Portada / Pensamiento Político / UPyD, IU… EQUO.

UPyD, IU… EQUO.

democracia-digitalNo pierdo ni una linea en escribir sobre los partidos mayoritarios, sobre PP y PSOE, ellos tienen la ley electoral, los medios económicos y muchos medios de comunicación a su servicio.
Pero si quiero compartir una reflexión en voz alta sobre los otros tres partidos que a priori, pueden convertirse en la tercera fuerza política tras las elecciones del próximo domingo, y quien sabe si, por cuestión de aritmética, uno o varios de ellos puedan ser decisivos para el que vaya a gobernar, (que ya es mucho decir en el actual contexto de intervención de los “mercados” en los países colocando a sus tecnócratas en el poder y desmontando gobiernos elegidos).
 
Empiezo por UPyD, y dicho sea de paso, me refiero al partido nacional, no entro en localismos, por ahora. He escuchado muy atentamente los mensajes y consignas de los de Rosa Diez, y he leído casi todo lo que se puede leer de ellos, sobre todo lo escrito por ellos mismos, y … me asustan.
Mas allá de la ambigüedad calculada para presentarse a la gente a medio camino entre la derecha y la izquierda, para decir una cosa o la contraria según el medio en el que aparecen, que entiendo como pura estrategia, sin entrar en mas valoraciones, cada vez veo mas claro en su mensaje, reticencias de una ideología nacional radicalizada, muy maquillada y modernizada gracias a los genios del marketing.
Sus mensajes antivascos y anticatalanistas, el uso de símbolos que representan valores nacionales, ( recordad el cartel con el DNI de Diez en las pasadas elecciones) y su defensa del “Estado” subyacen a todos los demás intentos de presentarse como alternativa al bipartidismo y como un partido cercano a las personas.
El afán por convertir a las victimas del terrorismo en mártires de nuestra democracia, y en atacar a quienes no presentan en público el mismo grado de radicalidad exigiéndoles a la mínima oportunidad sus credenciales hiperpatrioticas, demuestran lo que se cuece detrás de una imagen moderna producto de la mercadotecnia.
No es de extrañar que paladines del neoliberalismo como Vargas Llosa, o personajes de la extrema derecha como el falangista Inestrillas, proclamen en público su adhesión a este partido, que no tiene nada de cómico por mucho que Boadella o Cantó se vistan de magenta.
Un vistazo a su programa y las declaraciones de algunos de sus candidatos ( defienden el rearme de nuestro ejercito y apuestan por la industria militar española, defienden la tauromaquia como símbolo nacional y el copago sanitarios según un destacado representante) dejan claro a quien quiere entenderlo, que son una apuesta por la continuidad de nuestro sistema, del orden social, político y económico vigente, y de la obediencia debida al “estado”, un remake de “partido nacional” con demasiadas reminiscencias a tiempos pasados. Me asustan, ya digo.
 
Sobre IU, me resultaria imposible desmontar un proyecto con el que comparto un elevado número de ideas y en el que se encuentran muchos y grandes amigos. Admiro la constancia y fidelidad de quienes siguen militando bajo unas ideas que fueron necesarias y útiles en nuestro pasado mas reciente, y que antes y aun hoy desempeñan en muchos lugares, cual “pepito grillo” el papel de conciencia popular en condiciones numantinas. Sin embargo, a mi modo de ver, lo mismo que en determinadas circunstancias es lógico mantener inmutables las ideas, no deberían seguir haciendo lo mismo con las formas. IU es un partido de “aparato”, y los que saben como funciona por dentro lo definen como un “aparato” de la revolución industrial.
Aunque en su ADN hay mas participación y democracia interna que en otros partidos, y ya digo que comparto muchos de sus principios, traicionan en demasiadas ocasiones su discurso con los hechos. IU no termina de asimilar las nuevas corrientes de pensamiento que surgen en su seno, y no son pocos los casos de expulsiones o retiradas de sus “diferentes”. IU es capaz de caer en los mismos errores que critican cuando llegan al poder, (lo han demostrado en Diputaciones y Ayuntamientos donde pactan para si mismo los cargos de confianza, privilegios y prevendas que critican en el Ayuntamiento de al lado.) Y sobre todo no se han percatado aún del año en el que vivimos. Hace un par de años tuve una interesante charla con un historico militante del partido que defendia el diseño de un cartel con la imagen prototipada del “obrero” azada en mano y tractor al fondo. Yo le decía que hoy el “obrero” tiene un portatil, una carrera y cobra 1000 euros programando para una multinacional. Es cuestión de renovar el fondo y sobre todo las formas. No se puede defender en pleno siglo XXI la industria del carbón como respuesta a los peligros de la Nuclear, no se puede ser asambleario con el 15M y radicalmente piramidal en su propia estructura interna. Es cuestion, pienso, de renovar estructuras y abrirse a la nueva generación que ya despunta, pero no solo de cara a la galeria, sino en su propio organigrama interno. Estoy seguro de que finalmente se producirá esa evolución, y confio en que gente como Alberto Garzón o tantos otros jovenes y preparados sabrán adaptar el partido a los tiempos y abrirse a nuevos entendimientos y espacios comunes con las nuevas expresiones cercanas que van surgiendo.
Y lo deseo pese a lo que ocurrió el pasado mes de enero, en las cortes, cuando la coalición de izquierdas, coincidió con la de Rosa Diez en no eliminar en sus enmiendas a la proposición de ley que modificó el reglamento electoral y que exigia a los partidos que no tuvieran representación la recogida de avales para poder presentarse, a pesar de lo cual, el nuevo partido EQUO ha conseguido presentarse en casi todas las circunscripciones.
De EQUO, solo les invito a conocerlo. Veran enseguida las distancias y similitudes con los “minoritarios”, adjetivo que hasta el domingo no sabremos si debe aplicarse al que por el momento solo es el “nuevo” partido en España.
Entonces sabremos si las urnas reservan un lugar en el parlamento para las tres formaciones, y en unos años, el que la historia reserva a cada uno de ellos.
 

Juan Manuel Mancebo Fuertes
jmanceb@gmail.com

2 Comentarios

  1. Estimado JM Mancebo, solo para recordarte que en el estado español existen nacionalidades que tambén optan por tener representación en las Cortes. De hecho es posible que el tercer partido sea CIU. Digo esto porque parece que hay una especie de upydización (españolización) en el imaginario de alguna izquierda. Esto es especialmente chocante cuando se escribe desde una revista que se reclama andalucista.

  2. ANDALUSI LIBERTARIO

    En esta JORNADA DE REFLEXION, que en la muchas veces milenaria Historia de nuestro Pueblo ya va para más de Quinientos años de expolio y genocidio sistemáticos, ante el desprecio casi absoluto por la Cultura (cuyo origen etimológico viene de CULTIVAR) y el Arte de la mayoría de los partidos que concurren a este sistema electoral orquestado por el tardofranquismo, no quisiera dejar pasar esta oportunidad del respetable sin reflexionar sobre EL POLITICO COMO OBRA DE ARTE.

    ¿Cómo? ¡Que ya caemos en el surrealismo a fuer de atropellos y desesperaciones seculares! Observad, queridos compañeros, tomándoos vuestro tiempo, con esa calva y esa barba del MONO a quien se parece esa etiqueta…

    http://www.youtube.com/watch?v=KEkQ9nLdtGc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *