Portada / Andalucismo / Cruzada por la verdad

Cruzada por la verdad

mentiraDESMIENTO a Max Stirner: no es verdad que exista mi verdad y la tuya. Si así fuera, coexistiría la verdad del asesino y de la víctima. La verdad imprudente de la consejera hamburguesa con la verdad inocente de los productores andaluces. Como dos medias verdades. Y no es así. Primero, porque la suma de dos medias verdades no es la verdad. Ni siquiera una verdad a medias. Más bien, una mentira duplicada. Y segundo, porque la verdad existe. Sólo que muy pocos se atreven a buscarla. Y menos a decirla.

La consejera alemana mintió. Imprudentemente. Nuestra ministra tardó en contestar. Imprudentemente. Y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria no abrió la boca. Imprudentemente. Es opinión unánime de los técnicos que habrían bastado 48 horas para desmentir a la consejera. Tres imprudencias encadenadas que han abierto otra herida más en nuestra sangrante economía. No son tres verdades y la mía. Son tres mentiras. Dichas y calladas. Y una sola verdad. Que nos duele a todos.

La verdad es una bacteria infecciosa infinitamente más dañina que la “E.coli”. Como decía Ramón y Cajal, un ácido corrosivo que salpica siempre al que la maneja. Siempre fue y será el poder quien disfrace el maniquí de la verdad con ropajes falsos. Y siempre fueron y serán los débiles quienes se quemen al intentar desnudarlo. Sólo el tiempo termina dando la razón a los débiles. Cuando el poder se ha gastado de usarlo. Y los débiles ya no están para gozar la victoria. Eso es lo que ha ocurrido con el bulo infame del Diccionario Biográfico Español. Un libelo de miles y miles de hojas compulsadas con el sello de la Academia para vestir de verdad un maniquí falso. Llamar cruzada a la guerra civil española es una vergüenza sin paliativos. Una mentira sin excusas. Un atentado miserable contra vivos y muertos. No es su verdad y la mía. Ni dos verdades a medias. Ni dos opiniones distintas. Es una mentira corrosiva que ha salpicado a quien la manejaba: un señor vinculado a la Fundación Francisco Franco, presidente de la Hermandad del Valle de los Caídos y miembro del Opus Dei. Pavonear los diplomas de académico e historiador no lo convierte en notario del pasado. Más bien, en un predicador para abducidos. Malo es que una opinión se argumente como verdad. Pero mucho peor es que una mentira se disfrace de opinión para evitar ser atacada. Por eso no me merece ningún respeto cuando omite calificar a Franco como dictador. No es su opinión: es mentira.

Igual que la mentira se contagia como una bacteria, también lo hace la responsabilidad de quien la consiente. Tan responsable o más que este sujeto es el Director de la Academia que lo disculpa alegando que “es muy difícil conseguir la objetividad absoluta cuanto más nos acercamos a la actualidad”. Hasta ha osado afirmar que a los jóvenes de hoy en día “les resulta más familiar el término de autoritario que dictatorial, porque quizá no sepan bien lo que es un dictadura”. Supongo que no se refiere a los estudiantes que han atestado las plazas de España exigiendo democracia real, de la que su destitución sería un magnífico ejemplo.

6 Comentarios

  1. Todo aquel que conozca Badajoz sabe que no hay ninguna diferencia con el norte de las provincias de Sevilla y Huelva. Sabe que Zafra es andaluza, que Jerez de los Caballeros y Monesterios son andaluces, y que solo la separación administrativa impuesta por el Estado español, siguiendo el invento francés de los cantones, en 1833, Javier de Burgos, con su proyecto administrativo, mutila nuestro territorio nacional, desgajando de Andalucía, estos pueblos así como otros de Córdoba y Jaén

    Pues bien, solo el 3% del río Guadalquivir se encuentra en lo que hoy, administrativamente, se considera suelo extremeño, y en base a ese tres por ciento, el Tribunal Constitucional español, nos niega nuestros derechos históricos. Esto debería tener, por parte de la oficialidad andaluza, una sola respuesta lógica y aplastante: que la Junta de Andalucía reclame todos los territorios de los reinos de Sevilla y de Jaén, anteriores al reparto provinciano de 1.833. Si estos territorios revirtieran a nuestra tierra, el Guadalquivir sólo discurriría por Andalucía.

    Pero una vez más, nos quedaremos solos. Nos llamarán lunáticos y nos sé cuantas cosas más, pero sólo cabe una alternativa: que los andaluces de conciencia nos olvidemos de una vez por todas de tanta retórica y teórica y nos pongamos a trabajar por una alternativa nacionalista, única forma real y posible de acabar con tantos años desprecios y humillaciones.

    Es la hora de menos lamentaciones y más reivindicaciones. Es la hora de dejar de mirarnos el obligo y de colaborar, codo con codo, todos a una, por la dignidad de nuestra tierra, ANDALUCIA

  2. Yo no vendo ninguna burra porque no vendo nada. P36 ha publicado ya dos editoriales sobre este tema muy claras que usted puede leer, si todavía no nos ha borrado de su memoria virtual. En concreto, el 18/03/2011.
    https://www.paralelo36andalucia.com/guadalquivir-el-regreso-del-centralismo/.
    ..y el 10/09/2010.
    https://www.paralelo36andalucia.com/el-robo-del-guadalquivir/
    En P36 se han publicado más de 30 artículos cuya temática es la defensa del Guadalquivir, mucho de ellos sobre la titularidad andaluza del mismo. Defender el Guadalquivir es antes que todo defender que sea un río vivo. Ahora bien, lo que no vamos a hacer es estar respondiendo a cada declaración individual que hiera alguna de nuestras finas y múltiples sensibilidades. Equo no ha dicho nada sobre este asunto. No hay ningún documento que explicite una opinión en este sentido, sólo opiniones personales.P36 es un espacio de ideas y cooperación política plural donde hay que evitar los lugares de confrontación infértil, que a algunos les gustaría que frecuentáramos para ver si se dinamitaba esta experiencia única de unidad en la diversidad.

  3. http://www.europapress.es/epsocial/politica-social/noticia-equo-apuesta-gestion-estatal-guadalquivir-pues-autonomica-hace-punto-vista-economico-20110530110318.html

    Francisco, no vendas la burra, que “un portavoz” de Equo ha dicho lo que ha dicho. No esperaba una respuesta tan ambigua, una respuesta que viene a decir que defendemos lo contrario pero no pensamos decir ni mu. Si para Los Verdes de Andalucía, para Paralelo 36, o para los andaluces independientes que se integran está por delante una formación en construcción que la defensa de los intereses de Andalucía, como se deduce de tu comentario echando balones fuera, me parece estupendo, es vuestra decisión, pero no os engañeis. La mayoría de los que vamos en sitonía ideológica estamos cansados del reconocimiento expreso, del sumo celo con las identidades de otros lugares (Euskadi, Catalunya) y del desprecio y la negación de la identidad andaluza mientras nuestros dirigentes, los que comandan los movimientos, ponen la otra mejilla, agachan la cabeza y no son valientes a la hora de defenderla.

    Si es tu proyecto, o si es el proyecto y lo que queda de ahora en adelante en P36, me parece estupendo, pero dejadlo claro para que muchos borremos esta web de nuestros historiales y esta revista de nuestros intereses. Si no, un editorial firmado por todos YA. Lo que es mal asunto es que se sea tan ambiguo y que nos ciegue una persona y un proyecto y que no veamos lo que pasa.

  4. Equo no se ha pronunciado sobre nada que tenga que ver con las competencias del Guadalquivir. Sólo son las declaraciones de una persona pero Equo es un proyecto en construcción y tendrán que ser las asambleas las que definan sobre cada uno de los problemas por medio de programas que todavía no están ni discutidos. Hasta el momento Equo es un manifiesto, y alguno textos más, que todos y todas, los que estamos en Equo , compartimos. Y en esos textos no hay nada tan concreto como el asunto del Guadalquivir. La posición que respaldan Los Verdes de Andalucía, ahora disueltos en Equo, es la misma que establece el actual Estatuto de Autonomía. La posición de P36 es la que se ha expresado en diversas editoriales. y no hay por qué repetirla cada vez que alguien dice algo. En P36 conviven y cooperan distintas culturas y sensibilidades políticas; mal asunto es este si tenemos que pronunciarnos sobre cada cosa que dice alguien de alguna de esas sensibilidades y que no nos gusta.

  5. Se echa de menos que Paralelo 36 se pronuncie sobre las declaraciones de Equo sobre la gestión del Guadalquivir, y tiene que hacerlo YA. Si los intereses de Andalucía no se priorizan sobre las estrategias políticas o personales Paralelo 36 no habrá servido de nada. Yo, que os seguía mucho, os dejo en cuarentena hasta que no haya un rechazo claro a esas declaraciones, y si ese rechazo viene de alguien de Los Verdes de Andalucía, mejor.

  6. andalú cabreao

    ¿Más ganas de “cruzadas”? No, Antonio Manuel, una “cruzada” o cualquier fundamentalismo clericaloide -aun sólo nominal- jamás podrá convertirse en el adalid de ninguna “verdad”.

    Porque las “cruzadas”, después de una experiencia de siglos en Al-Andalusía y para toda la Humanidadrepresentan algo muy distinto:

    http://www.youtube.com/watch?v=ruJ0AMxijdQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *