas del CIS ven como tercer problema de los ciudadanos la clase política. Esto debería hacer reflexionar a los grandes partidos sobre hacia dónde estamos llevando la Democracia y sobre si este es el camino adecuado porque la política al final afecta a todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida y, por lo tanto, ese desapego ciudadano de la política es muy negativo.

En ese sentido, creo que el paso que estamos dando alguno de nosotros de no resignarnos a la situación y de aportar nuestras ideas y nuestros proyectos, creo que debería ser visto como enriquecedor y como un paso positivo, precisamente para contrarrestar esa tendencia tan peligrosa.

¿Qué es lo peor que se ha hecho en la gestión del Ministerio de Medio Ambiente durante los últimos años?
Estos años lo principal que se ha hecho ha sido eliminar el Ministerio de Medio Ambiente y eso yo creo que ha sido muy negativo.

En segundo lugar, el propio medio ambiente ha tenido una bajada en su importancia política y casi ha desaparecido. En cada uno de los temas en los que el medio ambiente estaba implicado, como la política energética, pesquera, de transportes, etc. siempre han sido otras políticas las que han tenido prioridad sobre esta.

Eso es lo que hemos denunciado y nos tiene tan descontentos.

¿Qué políticas considera prioritarias y mantendría por encima de todo, a pesar de la crisis?
Creo que es erróneo pensar que las políticas verdes van en contra de la lucha contra la crisis económica. Por el contrario, lo que está claro es que los sectores que en los últimos años están generando más empleo, una mayor actividad industrial y un mayor despunte tecnológico son precisamente aquellos que están más relacionados con el medio ambiente, como las energías renovables.

Nosotros pensamos que contra la crisis no se trata de menos medio ambiente como ha hecho el Gobierno, creemos precisamente lo contrario. Es una fórmula de lucha contra la crisis.

¿Cuál es su opinión sobre la nueva ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar?
Somos escépticos sobre la labor que pueda realizar la nueva ministra. En primer lugar, porque no tiene demasiado tiempo y, en segundo lugar, porque tiene unos presupuestos que ya están aprobados y es el Ministerio que más recortes ha sufrido.

Además, no es un Ministerio de Medio Ambiente, sino de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, con presupuestos muy bajitos para las secciones medioambientales.

La trayectoria de Rosa Aguilar, además, viene marcada por algunos conflictos ambientales en el pasado, tanto en su posición como alcaldesa de Córdoba, como en su cargo de consejera de Obras Públicas de Andalucía. Estamos expectantes pero escépticos.

Algunos ex miembros de Greenpeace han mostrado su apoyo a la energía nuclear ¿Cuál es su posición en este asunto?
Lo tenemos muy claro. Equo es antinuclear y esa es una de nuestras señas de identidad. Consideramos que es posible un modelo energético diferente basado en las energías renovables. Creemos que la energía nuclear no ha resuelto sus problemas, especialmente, el tema de los residuos radiactivos que sigue exactamente igual que hace 30 años. Sigue siendo conflictivo y un problema por resolver.

¿Cómo han sido acogidos por el resto de partidos políticos? ¿Ha habido algún problema?
Nosotros no hemos tenido problemas con nadie, ellos han tenido un problema con nosotros. Las reacciones ante el proyecto de Equo han sido bastantes negativas.

A lo que venimos es a proponer nuestras ideas y proyectos y creemos que es un ejercicio democrático y que será la ciudadanía quien decida.

¿Van a desarrollar alguna iniciativa en los próximos meses?
Queremos organizar muchas actividades a partir de ahora para darnos a conocer como opción y trabajar en la conformación de esa red por la que estamos trabajando para el futuro.

Dentro de unos meses, sin prisa pero sin pausa, nos constituiremos como partido. Queremos hacer las cosas lo mejor que podamos para llegar a las elecciones en las mejores condiciones.

Sí pretendemos traer a líderes del mundo de la ecología política a España como Marina Silva, de Brasil; Daniel Cohn-Bendit, de Francia; o Monica Frassoni, de Italia; para dar a conocer sus propuestas.

Pretendemos organizar campañas sobre cuestiones concretas que preocupan a la ciudadanía como el cambio climático, el agua o la desigualdad.

Lo que vamos a hacer es dar a conocer la ecología política, más allá de lo que se conoce hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *